Citroën en el Salón de Frankfurt: Revolte, C3, DS3 y su 90 aniversario

a fondo Citroën en el Salón de Frankfurt 1
Enrique Marco18 sep 2009
Citroën llega a la prestigiosa muestra alemana en un gran momento, ya que celebra su 90 cumpleaños, presenta su nueva gama de lujo DS y coches nuevos de mucho volumen de ventas como el C3.
Revolte, C3, DS3 y su 90 aniversario
Citroën llega a la prestigiosa muestra alemana en un gran momento, ya que celebra su 90 cumpleaños, presenta su nueva gama de lujo DS y coches nuevos de mucho volumen de ventas como el C3. Además, la marca gala no quiere dejar pasar esta oportunidad para mostrar prototipos, como el curioso Revolte que incluimos en las fotos de este reportaje.
Son ya 90 años en los que Citroën ha demostrado su creatividad y tecnología con modelos como el Traction de 1934, el 2CV comercializado desde 1948 o el DS Tiburón de 1955. Pero Citroën no se relaja y piensa también en el futuro cercano, que pasa por los vehículos full hybrid diésel (a partir de 2011 en el DS5), el uso generalizado de los sistema Stop&Start de segunda generación o modelos completamente eléctricos como el Berlingo First Electrique, el cual estará listo en 2010 y podría estar representado por 500 unidades para el servicio de correos francés (actualmente participa en un concurso público).
Evidentemente en el Salón del Automóvil de Frankfurt también se muestran versiones de modelos actuales que acaban de salir al mercado, como los nuevos HDi V6 3.0 de 240 cv para el C5 y C6, o un 4x4 C-Crosser con interiores, equipamientos y caja de cambios mejorados. E incluso la competición también apuesta por la ecología, como lo demuestra una versión híbrida del coche de rallys C4 WRC.
Pero el modelo más llamativo del stand de Citroën en Frankfurt es el Revolte, un lujoso urbano inspirado en las líneas de mítico 2CV aunque con unos niveles de tecnología, calidad y sofisticación que nada tienen que ver con la simplicidad del popular 2CV. El Citroën Revolte mide 3,68 metros de largo, 1,73 metros de ancho y 1,35 metros de ancho, y sorprende con su curioso sistema de apertura de puertas (las traseras en sentido inverso al habitual). Además presenta un habitáculo de tres plazas en el que reinan los materiales como el cuero, el terciopelo, el aluminio o la madera.
El Revolte no sólo destaca por su estilo y configuración, sino también por su tecnología de vehículo híbrido recargable. Lleva un motor convencional de baja cilindrada, pero el protagonista es un motor eléctrico que se puede recargar en la red eléctrica. De hecho este coche puede circular en modo ZEV (Vehículo de Zero Emisiones), pues para muchos de los casos se basta con la energía limpia.
Con todo este despliegue, Citroën es una de las marcas que mayor atención despierta en el Salón de Frankfurt, al cual acude con la satisfacción que le da el hecho de celebrar su 90 aniversario.