Citroën C4 Picasso: Visiospace deportivo

Diego Zotes01 feb 2007
Citroën presenta su precioso C4 Picasso con una carrocería más pequeña para 5 pasajeros, con un diseño de orientación más deportiva y un comportamiento muy dinámico. Los motores y el lujo a imagen y semejanza de su hermano mayor.
Visiospace deportivo
Citroën ya puede presumir de tener la gama más amplia de monovolúmenes del mercado en los concesionarios, puesto que como hizo con el C4 berlina, presenta su segunda carrocería para el monovolumen compacto C4 Picasso de cinco plazas frente a la de siete del Grand C4 Picasso, como ha pasado a denominarse el original de mayor volumen. El precio se ajusta aún más, partiendo desde los 19.150 euros como oferta de lanzamiento, con unas diferencias relativas a su hermano mayor de 7 plazas de 900 euros, mientras que la diferencia respecto al Xsara Picasso es de unos 3.000 euros. Además, todos estos monovolúmenes compactos se fabrican en la factoría que la marca gala posee en Vigo, Pontevedra.

a fondo :: Citroën C4 Picasso 1

El C4 Picasso nació como una renovación total del Xsara Picasso, aunque éste se seguirá comercializando por lo menos hasta el año 2010. El C4 Picasso también introdujo el nuevo concepto de monovolumen para Citroën, el Visiospace, para el disfrute y el bienestar de todos sus pasajeros. Todos estos monovolúmenes se complementan entre sí, posicionando al nuevo C4 Picasso 5 plazas entre los monovolúmenes compactos de orientación deportiva, moderna y juvenil.
p>De los monovolúmenes compactos sólo las marcas Renault y Seat han presentado dos carrocerías distintas sobre sus vehículos Scénic y Altea, complementados con el Grand Scénic y Altea XL, aunque sin introducir apenas diferencias mecánicas y de comportamiento entre ellas, como ha hecho Citroën con su C4 Picasso de 5 plazas, que ha dotado de un comportamiento más similar al de un turismo, de aptitudes más dinámicas y mayores prestaciones con una carrocería menos voluminosa. Curiosamente, la competencia directa para el C4 Picasso de 5 plazas la encontramos entre monovolúmenes de gran tamaño de las marcas rivales por semejanza de dimensiones, como el Renault Grand Scenic, el Volkswagen Sharan, el Ford Galaxy o el Altea XL.
El C4 Picasso 5 plazas, con sus 4.470 mm de longitud (24 cm más que el Xsara Picasso y 12 cm menos que el Grand C4 Picasso), la anchura de 1.830 mm, exacta a la del Grand C4 Picasso y 8 cm superior al Xsara Picasso y su altura de 1.660 mm, 3 cm superior que su antecesor y 2 cm inferior que su hermano mayor, enamora a todo su público por su imagen dinámica, agresiva y equilibrada.
Personalidad deportiva
La imagen exterior sugiere deportividad y modernidad recogiendo el concepto de monovolumen panorámico presentado por el Grand C4 Picasso, aunque con unos nuevos valores de dinamismo y un estilo mucho más juvenil. Las tres claves del C4 Picasso para transmitir esa imagen dinámica y deportiva son una silueta muy fluida que transmite velocidad, una luneta trasera inclinada que lo asemeja a un turismo y una alta línea de cintura que transmite tensión y fuerza.

