Citroën DS Wild Rubis: El futuro todocamino DS

citroendswildrubisportad_85671f73359d63bc59a04af2f.jpg
Raúl Toledano12 abr 2013
El nuevo Citroën DS Wild Rubis, todavía en fase de prototipo, anuncia las futuras líneas de un todocamino de grandes proporciones (4,70 metros) bajo las siglas DS, sinónimo de exclusividad, y se presenta en el Salón de Shanghai con una motorización híbrida enchufable de 295 cv de potencia
En la lucha por la supremacía automovilística mundial, Asia marca la pauta. Fundamental para todos los grandes fabricantes, el Salón de Shanghai (arranca el 21 de abril) se convierte en la cita con mayores oportunidades de expansión del calendario anual. Citroën, una marca históricamente europeísta y con poca repercusión fuera del continente, aprovecha la cita asiática para presentar el DS Wild Rubis, un prototipo que cumple con tres requisitos básicos para conquistar al público local: lujo (que en Citroën se firma con las siglas ‘DS’), proporciones que rehuyen de la compacticidad reinante en suelo europeo, y la silueta de todoterreno tan aclamada en los mercados emergentes.
En ese contexto, nace el Citroën DS Wild Rubis Prototipo. Sus dimensiones le colocarían en la cima de la actual gama de Citroën: 4,70 metros de longitud, 1,95 m de anchura, y 1,59 m de altura, con una distancia entre ejes de 2,90 m. Al margen de la berlina grande Citroën C6 (en la práctica fuera de circulación) y su posible sustituto el prototipo el Citroën DS9 (4,93 m de eslora), presentado curiosamente en el último Salón de Pekín, ningún otro modelo de la firma del doble chevrón es tan largo como este DS Wild Rubis. Concretamente, el único todocamino que vende actualmente Citroën, el C4 Aircross, es mucho más compacto (4,34 m).De llegar al mercado con las dimensiones del prototipo, el DS Wild Rubis con 4,70 metros sería el modelo más largo de la actual gama Citroën
En cuanto a sus hermanos de gama DS, el más grande de todos es el DS5 y también ofrece medidas más contenidas: con 4,53 metros de largo, el DS5 también es más estrecho y más bajo que el último concept de la marca francesa. Además, el diseño de este nuevo prototipo también es significativamente distinto al resto de los DS que se comercializan. Principalmente en el frontal con el llamativo diseño de la parrilla delantera, sin los clásicos chevrones de Citroën y con la presencia dominante del anagrama de la gama ‘DS’; en el lateral mucho nervio y unas pedazo de llantas de 21 pulgadas con neumáticos de 255/40 que enfatiza la musculatura del vehículo; y en la zaga  un gran portón con luneta estrecha que destaca por las ópticas 3D ya vistas en el último DS3 Cabrio y un sistema de escape cromado a cada lado del paragolpes.Como el futuro DS9, este prototipo avanza las líneas de un todocamino de lujo bajo las siglas de la división 'DS'
Por último, el que podría denominarse Citroën DSX cuando llegue en menos de dos años a la cadena de producción incorpora una mecánica híbrida, calcando los patrones de actuación de la tecnología Hybrid4 del Grupo PSA. Es decir, un sistema que permite contar con la tracción total típica de un SUV, ya que el motor térmico (un 1.6 litros gasolina turboalimentado de 225 cv y 275 Nm) está engrandado al eje delantero y la motorización eléctrica al posterior. Cuando ambos motores trabajan a máxima carga, el resultado final es una potencia conjunta de 295 cv. La diferencia con los actuales Hybrid4 es que este DS Wild Rubis prototipo incluye la posibilidad de recargar las baterías enchufándolo a una toma de corriente externa (no se especifican más detalles sobre su capacidad y tiempo de carga).La motorización híbrida utilizada calca los patrones del sistema Hybrid4, pero con más potencia y pudiendo recargar las baterías enchufándolo a una toma de corriente