Citroen desarrolla el Tubik, un prototipo híbrido para nueve pasajeros:

Agencia EFE03 sep 2011
Citroen ha desvelado hoy un prototipo híbrido diesel-eléctrico para nueve pasajeros, el Tubik, que será novedad mundial en la 64 edición del Salón del Automóvil de Fráncfort, que abrirá sus puertas a mediados de este mes de septiembre.

La marca francesa ha pensado, para dar vida al Tubik, en las nuevas identidades de las familias, las reestructuradas que no se limitan a 4 o 5 personas, que los sociólogos denominan "grupos afectivos". Un "shuttle" tecnológico alto de gama al servicio de la idea de recuperar el placer del viaje, según Citroen.

El Tubik propone un vehículo de 9 plazas con un estilo y un nivel de prestaciones que no sacrifiquen los códigos habituales de una berlina moderna.

El prototipo está inspirado en las líneas del histórico Citroën Tipo H, apodado por el público como "TUB" (nombre de su predecesor), que fue una furgoneta muy popular en España.

Las líneas exteriores del Tubik hacen un guiño al Citroën TUB (Traction Utilitaire Basse) y a su evolución, el Citroën Tipo H, cuya polivalencia y estilo han hecho de él uno de los "best seller" de la época (medio millón de unidades en 34 años de comercialización).

El bloque delantero, que se separa del volumen principal, evoca por sus nervaduras la chapa ondulada del Citroën Tipo H y por los dos montantes del parabrisas sus dos partes características.

Con la misma morfología que su célebre antepasado, el Tubik adopta unas dimensiones generosas, con 4,80 metros de longitud, 2,08 de anchura y 2,05 de altura.

Tubik va aún más allá del concepto original y ofrece a sus pasajeros un espacio de estilo "lounge", dedicado al confort y al descanso, para recuperar el placer de viajar.

Sus múltiples posibilidades de modularidad de los asientos (semi tumbado, cara a cara,...) y la tecnología embarcada a bordo (pantalla gigante semicircular, sonorización espacial de alta definición,...) hacen de él un espacio de relax para sus ocupantes.

En el Tubik se utiliza como cadena de tracción la tecnología Hybrid4, estrenada por Peugeot en el 3008 y extendida ya a varios modelos de próxima comercialización.

Asociada a un trabajo sobre la aerodinámica, esta tecnología "full hybrid" permite al Tubik conservar un nivel de emisiones de CO2 comparable al de una berlina clásica.

Esta cadena de tracción híbrida diesel, de la que en este caso no han dado aún las características técnicas, aumenta la autonomía del vehículo con relación a una motorización térmica y proporciona una motricidad óptima, gracias al modo 4 ruedas motrices, ya que el tren delantero está movido por el motor térmico y el tren trasero por el eléctrico.

El Tubik está equipado con ruedas de 22 pulgadas con neumáticos "tall & narrow" de muy baja resistencia a la rodadura, optimizando así el consumo de carburante.

Para mejorar el compromiso entre el confort y la estabilidad, el Tubik está equipado con la suspensión hidractiva, tecnología exclusiva de Citroen, que hace que sea cual sea la carga del vehículo, la distancia al suelo se mantiene constante, gracias al control de las suspensiones en tiempo real.

Esta suspensión rebaja de la altura a alta velocidad para favorecer la aerodinámica y reducir el consumo y las emisiones de CO2.

El conductor del Tubik, identificado por reconocimiento digital, está rodeado de un universo ultratecnológico totalmente construido alrededor del puesto de conducción. Este espacio está materializado por lo que los diseñadores de Citroën denominan el "cyclotron", que reagrupa con un solo trazo circular el asiento, el pedal, el volante y la banda circular del visor de datos sobre el parabrisas.

A su alrededor dispone de todas las informaciones necesarias para la navegación con el visor de datos sobre el parabrisas y la pantalla situada en el centro del volante. Para controlar la parte trasera, una pantalla muestra las imágenes de las cámaras de marcha atrás y de retrovisión.