Coma y Al Attiyah acarician la victoria en el Dakar:

Agencia EFE15 ene 2011
El piloto español Marc Coma, en motos, y el qatarí Nasser Al Attiyah, en autos, acarician la victoria en el Dakar 2011 a falta de una jornada para el final del rally.

Coma (KTM) dio hoy un pasito más hacia su tercera corona "dakariana" y se llevó la duodécima etapa, entre San Juan y Córdoba, por delante del francés Cyril Despres (KTM), a quien sacó 37 segundos.

Con este triunfo, el quinto en esta edición del rally, el catalán se situó un poco más líder y ya está a 16 minutos y 36 segundos por delante de Despres, una distancia que debería permitirle afrontar la última jornada con garantías, aunque en el Dakar nada está hecho hasta que se ha cruzado la meta, como bien sabe Coma.

"Quedan 180 kilómetros y cuentan igual que los otros. Vamos a ser cautos, nos queda poco, pero todavía queda", dijo Coma.

Despres tampoco arrojó la toalla y avisó que apretará hasta el final por si puede aprovechar el más mínimo error de su rival.

La etapa de hoy fue más complicada de lo que estaba previsto porque algunas zonas se convirtieron en un barrizal por las intensas lluvias y el paso de los camiones, que salieron antes que el resto de los vehículos.

El chileno Francisco "Chaleco" López (Aprilia) consiguió la cuarta posición y se mantiene tercero en la general, un sitio que muy probablemente no abandonará hasta el final del rally y que le permitirá igualar el podio obtenido el año pasado.

El español Joan Pedrero, escudero de Coma en KTM, fue octavo y se afianzó en la quinta plaza en la general, toda una hazaña para ser su primer año como piloto profesional.

La también española Laia Sanz (Honda) finalizó en la posición 51, y tiene prácticamente asegurada la primera plaza en la categoría femenina en su primera participación en el Dakar, después de ganar diez veces el mundial de trial.

Si en la competición de motos el rally ofrece un atisbo de incertidumbre, la de autos parece totalmente sentenciada a favor del qatarí Nasser Al Attiyah (Volkswagen).

Al Attiyah, que hoy fue tercero en una etapa que ganó el español Carlos Sainz (Volkswagen), cuenta con más de 48 minutos de ventaja sobre el surafricano Giniel De Villiers (Volkswagen).

"Mañana será un día especial, ojalá acabe la etapa y luego podamos celebrar esta gran victoria", dijo hoy un sonriente Al Attiyah al finalizar la jornada.

El día después de la aciaga jornada en que quedó fuera de la lucha por el rally, Sainz se resarció con un "pequeño premio de consolación" al ganar su sexta etapa en este Dakar.

El madrileño perdió ayer más de una hora al romper la dirección y la suspensión de su Touareg y echó al traste las opciones de revalidar el triunfo del año pasado.

Ahora Sainz marcha tercero en la general, sin posibilidades de atrapar a De Villiers, segundo, y con una ventaja de veinte minutos sobre el francés Stéphane Peterhansel (BMW), que es cuarto.

De este modo, todo parece indicar que la marca de Wolfsburgo repetirá el "triplete" conseguido en 2010, aunque variará la distribución de los pilotos en los cajones del podio.

Los pilotos enfrentarán este sábado los últimos 181 kilómetros cronometrados del rally, entre Córdoba y Buenos Aires, con un largo enlace antes de que la capital argentina reciba a los nuevos vencedores de la carrera más dura del mundo.