Citroën DS3 Racing: Con "R" de Racing y radical

gen_rep_dsr_e4813e205c3d7093aac28e6f5.jpg
Diego Zotes07 ago 2012
La versión más Racing del DS3 nos sorprende colocándose en la cúspide de la deportividad de los utilitarios más dinámicos. Gracias principalmente a su motor de origen BMW de 202 cv de potencia y a unas dotes mecánicas y de diseño tan deportivas como excluivas.
Los coches de lujo ya no son los que eran hasta ahora, mientras que los comerciales ya no sion ni tan simples ni tan anodinos como antes. Eso queda demostrado en un tiempo en el que cualquier coche tiene sus grandes virtudes, y excepto por la fama que ostentan, los modelos premium tienen quizás mucho que aprender de los fabricantes más comerciales.
a favor-Interior cuidado y excelentes asientos deportivos-Detalles exteriores exquisitos-Prestaciones sensacionalesen contra-Precio mejorable-Suspensión trasera muy rígida-Pérdidas de tracción y muy subvirador
Eso también lo lleva un tiempo demostrando Citroën desde que hará algo más de 2 años lanzó su primer modelo de una exclusiva línea de vehículos de su marca paralela a su línea más comercial, la línea DS. Tras varias tomas de contacto con varios modelos de esa gama, hoy nos ponemos al volante de la versión más racing y deportiva del utilitario DS3, la versión Racing.
En el DS3 Racing la distincion y la exclusividad no están reñidas con la máxima deportividad. Se trata de un tres puertas muy especial, nacido para conmemorar los seis títulos de constructores en el Mundial de Rallyes de la marca con esta versión potenciada, una Edición Limitada de la que sólo 60 unidades han venido a nuestro país y que curiosamente se mueve con un motor equivalente al World Rally Car, un 1.6 Turbo.

detalle_aspecto_d9caa9dfc158a964d0ab1ebbf.jpg

Motor sobresaliente
Pues sí señores, lo más impresionante de este pequeño matagigantes, además de un envoltorio exterior superatractivo, es su impresionante propulsor de 1.6 litros con turbocompresor de alta presión THP fruto de la colaboración con BMW, ya conocido por mover al Mini John Cooper Works. Para este DS entrega 202 cv de potencia a 6.000 rpm y un par motor de 275 Nm a 2.000 vueltas, lo que le permite unas prestaciones sensacionales, con una aceleración en 6,5 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h, con un consumo sin embargo sorprendente de tan sólo 6,4 litros a los 100 km. Estas cifras le convierten en uno de los vehículos urbanos deportivos más rápidos del mercado, junto con su primo hermano Mini John Cooper Works.Lo más espectacular de este DS3 Racing es su motor de 1.6 litros turbo con 202 cv de origen BMW, que empuja como una locomotora..
Evidentemente la configuración de su chasis es muy deportiva, con una suspensión muy rígida para sujetar tanto caballaje al suelo, que nos permite llevar un ritmo realmente endiablado enlanzando curvas sin un ligero cabeceo ni inclinación. La contrapartida es su excesiva rigidez al salirnos del asfalto llano penalizando el confort fundamentalmente en las plazas traseras. La estabilidad es máxima en todo momento, excepto cuando abrimos gas sin restricción, que muestra importantes pérdidas de tracción en sus ruedas delanteras tanto en arrancadas como al salir de las curvas con un tacto muy subvirador, aunque sin peligro porque los controles de estabilidad y tracción están atentos al mínimo deslizamiento.

detalle_detalles_a93f4198fa3998b6592d6cb5e.jpg

El precio de este súper DS3 de capricho es de algo más de 31.000 euros, colocándose muy por debajo del Abarth 500 Tributo Ferrari o Edición Maserati, algo por debajo del Mini John Cooper Works pero muy por encima de casi todos sus rivales, como el Renault Clio RS Gordini, el Polo GTI, el Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio Verde o el Opel Corsa OPC Nurburgring, que se encuentran más en el entorno de los 25.000 euros. También hay que reconocer que por tamaño, equipamientoo y lujo interior se encuentra algún escalón por encima de estos.
Impresionante diseño deportivo
El diseño es otro de los factores más atractivos del DS3 y lo que marca realmente la diferencia respecto a la gran mayoría de sus rivales, con unos detalles muy llamativos y de estilo muy racing, como en nuestra unidad el contraste de colores negro, gris y blanco o las pegatinas DS3 Racing por toda la carrocería como si de un avión de combate se tratase. Dispone de cantidad de elementos deportivos como suspensión rebajada en altura, impresionantes llantas de 18 pulgadas, y elementos aerodinámicos como faldones inferiores, aletas enmarcadas por molduras en símil carbono y un atractivo alerón trasero sobre el portón.Sus aditamentos deportivos exteriores y sus impresionantes asientos deportivos son de lo mejorcito de este DS3 Racing.
El interior es otro punto realmente llamativo del DS3 Racing, que sobre el lujoso equipamiento que propone la versión DS3 convencional incorpora cantidad de aditamentos deportivos que lo hacen más atractivo como unos impresionantes asientos anatómicos envolventes muy deportivos Citroën Racing desarrollados por Recaro, para nuestro gusto de lo mejorcito que hemos probado por su relación sujeción y confort, un cuentakilómetros central exclusivo para este DS3 Racing con iluminación roja mate sobre negro y una pegatina sobre el salpicadero a la altura del acompañante muy sugerente. Toda una serie de elementos que lo distinguen de toda su competencia e incluso de las versones más convencionales de DS3.