Citroën C5 Tourer 2.2 HDi: De crucero en familia

a fondo :: Citroën C5 Tourer 2.2 HDi 1
Diego Zotes16 abr 2009
Disfrutamos de las impresionantes cualidades del nuevo C5 familiar, que además de una inmensa amplitud interior y un tremendo equipamiento propio de la versión Exclusive, entrega muy buenas prestaciones con el 2.2 HDi de 173 cv.
De crucero en familia
Es impresionante la evolución que han experimentado los franceses de Citroën con sus últimas creaciones de automóviles en todos los segmentos, que inició con el lanzamiento de unos monovolúmenes de altísima calidad y de una apariencia inmejorables, y posteriormente con el de la berlina media C5 que escala unos cuantos peldaños en el baremo de calidad para acercarse notablemente a los modelos más premium del segmento. Y lo llamamos berlina media porque todavía hay un Citroën más alto de gama y ligeramente más grande, el C6, pero no porque las dimensiones del nuevo C5 sean precisamente recatadas, con casi cinco metros de eslora en cualquiera de sus dos versiones Sedán o Tourer.
a favorAtractiva imagen de gama superiorComportamiento y confort interior sobresalientesMotor sueva, económico y potenteen contraMandos del volante y la consola difíciles de usarGran volumen y peso perceptibleSuspensión siempre enfocada al confort
Pues sí, es cierto que el nuevo C5 está dando mucho que hablar entre el público y bien merecido lo tiene con un producto de gran calidad que se acerca más que nunca a la élite de su segmento con argumentos de peso tanto en materia de confort y seguridad como en lo que respecta a los motores que lo mueven, con potencias que abarcan desde  los 136 cv hasta los 207 cv en configuraciones de cuatro cilindros y 6 cilindros en V, sin renunciar en absoluto a la funcionalidad y practicidad exigibles a un coche de su segmento.
Para nuestra prueba hemos optado por una motorización diésel intermedia 2.2 HDi de 173 cv combinado con el acabado alto de gama Exclusive para que se pueda apreciar la gran cantidad de tecnología que puede incluir un C5 de nueva generación. Esta unidad cargada con gran cantidad de extras se coloca en los 32.190 euros, un precio que a simple vista puede parecer elevado pero teniendo en cuenta sus refinamientos frente a la competencia, se coloca junto con el Honda Accord Tourer y el Mazda 6 Wagon entre los más interesantes del segmento en relación calidad/equipamiento/precio. Entre sus rivales en el segmento nos encontramos también con el Saab 9-3 Sport Hatch, el Subaru Legacy SW, el Peugeot 407 SW, el Toyota Avensis Wagon, mientras que entre los más altos de gama aparecen el Mercedes Clase C Estate, el BMW Serie 3 Touring o el Audi A4 Avant.
Aspecto imponente y detalles de calidad
Nuestro C5 Tourer presenta una aparente carrocería de gran volumen, con un diseño mucho más atractivo y dinámico que en la anterior generación y en línea con lo que ya conocemos en su hermano berlina, combinando una sugerente elegancia con un empaque y aplomo inéditos. En líneas generales su imagen ha adoptado una interesante personalidad de aire germano con rasgos muy marcados, que se ha comprobado que es la fórmula del éxito para este tipo de berlinas. Las zonas del coche con mayores cambios perceptibles son el frontal, idéntico al de la berlina, que representa el espíritu más dinámico y agresivo del modelo con ópticas muy rasgadas y una rejilla con los dos chevrones alargados, la vista lateral, que con una inmensa batalla de 2,815 metros ofrece una línea muy equilibrada y distinguida sugiriendo una gran habitabilidad interior con líneas muy marcadas y la zaga, sobre la que recae la imagen más poderosa y aplomada del modelo, que incorpora un nuevo portón motorizado que da cabida a 505 litros de capacidad para el equipaje en un maletero muy uniforme, pudiendo alcanzar hasta los 1.462 litros abatiendo los respaldos de la segunda fila. Como detalle, toda la zona inferior de la carrocería está recorrida por elegantes molduras cromadas que le dan un inigualable toque de lujo y distinción. En definitiva, la imagen del nuevo C5 Tourer presenta un empaque y un atractivo que no deja a nadie indiferente y le sirve la aprobación del gran público.

