Citroen llevará la línea de modelos DS a América Latina, China y Rusia:

Agencia EFE04 nov 2011
Citroen extenderá el campo de acción comercial de su línea exclusiva de modelos DS a América Latina, China y Brasil desde el año que viene, anunciaron hoy directivos de la marca gala en la presentación del nuevo Citroen DS-5, en la localidad francesa de Niza.

La comercialización de estos modelos en China se hará en régimen de sociedad de riesgo compartido (joint venture) con un socio local, mientras que en América Latina los primeros mercados que recibirán estos dos modelos serán Brasil y Argentina.

Citroen ha dado a conocer hoy a la prensa especializada española el nuevo DS-5 que llegará al mercado español el próximo febrero y que constituye el tercer modelo de esta serie especial evocadora del significado de los modelos DS-19 y DS-21, conocidos popularmente como Tiburón, tras los ya comercializados DS-3 y DS-4.

Los responsables de la marca francesa del Grupo PSA confirmaron que habrá nuevas versiones DS en el futuro y, en este sentido, solo se ha anticipado una versión cabrio o descapotable del DS-3.

Sobre el DS-5, que la marca encuadra en el segmento de las berlinas medias-altas, en competencia directa con el Audi A4, la serie 3 de BMW o la Clase C de Mercedes, las previsiones de ventas en todo el mundo para el primer año completo de comercialización son de unas 40.000 unidades.

En la gama DS ya se han consolidado 135.000 ventas del modelo DS-3, el primero en ponerse a la venta, mientras que en el DS-4, todavía en fase de promoción, la marca asegura tener 40.000 pedidos.

En estos dos modelos, los responsables de la firma automovilística señalaron que entre el 50 % y el 60 % de los compradores de estos modelos son nuevos clientes captados para la marca por el valor añadido que entraña esta serie especial DS.

Exteriormente, el DS-5 es el modelo de esta gama que menos sigue las pautas de diseño de los modelos estándar C, por lo que se presenta como un automóvil bastante diferente en arquitectura al Citroen C-5.

El habitáculo del modelo ha seguido un estilismo propio de la aeronáutica y su consideración como berlina de alta gama ha llevado al empleo de materiales nobles como cuero en las tapicerías, cromados repartidos por varias zonas y un profuso equipamiento de serie en materia de seguridad, confort e innovaciones tecnológicas.

El Citroen DS-5 se comercializará en principio con dos motores gasolina, fruto de la colaboración de PSA Peugeot Citroen con el Grupo BMW. Se trata de los THP de 1.6 litros con potencias de 155 y 200 CV.

En el ciclo diesel se cuenta con el 1.6 e-HDI (con start and stop de segunda generación) de 110 CV, además del 2.0 HDI de 160 CV.

Esta gama de motores convencionales ofrece un rango de consumos de carburante entre los 4,4 y los 7,1 litros, en tanto que la versión diesel de acceso (110 CV) emite sólo 114 g/km de CO2.

A la gama del DS-5 se le une una mecánica híbrida (Hybrid-4) conformada por un propulsor diesel (delantero) de 160 CV y otro eléctrico (trasero) de 40 CV, con lo que el registro de potencia se eleva a 200 CV.

La novedad tecnológica de este motor es un cambio automático que admite cuatro modalidades: Auto (automático estándar), ZEV (para una conducción en modo eléctrico de cero emisiones), Sport (para exprimir prestaciones) y 4WD (tracción total en especiales condiciones meteorológicas o de tipo de calzada).

La horquilla de precios de venta del DS-5 para el mercado español oscila entre los 26.900 y los 41.900 euros.