Citroën C6: El tiburón del siglo XXI

Diego Zotes28 feb 2005
Sorprende por sus grandes cotas de longitud y anchura: 4,91 y 1,86 metros respectivamente, lo que le permite posicionarse como una de las berlinas más grandes de su segmento y le aporta prestancia de limusina.
Inicio
EL TIBURON DEL SIGLO XXI

a fondo Citroën C6 1

Hace unos días pudimos daros a conocer las primeras fotografías tomadas en estudio y algunas “pinceladas” del diseño del nuevo buque insignia de Citroen, el C6, que en el segundo semestre de 2005 tomará el relevo de aquel “Tiburón” que tanto significó para la historia de la marca francesa, y también para la historia del automóvil en general (e incluso política, ya que según narraciones de la época, la agilidad y rapidez del Citroen Tiburón le salvó la vida a De Gaulle en el atentado que sufrió en 1962).
Y si lo llamamos el "Tiburón del Siglo XXI" es porque el C6 nos recuerda a aquella revolucionaria berlina que en el Salón de París de 1955 deslumbró por su impresionante diseño futurista (firmado por F. Bertoni) y soluciones técnicas asombrosas como la suspensión hidroneumática. Al primer Citroen DS 19, que sólo en el día de su presentación ya recibió ¡12.000 pedidos! y que vendió más de 1,3 millones de unidades hasta 1975 (de todas la series DS/ID), le siguió el no menos conocido Citroen CX .
  Hoy, con la inminente inauguración del Salón del Ginebra, donde se podrá ver el Citroen C6, estamos ya en disposición de facilitar los primeros datos de dimensiones, motores o soluciones técnicas y de equipamiento que montará esta gran berlina; además de fotos con el coche en acción y de su lujoso interior. Evidentemente se situará por encima del C5 (de hecho parece que muy por encima), y luchará en el segmento de las berlinas de representación, donde se haya su “primo hermano” Peugeot 607 y donde reinan los Audi A6, BMW Serie 5 o Mercedes Clase E.
Centrándonos en el C6 que circulará en 2005, vemos como sigue la línea de Citroen, es decir: una gran personalidad estilística y soluciones de vanguardia. En primer lugar sorprende por sus grandes cotas de longitud y anchura: 4,91 y 1,86 metros respectivamente, lo que le permite posicionarse como una de las berlinas más grandes de su segmento y le aporta prestancia de limusina. De altura tiene una talla de 1,46 metros, que permite espacio pero que gracias a su afilada línea y ventanillas sin marcos le confiere cierto aire de cupé. La distancia entre ejes es también larguísima: 2,90 metros.
Mecánicamente en principio sólo podrá llevar dos motores, ambos V6 y con cajas de cambio automáticas de seis velocidades. El de gasolina será el conocido 3.0 V6 24v que ya lleva el C5, pero retocado para aumentar la potencia y mejorar su nivel sonoro. En el C6 desarrollará 215 cv. La opción diesel, como era de imaginar, recurre al refinado y poderoso 2,7 V6 HDi con dos turbos, desarrollado conjuntamente por los Grupos Ford y PSA, el cual ya monta el Jaguar S-Type y desde el mes pasado también el Peugeot 607. En el C6 rendirá 208 cv de potencia y 440 Nm de par desde 1.900 rpm.
Técnicamente también destaca su dirección de asistencia hidráulica variable y la suspensión de flexibilidad y amortiguación pilotadas. Dicha suspensión hace que de forma automática el C6 “se baje” cuando se circula por buenas carreteras a más de 110 km/h y “se suba” cuando detecta que el firme presenta grandes deformaciones.
Pero si esto de las suspensiones puede parecer un alarde de tecnología, conviene tomar aliento y echar un vistazo a la interminable lista de equipamiento: nueve airbags, reposacabezas activos, pantalla virtual proyectada en el parabrisas, faros de bi-xenón autodireccionables, alerta de cambio involuntario de carril, asientos traseros deslizantes de accionamiento eléctrico, alerón trasero móvil, freno de mano eléctrico, ayuda al estacionamiento delantera y trasera, sensores de lluvia, teléfono Bluetooth, navegador vía satélite, equipo de música con CD y 10 altavoces firmado por JBL
En definitiva, que este nuevo Citroen C6 volverá a colocar a la marca francesa en una posición de privilegio, donde demostrará cómo se hacen grandes vehículos de lujo, en los cuales la comodidad y la tecnología brillan al más alto nivel. Sin lugar a dudas, el nuevo C6 podrá gustar o no gustar, pero nadie podrá acusar a esta “superberlina” de falta de personalidad.
Enrique Marco, Autocity
28 de Febrero de 2005