a fondo :: Citroën C4 Picasso 2

En conjunto, el frontal hace un claro guiño a la deportividad con una boca invertida con tres grandes aperturas y cubierta con una rejilla específica de tipo deportivo. El lujo viene de la mano de los dos grandes chevrones, al estilo C6, que se extienden hasta los elegantes faros rasgados y el marco cromado de los antinieblas en los acabados altos de gama. De lado, destaca la forma panorámica del parabrisas delantero curvado de grandes dimensiones, la línea general que le confiere fluidez y ligereza, con una tira cromada en los acabados superiores, los cristales traseros tintados y las tremendas ventanillas que completan hasta 6 m2 de transparencia. Las agresivas llantas de aleación de 15, 16, 17 y 18 pulgadas coronan una imagen muy dinámica. La zaga muestra una nueva luneta inclinada que, combinada con el pequeño alerón superior y los grandes faros rasgados, transmiten deportividad.
Espacio y calidad Premium
El interior del C4 Picasso es una fiesta de glamour, lujo y tecnología. Todos los detalles emanan unas sensaciones exquisitas, mientras la limpieza de líneas contagia la máxima serenidad y ambiente de relax. Los asientos en los acabados altos de gama, realizados en piel o tejido de Alcántara, destacan por su estructura deportiva y un óptimo grado de confort que ofrecen en todas las plazas. El conductor se encuentra realmente mimado, con una perfecta posición al volante gracias a multitud de regulaciones de volante y asiento, un salpicadero de tonalidades y tacto muy suaves, con los mandos de audio y seguridad muy a mano en la zona central (no hay consola) y el sistema completo de climatización en los extremos laterales. Otros elementos de vanguardia en el C4 Picasso, como las levas del cambio automático tras el volante o el freno de mano eléctrico automático facilitan la vida a bordo del conductor.

a fondo :: Citroën C4 Picasso 3

Como toda la familia C4, el volante en su parte central estática incorpora los mandos necesarios para manejar todos los sistemas electrónicos, mientras que en la columna de dirección se ofrecen las levas para manejar el nuevo cambio automático secuencial de 6 velocidades. El confort es total para todos los pasajeros. De hecho, la zona trasera muestra unos asientos independientes idénticos regulables en longitud e inclinación del respaldo, además de abatibles, para dejar un espacio de carga plano y espacio para las piernas sobresaliente. El espacio de carga en el maletero va desde los 500 litros de capacidad con los 5 asientos en su posición más retrasada, hasta los 1.734 litros con los asientos traseros abatidos. El maletero incluye opcionalmente un práctico carrito de transporte denominado Modubox, que facilita la organización del maletero y el transporte de objetos en el exterior del vehículo. Ofrece desde 37,5 litros en una versión isotérmica o de 40 litros si está construida en tela.
En el C4 Picasso destaca fundamentalmente la gran habitabilidad y la fantástica modularidad de su habitáculo, el espacio para el transporte y la carga, la elevada posición de conducción para dominar el entorno, y todo ello combinado con el nuevo revolucionario concepto de Visiospace, que ofrece una gran visibilidad desde todas las plazas del habitáculo y una inmensa luminosidad en un interior despejado y elegante, concediendo a los pasajeros un confort del más alto nivel.

En cuanto al nivel de equipamiento de confort está entre los mejores de su clase, contando con sistemas tan innovadores como una suspensión con compensación neumática opcional en el eje trasero, que permite mayor confort a todos los pasajeros ante irregularidades del asfalto, conservar una altura constante sea cual sea la carga del vehículo y bajar el plano de carga hasta 14 cms para facilitar su acceso desde el exterior, numerosos huecos portaobjetos tanto en el salpicadero como en el piso o el túnel central, así como un sistema de climatización cuadrizona con reglajes individuales para los pasajeros de la fila trasera, una luz ambiental tanto exterior como artificial muy acogedora, sensor de calidad de aire y perfumador del ambiente, mientras que opcionalmente se puede optar por sistemas de entretenimiento para los pasajeros como un pack de sonido con amplificador digital de 350 W y cajón digital, un pack de vídeo con dos pantallas DVD tras los reposacabezas delanteros con auriculares inalámbricos, sistema de manos libres Bluetooth o un sistema NaviDrive con una pantalla panorámica de 16/9 de 7 pulgadas y teléfono GSM integrado.
Motores limpios y tecnologias punteras
Este nuevo monovolumen cuenta con la misma gama de motores que su hermano mayor, dos motores de gasolina y dos diesel con filtro de partículas integrado. Entre los de gasolina el más pequeño es un 1.8 litros con 16 válvulas que desarrolla 127 cv a 6.000 rpm y un par motor de 170 Nm a 3.750 rpm combinado con un cambio manual de 5 velocidades y el más potente es un 2.0 litros con 16 válvulas y distribución variable (VVT) que entrega 143 cv a 6.000 rpm y un par de 200 Nm a 4.000 rpm y se puede combinar con un cambio manual pilotado de 6 velocidades o un cambio automático a la antigua usanza de 4 velocidades. El más rápido en alcanzar los 100 km/h es 2.0 de 143 cv con embrague manual pilotado que lo hace en 11,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de de 195 km/h, mientras que logra reducir su consumo hasta los 8 litros en ciclo mixto.