a fondo :: Citroën C5 Tourer 2.2 HDi 2

La estética interior remata un conjunto muy moderno con grandes dosis de refinamiento, elegancia y elementos innovadores, así como un espacio inacabable. Destaca notablemente una exquisita atención al confort de los ocupantes en cualquiera de las plazas, con unos atractivos asientos ergonómicos y confortables para cinco ocupantes adultos que puede elegirse de tipo Confort o Sport, que en las versiones superiores están realizados en piel con regulación eléctrica, permiten mover independientemente el respaldo superior, ofrecen calefacción e incluso brindan la función de masaje en la zona lumbar. El salpicadero, de excelente tacto y apariencia, está claramente escindido de una consola central baja donde se encuentran casi todos los mandos de funciones de confort y seguridad, quizás algo amontonados, complicando ligeramente su uso. El característico volante multifunción, con todos los mandos de confort ubicados en el soporte central inmóvil, deja entrever un cuadro de instrumentos muy llamativo y completo, con tres relojes con pantallas y agujas iluminadas por led´s que giran exteriormente, reflejándose los datos del ordenador de a bordo en una gran pantalla en el reloj central. Algo que llama muchísimo la atención en el C5 Tourer, como en la versión berlina, es su excelente nivel de insonorización del habitáculo, que no filtra ni un pequeño ruido exterior ni del motor.
Nuestra versión Exclusive ofrece un sofisticado equipamiento de serie con elementos de última tecnología donde destacan distintos ambientes de color, sistema de alumbrado en curva con faros halógenos, sistema de audio de alta calidad y todo tipo de controles de ayuda a la conducción. Opcionalmente se puede completar el equipamiento con innovadores sistemas como alerta de cambio involuntario de carril, faros bi-xenón autodireccionales, medidor de espacio lateral de aparcamiento, sistema de ayuda al aparcamiento delante y detrás, freno de estacionamiento eléctrico o un completo sistema de navegación con teléfono integrado y sistema de audio con disco duro. Podemos asegurar que estas versiones del C5 Tourer no tienen nada que envidiar a los modelos familiares de las marcas más premium, puesto que ha logrado escalar en prestigio hasta posiciones punteras en el segmento.
En cuanto a la motorización que probamos es la más potente diésel que ofrece el C5 Tourer únicamente asociada al acabado más completo Exclusive, salvando la motorización 2.7 V6 de origen PSA-Ford de 204 cv que sólo monta la versión de 4 puertas. Se trata de un propulsor de cuatro cilindros de 2.2 litros HDi 16 válvulas con doble turbo secuencial y filtro de partículas FAP de serie que desarrolla 173 cv de potencia, lo que le brinda unas prestaciones excelentes, con una aceleración de 0 a 100km/h en sólo 9,4 segundos y una velocidad máxima de 214 km/h, unas cifras muy notables puesto que arrastra un peso de 1.814 kilos. Los consumos y las emisiones que obtiene son bastante ajustados, dejándolo en 6,6 litros de consumo en ciclo mixto y en 175 gr/km de CO2. Este motor va asociado siempre a un cambio manual de 6 velocidades de escalonamiento muy equilibrado y con un accionamiento realmente preciso.

a fondo :: Citroën C5 Tourer 2.2 HDi 3

En lo que respecta a las bondades del chasis, nuestra unidad con acabado Exclusive ofrece de serie la tradicional y excelente suspensión hidroneumática Hidractiva de tercera generación, que brinda la mejor calidad de conducción y confort con una capacidad de absorción de irregularidades y estabilidad en conducción dinámica realmente sorprendente. Para adaptar perfectamente el comportamiento a las necesidades de conducción, la suspensión  Hidractiva III permite una regulación manual tanto de la altura de la carrocería como de la dureza de la amortiguación. Se puede optar entre cuatro alturas, la normal, una más baja y dos más altas para afrontar terrenos de obstáculos y regular la dureza del amortiguador mediante el botón Sport para realizar una conducción más dinámica.
Si conduces un Citroën C5 Tourer de nueva generación no te querrás bajar de él, por su inigualable comodidad en cualquiera de sus plazas, su moderno y atractivo diseño exterior e interior y unos motores llenos de potencia. Además, el precio no es muy elevado, puesto que por poco más de 32.000 euros tendrás un coche de gama alta, con una impresionante cantidad de elementos de seguridad y confort de última tecnología que los modelos Premium tendrán que incluir como extras y con una capacidad de carga interminable.