Citroen C-Crosser: Desde 34.500 euros

Mikel Elorza12 jul 2007
Una marca generalista como Citroen tenía que estar presente en un mercado en auge como es el de los SUV. El C-Crosser empezará a venderse en septiembre con un motor 2.2 diesel de 156 cv desde 34.500 euros.
Desde 34.500 euros
Una marca generalista como Citroen tenía que estar presente en un mercado en auge como es el de los SUV y por eso presenta su nuevo modelo C-Crosser, que empezará a venderse en septiembre con un motor 2.2 diesel de 156 cv desde 34.500 euros.

a fondo Citroen C-Crosser 1

El grupo PSA necesitaba un socio con experiencia en la fabricación de todoterrenos para desarrollar su nuevo modelo y qué mejor aliado que Mitsubishi. Así, bajo la misma plataforma nacen el Mitsubishi Outlander, el Peugeot 4007 y el Citroen C-Crosser.
Tres coches prácticamente iguales, pero cada uno con sus propias señas de identidad. En el caso de Citroen han tomado prestada de otros modelos la calandra para convertir el frontal en el actor principal de la imagen del C-Crosser. Como es habitual en la marca del doble chevron, Michelin ha desarrollado unos "zapatos" específicos para la llantas de 16 y 18 pulgadas que puede "calzar" este todocaminos.
Por su configuración de 7 plazas - 5 + 2 - sus rivales naturales serían el Hyundai Santa Fe y el Chevrolet Captiva, aunque por dimensiones - 4.646 mm de largo, 2.072 mm de ancho y 1.713 mm de alto - también tendrá que hacer frente a: Opel Antara, BMW X3, Honda CRV o Toyota Rav4.
El C-Crosser se venderá a partir de septiembre con una sola opción mecánica: será el conocido motor 2.2 HDi con 156 cv del grupo PSA que ya montan el C5 y el C6. Según cifras oficiales, promete una velocidad máxima de de 200 km/h, un consumo en ciclo combinado de 7,3 litros a los 100 km y una aceleración de 0 a 100 en 9,9 segundos. Y aunque por su elasticidad este propulsor trabajaría bien con un cambio automático, de momento sólo estará disponible con una caja manual de seis velocidades. Será en el 2008 cuando también incorpore un motor gasolina en el que sí se podrá elegir entre cambio automático o manual.
Un motor y dos niveles de acabado:

- Citroen C-Crosser 2.2 HDi VTR: 34.500 euros.
- Citroen C-Crosser 2.2 HDi Exclusive: 38.400 euros.
En el equipamiento de la versión VTR destacan: ESP y ABS, climatizador, radio-CD con MP3 y mandos en el volante, banqueta deslizante y abatible automáticamente de la segunda fila de asientos, banqueta escamoteable de la tercera fila de asientos y llantas de aluminio de 16 pulgadas. Por su parte, el C-Crosser Exclusive añade al equipamiento anterior: el tapizado en cuero de los asientos, el asiento del conductor con reglajes eléctricos, la calefacción de los asientos delanteros, los faros de xenón, la ayuda trasera de estacionamiento, las lunas traseras sobrepintadas, el cargador de CDS, los embellecedores cromados en los pomos y el marco de las lunas, y llantas de 18 pulgadas.
Como opciones disponibles quedarían, según versión, la pintura metalizada por 400 euros, el NaviDrive disco duro con cámara de visión trasera por 2.400 euros, el techo eléctrico por 750 euros y las llantas de aluminio de 18 pulgadas por 750 euros.
Si quieres comprarte uno ve pidiendo una de las 2.500 unidades que se venderán en España el año que viene, porque aunque empieza a comercializarse en septiembre los pedidos copan las ventas hasta diciembre.