Citroën Jumpy: Nuevo mercado

Enrique Marco03 nov 2006
El incremento de calidad y refinamiento de las versiones comerciales ha aumentado en los últimos años de tal forma que, en muchos casos, poco o nada tienen que envidiar a los turismos o a los demandados monovolúmenes.
Nuevo mercado
El incremento de calidad y refinamiento de las versiones comerciales ha aumentado en los últimos años de tal forma que, en muchos casos, poco o nada tienen que envidiar a los turismos o a los demandados monovolúmenes. La semana pasada pusimos el ejemplo del Fiat Doblo Panorama, y hoy nos toca hablar de un vehículo de un segmento superior y de reciente aparición: el Citroen Jumpy, que se renueva totalmente tras los 11 años de éxito de la versión anterior. Para la marca gala este segmento es muy importante, pues uno de cada cinco Citroen vendido en el mundo es un vehículo comercial. En concreto en España Citroen lidera el mercado desde 1996, y durante este año, hasta octubre, ha vendido nada menos que 41.514 unidades.

a fondo Citroën Jumpy 1

Por la estética del frontal el nuevo Jumpy puede recordar al Citroen C4 Picasso, pero básicamente está desarrollado a partir del monovolumen de gran tamaño Citroen C8. Existen varias versiones del nuevo Jumpy, con dos tipos de batalla y por consiguiente con diferentes medidas de carrocería; de furgón clásico chapado (con capacidades de carga de 1.200 kilos, un volumen de 7 metros cúbicos y 2.900 kilos de peso máximo autorizado), e incluso de piso-cabina para carrozar, y los Combi dedicados al transporte de personas. De estos últimos queríamos hacer especial hincapié en Autocity, ya que como hemos dicho en otras ocasiones presentan un perfil de usuario muy similar al de los monovolúmenes.
Este Jumpy, tan indicado para autónomos y profesionales, como para particulares que requieran un vehículo práctico y espacioso, tiene disponibles elementos de los turismos más evolucionados, como por ejemplo la suspensión neumática (opcional por 716 euros). El puesto de conducción, la insonorización o la calidad de acabados tampoco tiene nada que envidiar a los monovolúmenes. Mecánicamente los tres motores son diesel HDi, un 1.6 de 92 cv y dos 2.0 de 120 y 140 cv respectivamente. Todos ellos tienen un contenido consumo medio de entre 7,2 y 7,6 l/100 km, alcanzan entre 145 y 170 km/h, y el más potente puede acelerar de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos. Las cajas de cambio son manuales, de cinco velocidades en el 1.6 y de seis velocidades en los 2.0.
Con tres niveles de acabado, habitáculo para 5 ó 9 plazas, y tres eficaces motores diesel HDi, los nuevos Citroen Jumpy Combi tienen un precio (IVA, transporte y promociones incluidas) que va desde 17.991 euros hasta 25.123 euros del más completo. Dependiendo del tipo de carrocería elegida el Citroen Jumpy mide 4,80 metros o 5,13 metros, mientras que la altura es de 1,94 metros (1,89 metros con suspensión neumática). En cuanto a terminaciones, el Combi básico lleva ABS, dirección asistida y airbags del conductor como elementos principales; pero los más completos –Atlanta y Atlanta Exclusive- lo completan con climatizador bizona y airbag del pasajero entre otras cosas. Como opciones figuran el ESP y ASR (392 euros), el navegador (1.700 euros) o las lunas traseras tintadas (130 euros).