Citroën Cactus M: El prototipo más veraniego

cactusmprototipoportada_f8a4cf1a809c40150a69cbf64.jpg
Autocity03 sep 2015
Citroën presenta en primicia mundial en el Salón de Frankfurt un coche de concepto descapotable, denominado Cactus M, que se inspira en el histórico Méhari, y que respecto al C4 Cactus del deriva pierde el techo y las dos puertas traseras y añade dos arcos de protección.
Citroën celebra el final del verano con este prototipo Cactus M que nos evoca a mar, playa, calor y diversión. Ha sido desarrollado para su utilización en tiempo de ocio, dice la marca, ya que entre sus particularidades la que más llama la atención es que su habitáculo se puede lavar con una manguera, al contar con unos evacuadores de agua integrados en la zona de los pies, mientras que los asientos están recubiertos de neopreno. El color celeste de su carrocería o los tapizados floreados de la tapicería que recubre los asientos y el salpicadero son en esta ocasión más importantes que sus tecnologías o motores.

cactusmprototipoapoyo_8f25fff6b24496900b821737e.jpg

Respecto al Citroën C4 Cactus, las dimensiones del Cactus M se mantienen casi intactas: mide 4,16 metros de longitud, 1,77 metros de anchura y 1,48 metros de altura, siendo por lo tanto un poco más ancho. Pero lo realmente importante es su nueva arquitectura de construcción, cuyo objetivo era desarrollar un vehículo sin techo. Únicamente tiene dos puertas laterales, y no cuatro como el Cactus, y el techo se sustituye por una lona plegable de accionamiento manual, es decir, las dos características principales del Méhari (1968).Su tapicería se puede mojar
Para afianzar su carácter de todocamino o crossover el Citroën Cactus M cuenta con unas suspensiones más elevadas, llantas más grandes de 19 pulgadas de diámetro, defensas reforzadas con nuevas protecciones de plástico, que recuerdan a las del Citroën Aircross Concept, o el llamativo doble arco, uno sobre el parabrisas delantero y el segundo en la parte posterior, por detrás de los asientos traseros y dejando un hueco práctico para cargar equipaje en un maletero al descubierto de estilo buggy. Gracias a esta modularidad interior, Citroën dice que, gracias a la supresión del techo, puede transportar cualquier tipo de material, como tablas de surf, de wakeborad o de windsurf.El doble arco de protección con el que cuenta se inspira en el de un buggy
Debido a su vocación para el ocio, este vehículo incorpora el sistema Grip Control, que hace posible que mantenga una adherencia adecuada en terrenos resbaladizos. Además, el habitáculo se puede transformar en una litera y su capota de techo se puede usar como tienda de campaña. Utiliza una motorización de gasolina PureTech que desarrolla una potencia de 110 caballos y se asocia al cambio automático EAT6, con el que logra un consumo de combustible de 4,8 litros por cada cien kilómetros recorridos.
El habitáculo se puede transformar en una litera y su capota de techo se puede usar como tienda de campaña