Citroën C1: Lección de urbanidad

Diego Zotes28 feb 2005
Con una longitud de 3,4 metros el Citroën C1 se presenta como una buena opción urbana. Dispondrá de carrocerías de tres y cinco puertas, comparte plataforma con el Peugeot 106 y el Toyota Aygo y se ofrecerá con motores gasolina y diesel de bajo consumo.
Inicio
LECCION DE URBANIDAD

a fondo Citroën C1 1

Con una longitud de 3,4 metros el Citroën C1 se presenta como una buena opción urbana. Dispondrá de carrocerías de tres y cinco puertas, comparte plataforma con el Peugeot 106 y el Toyota Aygo y se ofrecerá con motores gasolina y diesel de bajo consumo.

De serie ofrecerá airbag para el conductor y el pasajero además de sistema antibloqueo de frenos ABS -que ya es obligatorio en todos los coches nuevos- y un sistema para evitar que el vehículo se desestabilice en frenadas en curva denominado CSC (Corner Stability Control). Los frenos delanteros de disco ventilados se combinan con traseros de tambor. El esquema de suspensiones del C1 es el adecuado para un coche urbano. Un eficaz y sencillo pseudo-MacPherson en el eje delantero y en el trasero paralelogramos deformables, que ocupa poco espacio y permite unos 140 litros de portaequipajes.
p>   Más que espacio para maletas lo que trata de conseguir el C1 es espacio para los pasajeros. Por eso las ruedas están muy desplazadas hacia los extremos y la puerta trasera en la carrocería de cinco puertas enrasa con el piloto posterior, lo que explica el hueco que queda para el equipaje. Como perfecto ciudadano el C1 doblará en poco espacio, 9,5 metros entre aceras, aunque no es precisamente estrecho, llegando a 1,85 metros de ancho.
p>El motor de gasolina tiene 998 centímetros cúbicos y ofrece una excelente potencia para su tamaño de 68 caballos, mientras que la mecánica Diesel cubica 1.398 cc. y rinde 54 cv. El consumo mixto del primero es de 4,6 litros de gasolina, mientras que el segundo gasta 4,1 litros de gasóleo de media cada 100 kilómetros. En ciudad son 5,3 y 5,1 respectivamente. La mecánica de gasolina dispondrá de una caja de accionamiento automático Sensodrive como alternativa a la clásica manual de cinco velocidades, ambas con los mismos desarrollos y similares consumos.
Carlos Lera, Autocity
1 de Marzo de 2005