Citroën C3 1.6 16v: El estirón

Diego Zotes09 oct 2002
Un coche con excepcional espacio interior, estudiada ergonomía y buena potencia. Los pequeños Citroën han pegado el estirón.
Inicio
Citroen C3 1.6 16V SX

a fondo :: Citroën C3 1.6 16v 1

Con el lanzamiento del C3 la marca del chevrón planta cara a rivales tan duros en el segmento como el Opel Corsa, Volkswagen Polo, sus compatriotas Peugeot 206 o Renault Clio o al recién llegado Ford Fiesta, todos ellos inmersos en una batalla por hacerse con un puesto de privilegio en las cifras de ventas, por lo que incorporan cada vez más calidad y equipamiento.

a fondo :: Citroën C3 1.6 16v 2

Es un producto atrevido, original, sin duda atractivo, marcado por su aspecto amable de un solo volumen y que aporta soluciones innovadoras en su espacioso habitáculo.
El motor que anima a la unida probada es el gasolina 1.6 16V de 110 caballos. Un propulsor que mueve el conjunto con alegría, aunque sin hacer alarde de unas sobresalientes cifras de prestaciones. Es un coche algo blando de suspensiones, de comportamiento muy burgués aunque sin tacha y que en líneas generales goza de un apartado dinámico satisfactorio además de un buen nivel de equipamiento. El precio es de 13.230€.
Jorge Rubio, Autocity.
3 Octubre de 2002.
Diseño y equipamiento

a fondo :: Citroën C3 1.6 16v 3

El interior es espacioso y luminoso. Esto viene provocado por su diseño exterior del que destaca un altura considerable (1.519 mm), manteniendo unas cotas de acuerdo con el segmento en el que se enmarca, con una longitud de 3.850 mm. Las plazas delanteras gozan de un espacio generoso, con una visión casi panorámica que provoca el pilar A del que emerge la abombada forma que marca el diseño de la carrocería. Sin embargo las plazas traseras el espacio ya no es tan abundante, sobre todo para las piernas. La posición de conducción es alta por la banqueta y los asientos tienen un mullido algo blando por lo que no sujetan demasiado el cuerpo. El maletero si se encuentra bien posicionado respecto a la competencia, en cuanto a capacidad de carga, por sus 305 litros. Además podemos modular el espacio mediante una bandeja que permite disponer un doble fondo.

a fondo :: Citroën C3 1.6 16v 4

La disposición de todos los elementos interiores es realmente práctica. A la altura del pasajero encontramos una doble guantera de gran capacidad, como también lo son las bolsas de las puertas. Bajo el asiento del acompañante también disponemos de un práctico cajón. El diseño del salpicadero es llamativo, bicolor, con un cuadro de instrumentos digital con un cuentarrevoluciones de difícil lectura. Todos los mandos se encuentran muy a mano y llaman la atención las ruedas de ventilación que recuerdan a las del Ford K. La calidad de los plásticos utilizados y los acabados aprueban sin más.
Entre el equipamiento que incorpora destacan sus cuatro airbag, dos frontales y dos laterales, cierre centralizado con mando a distancia, pero se echa en falta ordenador de abordo que incorporan muchos de sus rivales. Al mencionado ABS que incorpora de serie se le puede añadir como opción el control de estabilidad (ESP).
Motor
MOTOR

a fondo :: Citroën C3 1.6 16v 5

El motor 1.6 de gasolina es suave, de muy agradable utilización por un entrega de potencia muy lineal. Su potencia de 110 cv es más que suficiente para un conjunto que pesa 1.063 kilogramos. Además cuenta con la ventaja de no ser un propulsor excesivamente ruidoso, al que hay que llevarle a un ritmo alegre( por encima de las 4.000 rpm) para exprimir el potencial que lleva dentro pues la cifra máxima de potencia la entrega a 5.750 rpm. Va unido a una caja manual de cinco velocidades, de accionamiento suave aunque no destaca por su rapidez ni excesiva precisión aunque sí por una relación acertada entre las marchas.

Los consumos se mueven dentro de un margen relativamente bajo por lo que podemos decir que la relación consumo-prestaciones es bastante buena y a la altura de todos sus rivales en el segmento. Los consumos oficiales anuncian 6,5litros/100km, pero durante la prueba pudimos comprobar que estos superaban incluso los 7. La velocidad máxima oficial es de 192 km/h y la aceleración de 0a 100 km/h de 9,2 segundos. Esto permite mover al C3 con bastante agilidad en todo tipo de terrenos, siempre y cuando, como hemos ya comentado nos movamos en la banda de utilización óptima pues tiene unos bajos un poco flojitos y esto obliga a hacer reducciones para conseguir aumentar el ritmo de marcha.
Comportamiento
COMPORTAMIENTO

a fondo :: Citroën C3 1.6 16v 6

El comportamiento no ofrece tacha alguna ya que cuente con un buen equilibro dinámico, pero el tarado de suspensiones, a nuestro juicio algo blando, no posibilita un paso por curva de lo mejor en la categoría, ni mucho menos sensación deportiva alguna sino todo lo contrario; la comodidad es su distintivo. La suspensión del tren delantero es muy solvente, pero le cuesta entrar cuando encaramos una curva muy cerrada y el trasero, gobernado por unos brazos longitudinales, acusa incómodos rebotes cuando atravesamos juntas de puentes al circular por autovías. En su descargo hay que destacar una buena estabilidad que otorga confianza al conductor en todo momento.

a fondo :: Citroën C3 1.6 16v 7

La dirección incide directamente en las sensaciones dinámicas. En ciudad el tacto es muy bueno ya que su asistencia eléctrica permite realizar todo tipo de maniobras aplicando un esfuerzo mínimo. Una vez en marcha, el sistema de endurecimiento progresivo entra en acción y refuerza el tacto aunque sigue notándose demasiado sensible cuando circulamos a buenas velocidades de crucero. Podemos dar tres vueltas de volante con una desmultiplicación que posibilita un diámetro de giro de algo más de 10 metros.
En el apartado de frenos, decir que monta discos en ambos trenes, dos de ellos ventilados, con asistente de frenada. El equipo se mostró solvente en todo momento con un buen tacto del pedal.
a deslizar.