Citroën DS4: Vidas paralelas

a fondo Citroën DS4 1
Raúl Toledano25 may 2011
Ni es un SUV, ni un coupé, ni una berlina. Pertenece al segmento C pero es complicado encontrarle un rival concreto. Citroën esculpe su modelo más pasional, el segundo DS, aglutinando filosofías de lo más diversas
Contacto
Con la razón Citroën jamás se hubiera embarcado en el proyecto DS. Sin embargo, a los hombres de comunicación de Citroën, acostumbrados a vender productos generalistas, se les llena el pecho de orgullo con su segundo embrión DS, histórico emblema de la casa. Después de la buena acogida del DS3, el pequeño tres puertas derivado del utilitario C3 que lleva 13 meses en el mercado, Citroën presenta el DS4, que, como el C4, ofrece una carrocería de cuatro puertas con portón trasero, pero además añade un valor de exclusividad, elegancia, con insinuaciones de coupé y SUV al mismo tiempo. Ya está disponible en la red oficial de concesionarios de la marca por un precio de partida de 20.290 euros, 5.000 euros más que su C4 equivalente, con el motor gasolina VTi de 120 cv. Fuera de la casa francesa, sus estilosas formas, un mundo de vidas paralelas dentro de él, se medirán contra todo un universo de modelos que copan el segmento compacto: el Alfa Giulietta y el Seat León, porque ambos, como el DS4, ocultan los tiradores de sus puertas en el propio marco de éstas; por dimensiones, el Peugeot 308, el VW Golf o el Renault Megane; por aspiraciones, se podrían acercar, incluso, claro, hablan los más optimistas, a los compactos Premium, con el BMW Serie 1 o el Audi A3 como claros baluartes.
"Es más corto, ancho y alto que el C4"Con el dossier en la mano, el DS4 es más corto, ancho y alto que el C4. Mide 4,27 metros de largo, 1,81 m de ancho y se eleva 1,53 m. Su figura de un cinco puertas mentiroso, que dirían los argentinos, resulta magnifica desde la óptica de un tres puertas, ya que enfatiza sus rasgos de coupé, ofreciendo un acceso directo a la fila trasera y describiendo una silueta de su portón extraordinariamente deportiva. Su cofre de maletero ofrece una capacidad de carga de 370 litros, por los 480 litros del C4. Como 5p, las puertas traseras son pequeñas y su ángulo de apertura deja bastante que desear. A nivel de hombros, dos pasajeros viajan cómodos atrás; tres, es ya otra historia. Como la mayoría de los compactos del mercado, su altura hasta el techo en la fila trasera es bastante justa. La visibilidad trasera, fruto de la inclinación de la luneta trasera y del espacio ganado por el propio portón, coronado con un exquisito spoiler, queda penalizada.Es más corto, ancho y alto que el C4
A nivel estético, escultural, la obra es magnífica. Su diseño es sumamente atractivo, apenas comparte un puñado de elementos faros, capó, espejos retrovisores- con el C4. El resto es innovación, arquitectura. Su fuerte personalidad emana de la suma de trazos angulosos con mucho filo y suaves volúmenes en sus voladizos. Además, como ocurre en otros modelos de la gama Citroën, sus grandes zonas acristaladas ganan terreno en una carrocería que desprende agresividad y movimiento sobre todo en una zaga en la que los grupos traseros de diseño horizontal se alargan hasta las aletas traseras, que enmarcan con gran maestría unos pasos de ruedas abultados, como los delanteros, transfiriendo al DS4 un aspecto de coche musculoso y robusto.

a fondo Citroën DS4 2


Con el traje de gala a disposición de los medios probamos los topes de gama en ciclo diésel, HDI 160 cv Sport, 26.490 , y en ciclo gasolina, el THP 200 cv Sport, 28.290 -, el DS4 resulta prodigioso, más propio de otros estándares automovilísticos. A semejanza del exterior, el habitáculo del DS4 nos envuelve en un clima de sumo confort, destacando los materiales blandos en salpicadero y paneles de puertas, la iluminación de ambiente, la utilización de pieles para cubrir unos asientos con reglajes eléctricos de todo tipo, calefactables y con función de masaje lumbar o cromados en los marcos de las rejillas, cuadro de instrumentos, palanca de cambios o pedales, aportando una gran dosis de exclusividad. El diseño del salpicadero es idéntico al del C4. Tal y como sucede en los automóviles de alta gama, este DS4 puede recubrirse con cinco terminaciones de cuero diferentes. En nuestra unidad de prueba, el DS4 está revestido por cuero "pleine fleur", tanto en el salpicadero como en los paneles de sus puertas y en los asientos delanteros con acabado "Bracelet". La parte central de los asientos evoca los eslabones de la pulsera de un reloj, mientras que los bordes de los mismos están adornados con un juego de costuras.El habtiáculo nos envuelve en un clima de sumo confort, con materiales utilizados de gran calidad, pudiendo elegir incluso entre cinco diferentes terminaciones en cuero
El espíritu Creative Technology está muy presente en el DS4, que puede equipar elementos de seguridad de suma importancia que cada vez están más presentes en el segmento de los compactos, como por ejemplo, el sistema de vigilancia de ángulo muerto, la alerta de rebasamiento de línea continúa, control de tracción inteligente, luces bixenón con función de alumbrado diurna de LEDs, sensor de lluvia y luces, asistente de arranque en pendiente, regulador y limitador de velocidad o las llamadas de asistencia y urgencia localizadas e-Touch, entre otros.

