Comienzo de la operación salida: Recomendaciones para viajar con seguridad este verano

coches_1cb7e37e769c3de211daf0274.jpg
Autocity01 jul 2015
La Fundación CEA publica una serie de recomendaciones y publica un portal con información de interés para conductores. Por su parte, la DGT instalará radares móviles en 1.500 puntos de las carreteras para incidir en el control de velocidad como medida de prevención.
La Fundación CEA (Comisariado Europeo del Automóvil), coincidiendo con el inicio de la operación salida, ha recordado que en la época estival aumenta el índice de accidentes y cabe extremar las precauciones

El año pasado, el tipo de accidente de tráfico más común en carreteras durante el verano fue la salida de vía. Si bien el año pasado se redujo considerablemente el número de víctimas en verano, desde la Fundación CEA destacan que aún hay datos sorprendentes como que el 26% de los fallecidos en turismos no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Además de lanzar una serie de recomendaciones para viajar con seguridad por carretera, la Fundación CEA ha habilitado un canal de información para el automovilista que contiene datos de interés sobre el estado de las carreteras, gasolineras más baratas, localización de radares y puntos negros, estaciones de ITV e información varia.

operacion_salida_55e8248e24f8a81dd75463812.jpg

Comienzo de la operación salida

Por su parte, la DGT ha anunciado que pondrá en marcha radares móviles (cuya localización exacta se dará a conocer a través de la web de la DGT) en 1.500 puntos de las carreteras, incidiendo en el control de velocidad y del consumo de alcohol y drogas especialmente en carreteras secundarias

Según la DGT, se esperan 81,5 millones de desplazamientos entre julio y agosto. Para este viernes, cuando dará comienzo la operación salida, la franja de horas desfavorables será desde las 15.00 horas hasta las 00.00 horas en sentido salida de los grandes núcleos urbanos.

La operación salida dispondrá radares móviles en 1.500 puntos de las carreteras
Recomendaciones de la Fundación CEA

- Programar el viaje con antelación y revisar toda la documentación que se debe llevar (permiso de circulación, carnet de conducir, acreditación de haber pasado la ITV, etc.).

- Revisar todos los elementos mecánicos del vehículo como agua, aceite, líquido de frenos, luces y neumáticos. Precisamente, el estado de los neumáticos es determinante para evitar siniestros, no en vano, uno de cada cien accidentes está provocado por ruedas defectuosas.

- Descansar adecuadamente antes de iniciar el viaje. No iniciar nunca un viaje si no se encuentra descansado o no tiene previsto compartir las horas de conducción. Dormir inadecuadamente duplica la posibilidad de tener un accidente y, además, un conductor fatigado mira las señales y el retrovisor hasta cuatro veces menos.

operacion_salida_7b4b40656319462200dbc7664.jpg

- Planificar el itinerario. Hay que elegir la ruta más idónea y que presente mayor seguridad, independientemente el tiempo que sea necesario invertir. Las autopistas son las vías más recomendables por su seguridad.

- Viajes en grupo. Es bastante frecuente salir de vacaciones con familiares y amigos en varios vehículos. En este caso, se suelen disparar algunas conductas de riesgo, como el adelantamiento precipitado. Por este motivo, es conveniente circular a un ritmo similar y sin pretender realizar el viaje en cada momento juntos.

- No fijarse un horario de llegada. Un error grave y frecuente es establecer una hora de llegada al lugar de destino, puesto que un posible retraso puede hacer que se quiera recuperar el tiempo perdido y con ello incrementen las conductas de riesgo, como el aumento de velocidad o los adelantamientos indebidos.

Es recomendable planificar la ruta, revisar los elementos mecánicos antes de salir y no fijarse horario de llegada
- Horas de más peligro. Es preferible viajar durante el día, sobre todo si se tiene problemas de visión o somos proclives a quedarnos dormidos. Durante la noche, las posibilidades de sufrir un siniestro se incrementan entre las dos y las cinco de la madrugada. Del mismo modo, hay que evitar conducir entre las dos y las cuatro de la tarde.

- Paradas recomendadas para el descanso. Numerosas investigaciones demuestran que nunca se debe conducir en una misma jornada más de ocho horas y que se debe parar cada dos horas o cada 150-200 kilómetros.

- Comida adecuada. Durante el viaje se debe realizar una alimentación ligera y no grasa, respetando los horarios habituales de comida, siendo conveniente dar un paseo después de las comidas. También es aconsejable beber abundante agua para contrarrestar la fatiga muscular.

operacion_salida_1f0b5322fe452771664c3be39.jpg

- Ambiente interior en el vehículo. El coche debe estar bien aireado y a una temperatura de unos 20 grados, algo fundamental para evitar la fatiga y el adormecimiento.

- Evitar el exceso de equipaje siempre que sea posible. Con ello mejorará la estabilidad, la frenada y el consumo.

- Siempre, en cualquier desplazamiento, ya sea de corto o largo recorrido, deben utilizarse los sistemas de seguridad adecuados. Cinturón, casco o sillas infantiles pueden salvarnos la vida.

- No consumir alcohol ni drogas, no superar los límites de velocidad y mantener siempre la distancia de seguridad.

- Atención a los desplazamientos cortos en carreteras secundarias, son los más peligrosos.

- Conducir de manera eficiente para ahorrar combustible: bajas velocidades, marchas largas y manteniendo la distancia de seguridad.