Coches millonarios de ensueño: Dónde invertir si toca la lotería

portadasubmill__d2672e33ce0289ea29cc06b58.jpg
Enrique Marco20 dic 2013
La mejor opción a la hora de invertir tu dinero si te toca la lotería es un coche clásico de alto nivel. Así lo confirman algunos estudios recientes, que lo recomiendan por encima de la inversión en inmuebles, oro, obras de arte, etc. Seleccionamos una interesante muestra de los próximos coches de este tipo que van a salir a subasta.
El próximo domingo se celebrará el tradicional sorteo de la lotería de Navidad, y a más de uno le va a tocar un buen pellizco. Si al afortunado le gustan los coches se le plantea el dilema de “gastar” o “invertir”; que por supuesto es bien distinto. Si lo que quiere es gastar lo tiene bien fácil, pues por ejemplo puede reservar algo más de 200.000 euros para el último superdeportivo del que hemos informado, el Lamborghini Huracán. Este, como cualquier otro coche nuevo que compre, a los pocos años valdrá la mitad, por lo que evidentemente podremos decir que “se ha gastado” el dinero. Pero ¿podemos “invertir” los enamorados de los coches? Claro que sí, y según el último informe de la prestigiosa consultora Knight Frank la inversión será mucho más rentable que si lo hacemos en inmuebles, arte, oro o incluso en la bolsa.
En el reciente estudio de Knight Frank -que también analiza la evolución de otro tipo de inversiones como antigüedades, joyas, sellos, etc- se determina que la rentabilidad de los coches clásicos bien elegidos y de alto nivel puede ser del 28% a un año, del 115% a cinco años y del 430% a diez años; lo que supone unos intereses muy superiores al resto de inversiones. No es fácil acertar en el modelo adecuado, y para ello en Estados Unidos incluso se han creado “Fondos de Inversión de Coches Clásicos”, los cuales venden participaciones y pagan a sus clientes gracias a las plusvalías que obtienen con la compraventa. Evidentemente un particular profano en la materia puede, no sólo no ganar, sino perder mucho dinero y acumular muchos quebraderos de cabeza si no elige bien la pieza.
En Autocity, aunque no seamos expertos en inversión en coches clásicos, sí tenemos algo de idea de dónde se mueven los mejores negocios: en las cinco o seis subastas anuales que organizan empresas como Gooding y RM Auctions, en lugares como varios puntos de Estados Unidos, Londres, París, Montecarlo o Lago de Como (Italia). Vamos a ver cuál es la próxima subasta de prestigio y qué piezas van a salir a la venta. Si a alguien le ha gustado esta idea, y es de los afortunados que se lleva unos cuantos cientos de miles de euros en el sorteo de la lotería del próximo domingo, que apunte esta fecha y este lugar: 16 y 17 de enero, Arizona Biltmore Resort & Spa (Phoenix, Arizona).