a fondo Citroën DS4 3

A nivel mecánico, el DS4 se sustentará en tres mecánicas diésel de 110 y 160 cv, incluida la versión microhíbrida e-HDI de bajo consumo y emisiones, asociado al sistema de parada y arranque automático del motor, todas, con unos consumos en ciclo mixto homologado realmente contenidos que oscilan entre los 4,4 y 5,1 l/100 km. Y por otra parte, tenemos las mecánicas gasolina, fruto del acuerdo de colaboración del grupo PSA con BMW: son también tres, con potencias comprendidas entre 120 y 200 cv y consumos que no superan los 6,5 l/100 km. Las cajas de cambios de serie son todas manuales o manuales pilotadas, de cinco velocidades en los motores más pequeños de diésel y gasolina y de seis para el resto.
El DS4, ya en marcha, muestra un compromiso tanto con el confort como la deportividad, y eso que su altura le puede penalizar en determinadas situaciones de carretera con mucha curva. Así, los ingenieros han revisado y reconfigurado todo el conjunto chasis-suspensión-dirección, afectando a los muelles, amortiguadores, barras estabilizadoras y la asistencia hidráulica, respectivamente. El DS4 monta ejes independientes, delante McPherson con muelles helicoidales y detrás brazos tirados unidos mediante una barra de torsión. Al final, y después de la puesta a punto sufrida por el DS4 respecto al C4, se puede decir que los ingenieros de Citroën han intentado crear una división deportiva para competir con otras siglas del mercado, Cupra (León), GTI (Golf) o ST (Ford). ¿El resultado? Muchas prestaciones, mecánicas muy refinadas, pero dinámicamente se quedan algo lejos de aquellos.

Se vaticina que el 80% de las ventas del DS4 las acaparé la mecánica de 1.6 litros HDI y 110 cv. Sin embargo, en la presentación sólo pudimos probar, como citamos anteriormente, los motores superiores. Empezamos por el gasolina: un 1.6 THP de 200 cv turboalimentado, ya adaptado para el DS3 Racing, que es un derroche de fuerza y empuje desde muy bajas vueltas (275 Nm disponibles entre 1.700 y 4.500 revoluciones por minuto) y agrado de conducción. Por su parte, el 2.0 HDI de 160 cv no se estira tanto, pero muestra algo más de rabia, de mala leche al empezar a hundir nuestro pie en el acelerador. En ambas tomas de contacto apreciamos un coche sumamente ágil y fácil de conducir. A pesar de querer desligar la división DS del resto de la gama, este DS4 no puede evitar sus orígenes: es un Citroën. Y es que desde la elevada y cómoda posición del conductor hasta una filtración extraordinaria de ruidos mecánicos y de los neumáticos o un freno de tacto algo esponjoso (lo mejor de todo es la dirección hidráulica), el DS4 en ningún momento nos evoca deportividad o radicalidad dinámica. No es un pura sangre, aunque en su descargo hay que decir que apoya bastante bien en los cambios entrelazados de dirección. Notamos cierto cabeceo si forzamos la máquina y que le pesa bastante el morro, con lo que a la hora de pisar el freno es conveniente tener la dirección recta.No es un pura sangre, ponderando por encima de cualquier otra cosa la comodidad al volante y una buena filtración de las irregularidades del firme
Todos los precios y versiones del Citroën DS4
Citroën DS4 VTi 120 Design20.290
Citroën DS4 VTi 120 Style22.590
Citroën DS4 THP 155 CMP6 Style24.990
Citroën DS4 THP 200 Sport28.290
Citroën DS4 HDi 90 Design21.090
Citroën DS4 e-Hdi 110 Airdream 6v Design22.390
Citroën DS4 e-Hdi 110 Airdream CMP6 Design23.190
Citroën DS4 e-Hdi 110 Airdream 6v Style24.690
Citroën DS4 e-Hdi 110 Airdream CMP6 Style25.290
Citroën DS4 HDi 160 6v Style26.490
Citroën DS4 HDi 160 6v Sport27.990