Citroën C4 WRC: Comienzo triunfal

Enrique Marco24 ene 2007
No ha podido comenzar mejor. Pocos coches de competición se estrenan con semejante éxito. Hablamos del Citroën C4 WRC, que ha copado las dos primeras posiciones en Montecarlo, con Loeb y Sordo en lo más alto del podio.
Comienzo triunfal
No ha podido comenzar mejor. Pocos coches de competición se estrenan con semejante éxito. Evidentemente estamos hablando del Citroen C4 WRC, que en el pasado Montecarlo ha copado las dos primeras posiciones del mítico rally, con Sebastien Loeb-Daniel Elena en el lo más alto del podio, y con Dani Sordo-Marc Martí en el segundo escalón; aventajando estos dos equipos en más de un minuto al Ford Focus WRC de Marcus Gronholm, y todavía con más diferencia sobre los Subaru o Mitsubishi. Incluso parece que han ganado con cierta comodidad, pues el director de Citroen Sport, Guy Fréquelin, “aconsejó” al joven piloto cántabro que no arriesgara demasiado y que hiciera todo lo posible por no presionar mucho al todavía convaleciente del accidente del año pasado Sebastien Loeb. De momento esto es lo sucedido en el estreno, que tuvo lugar en un Rally de Montecarlo disputado en seco. Ahora, en febrero, con los rallys de Suecia (9-11 de febrero) y de Noruega (16-18 de febrero) podremos comprobar si en superficies más deslizantes los Citroen también arrasan.

a fondo Citroën C4 WRC 1

Pero veamos como es el coche a batir del Campeonato del Mundo de Rallys. Las normativas FIA van cambiando, y últimamente se han limitado las ayudas electrónicas a la vez que se exige que las piezas importantes (motor, caja de cambios diferenciales, etc) estén diseñadas para durar más tiempo, y no sea necesario cambiarlos cada carrera; todo esto con el fin de abaratar costes. Aún así, el precio de un bólido como este Citroen C4 WRC, aunque sea un secreto, se calcula que rondará los 500.000 euros.
Respecto al anterior Xsara WRC, el nuevo C4 WRC es algo más largo y ancho, lo que le posibilita una mayor estabilidad. Como marcan las normas, el motor sigue siendo un cuatro cilindros de dos litros, con turbo, pero limitado por el tamaño de la brida. En este caso, y construido el bloque en aluminio, dicho propulsor rinde 315 cv a 5.500 rpm y un par de 580 Nm a sólo 2.750 rpm; lo que da una idea del altísimo potencial, que además está combinado con un amplio margen de utilización. Gracias a su tracción integral y a un peso de 1.230 kilos (el mínimo autorizado por reglamento) este C4 WRC puede pasar de 0 a 100 km/h en torno a los 3 segundos. La velocidad máxima depende de los desarrollos que se empleen para cada carrera, pero normalmente no se utilizan más largo de un tope de 220 km/h
Tiene unas medidas de 4,27 metros de largo y 1,80 metros de ancho; mientras que la distancia entre ejes es de 2.608 mm y la anchura de vías de 1.598 mm. La transmisión es a las cuatro ruedas, y tiene una caja de cambios de mando secuencial semiautomático de seis velocidades en conjunto con un embrague tridisco de carbono. Usa frenos traseros ventilados con pinzas de cuatro pistones, mientras que los delanteros son de seis pistones cuando el terreno es asfalto. El reparto de frenada entre el eje delantero y el trasero se realiza mediante un mando en el interior del vehículo que lo puede regular en el momento que desee el piloto. Por último, decir que para los neumáticos se cuenta con la marca BF Goodrich, en medida 225/40 R18 en asfalto y 215/65 R15 en tierra.