a fondo :: Citroën C4 Picasso 4

Entre los motores diesel encontramos dos motores turbodiesel con filtro de partículas (FAP) y turbo de geometría variable, un 1.6 litros HDi con 16 válvulas que desarrolla una potencia de 110 cv a 4.000 rpm con un par máximo de 240 Nm a 1.750 rpm (260 Nm con overboost) y se puede combinar con un cambio manual de 5 velocidades o un cambio manual pilotado de 6 velocidades. El diesel más potente de la gama es el 2.0 litros HDi con 16 válvulas que desarrolla una potencia de 138 cv a 4.000 rpm y un par motor de 270 Nm 2.000 rpm, pudiéndose elegir entre un cambio manual pilotado de 6 velocidades o un nuevo cambio automático de 6 velocidades con posibilidad de cambio secuencial con levas tras el volante, común con los modelos C4, C5 y C6. De los diesel, el más potente de 138 cv con cambio automático de 6 velocidades es el que cumple los 100 km/h en menos tiempo, 12,1 segundos, mientras que la velocidad máxima corresponde a ese mismo motor pero con el cambio manual pilotado de 6 velocidades, con 195 km/h de velocidad punta.
Durante la presentación, nosotros probamos el diesel de mayor potencia con el nuevo cambio automático de 6 velocidades que adapta a la conducción y a las condiciones de la carretera, un elemento que le va de maravilla a un vehículo tan polivalente como el C4 Picasso. El motor empuja con fuerza desde bajas vueltas en aceleración pura, aunque el gran peso de más de 1.700 kgs se deja notar en el brío mostrado a la hora de recuperar a velocidades medias en carretera abierta, donde se ha de recurrir al cambio de levas con frecuencia para bajar marcha y notar un empuje algo más decisivo. Entre el cambio de relaciones no se percibe ningún salto destacable, demostrando un confort absoluto dentro del habitáculo, mientras el aislamiento del ruido es muy bueno, sólo dejándose notar el ruido del motor por encima de las 3.000 rpm.

El comportamiento de este C4 Picasso 2.0 HDi en carretera es excelente, brindando un gran placer de conducir y un alto nivel de seguridad al volante, dada su buena unión al suelo por los grandes neumáticos, un gran ancho de vías y una suspensión con un tarado muy preciso con el compromiso perfecto entre confort y comportamiento. La dirección de asistencia variable eléctrica tiene un tacto muy bueno, resultando siempre fácil realizar cualquier maniobra. El tren delantero es de tipo McPherson derivado del C4 pero con refuerzos para soportar el peso y los esfuerzos. El tren trasero, sin embargo está basado en una traviesa deformable con el fin de no limitar el volumen del maletero.

Para mantener siempre una seguridad total, entre la dotación de equipamiento relativa a la ayuda a la conducción y a la seguridad encontramos de serie ABS con distribuidor electrónico de la frenada EBD, el ESP de serie desde el acabado básico, el freno de mano eléctrico, la ayuda al arranque en pendiente, un sistema de ayuda a aparcamiento activo que mide las plazas disponibles, regulador y limitador de velocidad, faros autodireccionales de iluminación en curva, sistema de medición de presión de neumáticos, 7 airbags (con el de rodillas de conductor) y anclajes Isofix para sillitas de niños, entre otros muchos elementos, una dotación opcional posible sin parangón entre la competencia de esta categoría.