Citroen C4 WRC: El arma infalible

a fondo Citroen C4 WRC 1
Enrique Marco08 abr 2010
Citroen sigue arrasando en el Campeonato del Mundo de Rallys en esta temporada que significa el fin de una era. Loeb, Sordo, Ogier y Raikkonen son sus pilotos oficiales.
El arma infalible
Citroen sigue arrasando en el Campeonato del Mundo de Rallys y, cuando tan sólo se llevan disputadas tres pruebas, el C4 WRC del francés Sebastián Loeb ya tiene una cómoda ventaja sobre los Ford Focus oficiales. Del resto del equipo, el español Dani Sordo y el francés Sebatien Ogier también pujan en cada carrera por los primeros puestos; y en este último Rally de Jordania, incluso el ex-campeón del mundo de F1 Kimi Raikkonen ha llevado su coche hasta la meta en una meritoria octava posición, lo que le permite cosechar sus cuatro primeros puntos.
El piloto finlandés ya ha dejado de dar volteretas por los rallys del mundial, logrando en el último rally su primera buena actuación tras haber protagonizado espectaculares salidas de pista en las carreras de Suecia y Mexico. Pero ojo, las declaraciones de Raikkonen son para echarse a temblar, ya que al terminar octavo en Jordania manifestó que “no hemos ido fuerte, así que nos queda mucho por hacer”; a lo que añadió que “cada día me siento más a gusto con el Citroen C4 WRC” ¡Habrá que ver si vuelve a la F1 o se queda en los rallys!
El caso es que Citroen sigue demostrando que tiene el arma infalible para los rallys y, si las cosas no cambian, este año Sebastien Loeb podría conseguir para Citroen la séptima corona consecutiva. Jamás en la historia del Mundial de Rallys un equipo había logrado los seis triunfos consecutivos que ya tiene la marca gala, ni tampoco un piloto había registrado semejante objetivo; por lo que si bien el récord ya está conseguido, este podría ampliarse todavía más. Esta temporada 2010 será la cuarta y última para el C4 WRC, ya que los años 2004, 2005 y 2006 el vehículo empleado fue el Xsara WRC, y a partir de 2011 se utilizarán los nuevos DS3 (Citroen ya ha anunciado el lanzamiento de un DS3 Racing de serie).
Este cambio de vehículo no es por capricho o decisión de la marca, sino porque el próximo año cambia totalmente la reglamentación, al pasar la cilindrada de los motores de dos litros a 1,6 litros (también con turbocompresor). Para 2011 los coches del mundial tendrán un chasis más pequeño, por lo que Citroen pasará del C4 al DS3 y Ford del Focus al Fiesta. Su tecnología será más cercana a la de los actuales S2000 del Campeonato IRC –tales como los Skoda Fabia S2000, Peugeot 207 S2000 o Ford Fiesta S2000- con el objetivo de resultar más económicos y menos contaminantes. Eso sí, las potencias superiores a los 300 cv y las aceleraciones de 0 a 100 km/h en torno a los 3 segundos seguramente no se podrán igualar en un principio. Lo que no cambia es el sistema de tracción, que seguirá siendo integral a las cuatro ruedas, aunque a partir del año que viene con menos electrónica.
Vamos a ver como termina esta temporada, que se convertirá en el fin de una era y dará paso a una nueva etapa para el mundial de rallys, en el que se espera que entren más marcas de forma oficial. La reducción de costes ya está planteada, ahora sólo falta que se hagan bien las cosas y tanto la cobertura como la reglamentación o el desarrollo de las pruebas incrementen el interés por esta disciplina automovilística. Muchas cosas pueden cambiar en 2011, pero sin duda Citroen será la marca a batir.