Comparativa Renault: Los Clios deportivos

Diego Zotes13 nov 2001
Mucho más bonito y distinguido que su antecesor y con una fuerte personalidad gracias a su nuevo frontal, ópticas y paragolpes, el Renault Clio ofrece siempre, desde las motorizaciones más modestas a las más potentes, una versión específica adaptada a cualquier necesidad, entre las que no faltan las versiones deportivas que se ofrecen en tres niveles, con una elevada potencia en función de su cilindrada: son el 1.4 16V (98 CV), el Sport 2.0 16V (172 CV) y el Sport V6 3.0 (230 CV).
Inicio
CLIO DEPORTIVOS

a fondo :: Comparativa Renault 1

Mucho más bonito y distinguido que su antecesor y con una fuerte personalidad gracias a su nuevo frontal, ópticas y paragolpes, el Renault Clio ofrece siempre, desde las motorizaciones más modestas a las más potentes, una versión específica adaptada a cualquier necesidad, entre las que no faltan las versiones deportivas que se ofrecen en tres niveles, con una elevada potencia en función de su cilindrada: son el 1.4 16V (98 CV), el Sport 2.0 16V (172 CV) y el Sport V6 3.0 (230 CV).
RENAULT CLIO 1.4 16V: PRIMER ESCALON DEPORTIVO

a fondo :: Comparativa Renault 2

Modesto a primera vista, este 1.4 litros de 16 válvulas tiene en sus altas prestaciones y su bajo consumo un equilibrio difícil de igualar, que sorprende no sólo por su deportividad sino también por el frescor de sus depuradas líneas.

a fondo :: Comparativa Renault 3

Ocupa el primer escalón el motor 1.4, con culata de 16 válvulas y un rendimiento de casi 100 CV (98), realmente destacado para su cubicaje. Así con 98 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 13,3 mkg a 3.750 rpm, este motor permite en el nivel de acabado Dynamique un Renault Clio deportivo de prestaciones muy destacadas, con 185 km/h de velocidad punta y 10,5 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h (y 32,3 en el km con salida parada), registros muy brillantes y sorprendentes para un vehículo con un motor de 1.390 cc.
Como primer escalón deportivo de la gama Renault Clio, este 1.4 16V de 98 CV se permite el lujo de ofrecer unos consumos realmente impropios de su nivel de prestaciones; así, su promedio combinado queda claramente por debajo de los 7 litros/100 km (6,7), pero es que el mínimo (ciclo extraurbano) es de sólo 5,3, mientras que el máximo (ciclo urbano) apenas si supera los 9 litros (9,2). Unas cifras de auténtico utilitario, que contrastan con su sorprendente nivel de prestaciones.
Muy confortable y amplio, su equipamiento en el nivel Dynamique no se priva de los detalles específicos de las versiones deportivas, como las llantas de aleación (de 15 pulgadas en este caso) con neumáticos de 175/55, faros antiniebla, cuadro de instrumentos "sport", asientos deportivos (con reglaje lumbar y de altura) y hasta ordenador de a bordo.
Y ello incluyendo todo el equipamiento general del Renault Clio (nivel Expression), que en el aspecto de seguridad incluye los frenos con ABS y frenada de emergencia (SAFE), airbags frontales y laterales, anclaje Isofix para asientos infantiles, volante de seguridad, 5 apoyacabezas, etc, además de retrovisores exteriores por mando eléctrico (y en color carrocería), faros de doble óptica, lunas tintadas atérmicas (con parabrisas especial amortiguador de ruidos), elevalunas eléctricos delanteros (con mando de impulso en el del conductor), telemando de cierre centralizado, volante regulable en altura, servodirección eléctrica, bloqueo automático de puertas (al superar los 7 km/h), filtro de habitáculo, banqueta posterior plegable 1/3-2/3, temporización de alumbrado, etc.
Un equipamiento completísimo para un deportivo polivalente que se ofrece a un precio extraordinariamente competitivo, por debajo de los 11.000 euros. Esto es, 1.805.288 pesetas para el Renault Clio Dynamique 1.4 16V 3 puertas y 1.880.162 pesetas para el Renault Clio Dynamique 1.4 16V 5 puertas, con las únicas opciones del pack climatización (que incluye aire acondicionado y parabrisas atérmico), pintura metalizada, radiocassette 4x15 o radiocassette 4x15 con cargador CD y el techo practicable eléctrico.
El rey de los "GTi"
CLIO RENAULT SPORT 2.0 16V: EL REY DE LOS "GTI"

