Citroen C-Airdream: Mitad coche, mitad avión

Diego Zotes13 sep 2002
Citroen presentará en la muestra de París 2002 un estudio de diseño basado en un coupé 2+2 plazas que marca las tendencias que podrían seguir los deportivos del futuro.
Inicio
MITAD COCHE, MITAD AVION

a fondo :: Citroen C-Airdream 1

Citroen presentará en la muestra de París 2002 un estudio de diseño basado en un coupé 2+2 plazas que marca las tendencias que podrían seguir los deportivos del futuro. El Citroen C-Airdream adopta los cada vez más evolucionados mandos electrónicos, un sistema de manejo de las funciones del vehículo agrupados en el volante y sin mandos mecánicos. Es decir, frenos, acelerador, cambio... todo accionado desde el volante. Como en un avión.

a fondo :: Citroen C-Airdream 2

Por lo demás, el prototipo francés luce una carrocería muy aerodinámica (Cx de 0,28), con una limpieza total de líneas y un gran techo panorámico con superficie acristalada. Su interior resulta muy luminoso, con un habitáculo en el que las plazas delanteras están completamente divididas y las traseras poseen asientos desmontables, con el fin de ganar en versatilidad.
El C-Airdream recibe el conocido motor 3.0i V6, cuya potencia máxima es de 210 cv a 6.000 rpm. Dicha mecánica se acopla a una caja de cambios automática autoadaptativa con mando secuencial en el volante; mientras que la suspensión hidráulica Hydractiva 3 permite dos niveles de dureza: confort o dinámico, en función del estilo de conducir y del perfil de la carretera.
Enrique Marco, Autocity.
12 Septiembre de 2002.
Detalles
DETALLES

a fondo :: Citroen C-Airdream 3

Citroën avanza en la búsqueda de soluciones relacionadas con el puesto de conducción con mandos electrónicos (By Wire). Tras el concept-car C-Crosser, explora una nueva vía: que todo sea electrónico en las funciones de frenado y dirección.
En el puesto de conducción con mandos electrónicos del C-Airdream todas las funciones dinámicas se realizan desde el volante. Permite crear modos de conducción innovadores y una enorme libertad de situación de los elementos. Esta implantación de los mandos asegura el confort, tanto al conductor como a los pasajeros. El espacio que dejan libre los pedales aumenta el espacio interior y la seguridad, ya que la ausencia de elementos mecánicos, tales como la columna de dirección y los pedales, disminuye sensiblemente el riesgo de heridas en caso de colisión.
Los mandos, situados sobre el volante, aumentan la rapidez de ejecución de las maniobras, especialmente durante el frenado, lo que permite ganar tiempo (el de buscar el pedal de freno). El puesto de conducción del C-Aidream reagrupa al alcance de la mano, además de las funciones habituales, las de frenado, aceleración y cambio de marchas. La función de dirección se asegura por una conexión eléctrica que asocia diferentes sensores y un mando electrónico. La aceleración se obtiene al presionar los pulgares sobre las palancas situadas en el interior del volante. La presión de las manos sobre la superficie del volante activa el sistema de frenado. El cambio de velocidades también se realiza por pulsadores situados en el interior del volante, al nivel de los pulgares. Todos los mandos son ergonómicos.
El sistema de dirección, totalmente electrónica, tiene en cuenta la velocidad y la adherencia para determinar su tacto. Esta función facilita, en particular, las maniobras de estacionamiento (1/2 vuelta de volante de un extremo a otro frente a las 3 vueltas habituales) y asegura un perfecto control a altas velocidades, gracias a una desmultiplicación que permite gran precisión de conducción.