Cinco conductores de transportes escolares dieron positivo en pruebas de alcohol:

Cinco conductores de transportes escolares dieron positivo en pruebas de alcohol 1
Agencia EFE23 nov 2012
La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha controlado 3.978 vehículos de transporte escolar y ha denunciado a 1.927 conductores, de los cuales cinco dieron positivo en las pruebas de alcoholemia, dentro de una campaña especial para comprobar que los autobuses escolares cumplen la normativa.

Las denuncias más frecuentes han sido por irregularidades administrativas, ya que 1.442 autocares han sido denunciados por incumplir la obligatoriedad de llevar la autorización especial de transporte escolar y 232 vehículos han sido sancionados por no tener el seguro de responsabilidad civil ilimitado.

En esta campaña de siete días de duración, que comenzó el pasado 12 de noviembre, otros 123 vehículos no llevaban la señal de transporte escolar (V-10) y otros 14 no pasaron la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), según un comunicado del Ministerio del Interior.

Respecto a las condiciones técnicas y elementos de seguridad de los autocares, los agentes han denunciado a 133 vehículos por irregularidades en las puertas de servicio y emergencias y en los dispositivos de accionamiento, y a 34 en relación a los cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados, la mayoría por no uso de los mismos.

Desde octubre de 2007, tanto en España como en el resto de países miembros de la Unión Europea se deniega la matriculación a cualquier autobús que no tenga instalados los sistemas de retención.

Asimismo, 20 conductores han sido denunciados por exceder en el tiempo de conducción o minoración del descanso y otros 62 por no llevar a bordo del autocar una persona encargada del cuidado de los menores, cuando así procedía.

Otra infracción cometida por los conductores de transporte escolar ha sido la de conducir a velocidades superiores a las permitidas, precepto por el que se ha sancionado a dos conductores.

Con independencia de esta campaña intensiva, la Guardia Civil seguirá realizando inspecciones de este tipo de transporte durante todo el curso escolar.