a fondo :: Comparativa Renault 4

Con el motor de 2.0 litros ligeramente retocado este Clio es ya claramente un vehículo sport, convirtiéndose en el rey de los GTI por sus prestaciones, sin renunciar a la funcionalidad y polivalencia tradicional del modelo.

a fondo :: Comparativa Renault 5

En un segundo nivel, ya más elevado y claramente "sport", se encuentra el Clio Renault Sport 2.0 16V, sólo en carrocería tres puertas y dotado esta vez del poderoso dos litros de 16 válvulas -1.998 cc- con 172 CV a 6.250 rpm, el motor atmosférico más potente de su categoría, que además de entregar tal caballería ofrece un par máximo de casi 21 mkg (20,7) a un régimen nada exagerado (4.500 rpm) garantía de un uso civilizado y elástico en conducción turística.
Con 220 km/h y una aceleración de 7,3 segundos de 0 a 100 km/h (y tan sólo 27,7 segundos en el km con salida parada), el Clio Renault Sport 2.0 16v se presenta como el rey de los "GTI", con unas prestaciones dignas de muchos coupés deportivos de gran turismo, conservando a la vez la funcionalidad y la polivalencia de la carrocería tradicional del resto de la gama Renault Clio.
Renault ha retocado ligeramente este motor, revisando su sistema de admisión para mejorar la flexibilidad a bajo régimen. Además de contar con un nuevo filtro de aire de gran volumen y disponer de distribución variable VVT (Variable Valve Timing, un desfasador del árbol de levas de admisión) monta ahora una admisión de doble fase, pilotada a través de un doble conducto; así, un único conducto se abre a bajo régimen para favorecer el par motor, mientras que a alto régimen se abren los dos, para mejorar el llenado de cilindros y suministrar la máxima potencia, habiendo sido diseñados ambos con el fin de reducir el nivel sonoro. Además, el catalizador adquiere ahora antes su temperatura óptima de trabajo, satisfaciendo ya la normas anticontaminación Euro 4 (que entrarán en vigor en el 2005).
Otras modificaciones han mejorado aún más el ya de por sí brillantísimo rendimiento del Clio Renault Sport 2.0 16V, con un ligero acortamiento del desarrollo final (-5%) que ha permitido mejorar las aceleraciones y, sobre todo, las recuperaciones. Tras unos reajustes en la geometría de las suspensiones, con nuevos tarados de amortiguación y su generoso calzado, ahora con llantas de aleación de 7 x 16 pulgadas, con neumáticos de 195/45 VR 16, el Clio Renault Sport 2.0 16V mantiene la asistencia hidráulica para su dirección, ahora más rápida, a la vez que arroja un excelente comportamiento con sus barras estabilizadoras reforzadas de 25 y 22 mm de diámetro (delantera y trasera respectivamente). Los frenos, con discos a las 4 ruedas, son ventilados delante.
El equipamiento específico Sport incluye además de todo lo ya anticipado en el Expression y Dynamique, detalles como sus asientos envolventes marcadamente deportivos, al igual que los pedales, mando de la palanca de cambios, etc, además del limpiaparabrisas inteligente con sensor de lluvia, el encendido automático de faros en función de la luz ambiente o el ordenador de a bordo con pantalla multifunción, amén de un exquisito interior en piel y Alcántara, quedando en opción el sistema de navegación Carminat. Si pensamos en que Renault ofrece todo esto por 3,2 millones de ptas (19.350 euros), no cabe duda de que estamos ante un Renault Clio supercompetitivo.
De la vocación deportiva de este Clio Renault Sport 2.0 16V da fe la existencia de dos variantes exclusivas para la competición. Una es la Copa (Cup) que incorpora de serie los elementos de seguridad requeridos en la homologación de competición, una dirección más rápida y un depósito de combustible más grande, con el motor retocado hasta los 180 CV a 6.300 rpm (21,7 mkg a 5.300 rpm) y un cambio de 6 marchas con mando secuencial. La otra versión es la Grupo N (coches de serie), con la dotación de seguridad citada pero con la mecánica de estricta serie, si bien con un nuevo cambio acortado, con caja de 5 marchas de dientes rectos y diferencial autoblocante.
De las carreras a la calle
CLIO RENAULT SPORT V6 3.0: DE LAS CARRERAS A LA CALLE

