Cómo fabrica Maserati: Artesanía digital

portadamaserati_7f071d8a5830d8b42b9e306bd.jpg
Raúl Toledano17 abr 2015
La marca de lujo Maserati digitaliza los procesos de análisis y desarrollo de sus automóviles gracias a una nueva colaboración con Siemens, reduciendo los plazos de producción y mejorando la ejecución y fabricación de los componentes.
El grupo italo americano Fiat Chrysler Automobiles NV está en plena estrategia de expansión, con un objetivo claro en Europa: ser una alternativa sólida al dominio alemán. En el terreno del lujo, Maserati, hasta ahora una firma minoritaria, artesanal y altamente exclusiva, debe plantar cara a las firmas premium germanas: Audi, Mercedes y BMW.
¿Cómo conseguirlo? Ampliando su gama de automóviles de aquí a 2018: en 2013 fue una berlina más compacta (Ghibli), en 2014 el sedán de representación Quattroporte recibía su primer motor diésel, para finales de este 2015 está prevista la llegada de un SUV (Levante) y a partir de 2016 llegará un deportivo más ligero (Alfieri) con versiones coupé y cabrio.
Si todo va según lo previsto por Sergio Marchionne, CEO del consorcio, las ventas de la marca del tridente crecerán exponencialmente y, entre el cliente más sibarita, Maserati se verá como una opción de compra real. Claro que para cumplir con los objetivos comerciales será fundamental agilizar el ritmo de producción, una tarea nada sencilla para una marca acostumbrada a una fabricación de corte artesanal, casi familiar.Maserati quiere que la vean como una opción de compra real
Y aquí entra el nuevo partner de Maserati, el gigante tecnológico Siemens, que a través de la digitalización de los complejos procesos de producción de Maserati y en concreto de su Ghibli (el modelo más vendido en 2014 de la marca) optimiza las técnicas de análisis, reduce significativamente el tiempo invertido en el desarrollo del coche y al unísono mejora la ejecución y la fabricación de los componentes finales.Para vender más coches hay que producirlos más rápido
Es lo que se conoce como industria 4.0, otro punto de partida para crear productos sofisticados como los que pretende poner en juego Maserati. Concretamente de lo que ha provisto Siemens a la marca de Módena es de un software (CAD NX) para crear virtualmente, simular y probar el Ghibli. Los procesos de producción se simularon eficientemente utilizando el portafolio de productos Tecnomatix mientras que Siemens TIA se ha utilizado para la automatización de la línea de producción. Crea, simular y probar virtualmente el Ghibli
El Maserati Ghibli se puede ver en estos días en la Feria de Hannover en el Ghibli digitalization showcase, una presentación interactiva que muestra al público como de un modelo virtual se produce el coche real, tal y como ocurre en la planta de producción digital de Turín donde Maserati produce sus propia berlinas.