Citroën Pluriel Clavileño: Con los ojos cerrados

Diego Zotes28 jul 2004
No estamos hablando de otro coche de película, sino de un vehículo real que puede circular, y que gracias a un ordenador y un GPS diferencial es capaz, sin la intervención del conductor, de detectar una curva y realizar el giro, de hacer un adelantamiento o de evitar una salida de la carretera. Es el Citroen Pluriel Clavileño, se conduce sin manos y se está desarrollando en España por el Instituto de Automática Industrial del CSIC.
Inicio
EL COCHE FANTASTICO

a fondo Citroën Pluriel Clavileño 1

No, no estamos hablando de un coche de madera, ni de una aportación de Citroen a El Quijote, sino de un vehículo real que puede circular, y que gracias a un ordenador y un GPS diferencial es capaz, sin la intervención del conductor, de detectar una curva y realizar el giro, de hacer un adelantamiento, o de evitar una salida de la carretera. Es el Citroen C3 Pluriel Clavileño, "se conduce sin manos" y se está desarrollando en España por el Instituto de Automática Industrial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dentro de Programa Autopía.

a fondo Citroën Pluriel Clavileño 2

  Este proyecto lleva ya seis años de investigación, y consiste en la aplicación de robots móviles al mundo del automóvil. Ya se ha estado trabajando en otros dos Citroen Berlingo eléctricos construidos en la factoría gallega de Vigo (a los cuales se les ha llamado Babieca y Rocinante), pero ahora los esfuerzos se centran en un C3 Pluriel 1.6i SensoDrive, también fabricado en España, en el Centro de Madrid.
Los Citroen desarrollados por el CSIC están preparados para realizar trayectos preestablecidos y llegar al destino final sorteando diversos obstáculos. Gracias al buen funcionamiento del GPS -el cual informa al ordenador de la situación del coche- y del ordenador propiamente dicho -que controla la velocidad y la dirección del vehículo- la precisión es casi absoluta, con un margen de error estimado inferior a los dos centímetros.
De esta forma se pone de manifiesto que los coches sin conductor ya no son únicamente fruto de la imaginación o del cine, sino que a medio plazo los coches podrán, entre otras cosas, detectar a otros vehículos en los cruces, o utilizar pilotos automáticos en situaciones determinadas como por ejemplo en los atascos, etc. Todo ello con el fin de aumentar la comodidad y la seguridad en la conducción.

Enrique Marco
21 de Julio de 2004