a fondo :: Comparativa Renault 6

El "summum" de la expresión deportiva de la gama corre a cargo de un vehículo singular, tanto en su exterior como en el bastidor que cambia radicalmente sobre el original del Renault Clio. Nos referimos, claro está, al Clio Renault Sport V6, la versión con el motor central V6 de 3 litros de cubicaje y 230 CV, con el que el nombre de Clio se asocia ya a un auténtico coche de carreras.
El Clio Renault Sport V6 nació como "Trophy" en el Salón de París de 1998, tomando el testigo del legendario R-5 Turbo de los 80. Fruto del trabajo de la división Renault Sport, en colaboración con TWR, es un estricto dos plazas que toma la parte delantera del Renault Clio sobre un nuevo bastidor con 4 cm más de batalla, en el que se aloja de forma transversal por delante del eje posterior el motor V6 3.0 de 24 válvulas conocido en los Laguna, Espace y Avantime, potenciado a 230 CV a 6.000 rpm con un par máximo de 30,6 mkg a 3.750 rpm.

a fondo :: Comparativa Renault 7

Nuevas vías de 1,50 y 1,51 m, más un cambio manual de 6 relaciones permiten ofrecer un verdadero coche de carreras, que ahora conoce ya una versión "de calle", con sus llantas OZ de 17 pulgadas con neumáticos diferenciados (205/50 delante y 235/45 detrás) y unos frenos de grandes discos. Los discos delanteros, ventilados, de 330 mm de diámetro, cuentan con unas pinzas AP de 4 pistones. Los traseros son de 300 mm de diámetro. El resultado es un Renault Clio superdeportivo capaz de alcanzar los 235 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6,5 segundos (y nada más que 26,5 segundos en el km desde parado), prestaciones que sólo los auténticos GT de altas prestaciones se pueden permitir.
Sin embargo, el Renault Clio Renault Sport V6 no renuncia a un equipamiento de primer nivel pese a tratarse de un superdeportivo pensado para la competición. Así, cuenta con cuatro airbags, cinturones con pretensor y limitador de esfuerzo, tapicería en cuero y Alcántara (como el 2.0 16V), consola de aluminio, aire acondicionado, elevalunas eléctricos, telemando de cierre, equipo hi-fi con lector (y cargador) CD, etc, etc.
De este modo, los amantes de las altas prestaciones y de las sensaciones extremas que proporciona un vehículo de esta clase no tienen que renunciar al refinamiento de un gran turismo, sin que su consumo, gracias al contenido peso final (1.330 kg) tampoco resulte disparatado (11,2 litros/100 km en el promedio combinado, con 8,9 en ciclo extraurbano).
Este Reanult Clio superexclusivo, fabricado artesanalmente en Dieppe y montado entre las instalaciones francesas de Renault y las suecas de TWR a razón de 12 unidades diarias, sale sin embargo al mercado a un precio de 6 millones de pesetas, nada exagerado para un modelo tan fuera de serie y especial con sus sorprendentes prestaciones.