ssubmillxfrontantiguo_895d11bdf2d6c96318f557fb1.jpg

En la primera gran subasta de 2014 organizada por RM Auctions, la de Arizona, van a salir a la venta 120 impresionantes coches que se venderán por precios que oscilan entre los poco más de 30.000 euros a los alrededor de 6 millones de euros que se esperan sacar por el Ferrari más exclusivo de la cita. No podemos analizar los 120 lotes, por lo que vamos a realizar una selección, ya no sólo hablando de los más cotizados, sino también de algunos otros automóviles más accesibles por precio pero tremendamente atractivos por historia y belleza. Comenzamos, cómo no, con un Ferrari, el cual es la joya de la subasta de Arizona, pues se espera que sea el más valioso de la subasta, que no de los últimos años, pues recientemente se han adjudicado otros modelos de Ferrari por hasta 20 millones de euros.Para no variar, un Ferrari volverá a ser el modelo más cotizado de la primera gran subasta de 2014
El Ferrari 250 GT LWB California Spider de 1958 es el nº11 de los 50 que se construyeron como éste, y ha sido recientemente restaurado. Otras transacciones de versiones idénticas a ésta han sido más cuantiosas todavía, pero en RM Auctions son prudentes y estiman que se podría adjudicar por alrededor de 6 millones de euros. Tras el Ferrari, nos fijamos en dos joyas de los años 20 y 30, un Bentley 4 ½ Litre Tourer del 29 y un Hispano-Suiza J12 Cabriolet deVille del 35. El elegante automóvil español cuenta con un motor V12 de 9,4 litros de cilindrada capaz de generar 220 cv, una elevadísima potencia para la época. Podría adjudicarse por unos 850.000 euros. Algo más cotizado (1,5 millones aproximadamente) parece estar el Bentley carrozado por Vanden Plas, quizá por su gloriosa historia, ya que el motor no tenía nada que ver con el del hispano, pues el británico se conforma con un 4,4 litros de 100 cv. Y también para los nostálgicos de los coches muy antiguos, nos hemos fijado en el que probablemente sea el coche de carreras más famoso de la primera mitad del siglo XX: el Bugatti T35. Esta unidad de de 1930 está valorada en unos 600.000 euros, pues es una pieza ideal para participar en competiciones de vehículos históricos rebosando glamour. Tiene un motor de 8 cilindros sobrealimentado de 2,2 cc y 130 cv. Y finalizando con los más antiguos, no podemos pasar por alto este BMW 327/28 Coupe de 1939. De este elegantísimo modelo solo se construyeron 86 unidades, y RM Auctions estima que podría cambiar de manos por unos 130.000 euros.

ssubmillxjaguar_7c025de7ab65f66d95816406c.jpg

Seguimos con ejemplos que no son excesivamente costosos, como uno de los Jaguar E-Type que se pueden comprar en la cita Arizona. Y es que prácticamente en toda subasta de este tipo encontramos alguna unidad del que Enzo Ferrari dijo que era el coche más bonito que jamás había visto. Por suerte se hicieron muchas unidades (incluso en Autocity probamos uno) y se pueden comprar también en compraventas especializados a partir de 60.000 euros, aunque unidades muy buenas como la que hemos seleccionado (un 3.8 de la primera serie y del año 1964) rondará seguramente los 90.000 euros.
Otro que no suele faltar en las subastas de alto nivel es el Mercedes 300SL, bien el rodaster o bien el más famoso “Alas de Gaviota”. La unidad que venden en la subasta de Arizona es la que Mercedes utilizó en 1956 para exponer en el Salón del Automóvil de Turín, y por esta pieza se espera recaudar cerca de un millón de euros. En el mismo color plata e igual de bonito se vende el Aston Martin DB5, famoso por las películas del agente 007. Lejos del precio que alcanzó la unidad concreta conducida por James Bond en un par de películas, el que se pone a la venta en Arizona se estima que alcance un valor de unos 450.000 euros. Y el más moderno de los que hemos seleccionado data de 1988: un Porsche 959. Fue el superdeportivo de los 80 por excelencia (junto al Ferrari F40) y sólo se fabricaron 268 unidades. Curiosamente el modelo que el 16 de enero saldrá a la venta conserva su matrícula original de Madrid, pues del 88 a 2006, según dice el historial del coche redactado por RM Auctions, “su primer propietario fue un industrial muy conocido”, quien lo vendió al residente en España Mr. Robert Slutz. En 2011 su segundo propietario lo trasladó a New York y se restauró su motor. Sólo tiene 22.000 km y se espera sacar por él unos 600.000 euros.

ssubmillxporscghe_3cd2d4fb2a944e32ad62cf8c3.jpg

En fin, que ya sólo nos queda tener el capital necesario para invertir, pujar en una subasta de estas y lanzarnos a por nuestro modelo favorito. Además, si hay suerte con la elección y Knight Frank tiene razón, en 10 años lo podremos vender y habremos realizado un estupendo negocio.