Chrysler Viper SRT-10: Al gusto del cliente

Diego Zotes03 dic 2002
El Viper no es un coche de masas, ni barato (aunque más que otros de sus características), por lo que a la hora de desarrollar el modelo 2003, que estará a la venta a principios de año, no se han tenido en cuenta estudios de mercado sino encuestas a grupos de clientes para descubrir cómo quieren sus dueños que sea el nuevo Viper.
Inicio
AL GUSTO DEL CLIENTE

a fondo :: Chrysler Viper SRT-10 1

El Chrysler Viper es uno de los deportivos que por derecho propio forma parte de la historia del automóvil. No es un coche de masas, ni barato (aunque sí más que otros de sus características), por lo que a la hora de desarrollar el modelo 2003, que estará a la venta a principios de año, no se han tenido en cuenta estudios de mercado ni grandes estadísticas, sino unas encuestas realizadas a grupos de clientes para descubrir cómo debería de ser el último Viper.

a fondo :: Chrysler Viper SRT-10 2

Tras la encuesta, los entusiastas grupos de opinión y propietarios dieron una serie de repuestas constantes y exigencias comunes: mayor potencia, frenos más grandes, reducción de peso, mejor mecanismo para la capota y mayor confort interior. Todos coincidían en que, independientemente del grado de evolución, atributos del Viper como su esencia y su patrimonio debían mantenerse. El mensaje fue claro, el Viper debía ser un coche deportivo con motor delantero, dos asientos y propulsión trasera. Debía disponer de configuración V10 con al menos la misma potencia que las actuales versiones de 450 cv. No debía tener sujetavasos, ni control de la velocidad de crucero o control de tracción. El Viper debía ser un coche para el conductor y no un coche de lujo que pretende ser deportivo.
Enrique Marco, Autocity.
29 Noviembre de 2002.
Desarrollo
DESARROLLO

a fondo :: Chrysler Viper SRT-10 3

Dodge -la marca que comercializa el Viper en Estados Unidos- reunió a sus directivos y formuló la declaración de la misión del nuevo coche. La misión del Viper SRT-10 Convertible 2003 comenzaba con estos cinco objetivos: construir una versión auténticamente convertible del Dodge Viper RT/10 Roadster, refinar el diseño original sin perder su extraordinario estilo, elevar aún más el excepcional nivel de prestaciones, mantener el enfoque de vuelta a lo básico del original Viper y preservar el patrimonio del coche deportivo americano.
Como parte de la completa renovación del Viper, han sido introducidos más de 100 cambios y mejoras en el chasis, los frenos, la suspensión, los neumáticos, el motor, la transmisión, el salpicadero, la electrónica y en más de una docena de paneles de la carrocería. El Viper conserva su configuración de motor delantero y propulsión trasera con cambio manual de 6 velocidades. Desde el inicio se estableció el compromiso de emplear un chasis tipo competición que incluyera suspensión independiente a las cuatro ruedas, neumáticos y ruedas anchas para una máxima adherencia y grandes frenos que asegurasen una frenada muy eficaz.
El salpicadero derivado del mundo de las carreras integra un panel de instrumentación altamente funcional, con el cuentarrevoluciones en posición central y velocímetro graduado hasta las 220 millas por hora (355 km/h). El botón de arranque refuerza el diseño y confirma la tradicional inspiración deportiva del coche. La nueva versión del sistema de frenos introducido en el modelo año 2001, con cuatro discos y ABS, ha sido mejorada para este coche de nueva generación. En el nuevo bloque motor V10 realizado en aluminio la cilindrada ha aumentado de 8 litros a 8,3 litros, la potencia ha pasado de 450 cv a 500 cv y el par motor de llega ahora a 712 Nm.
NUEVA ESTETICA

a fondo :: Chrysler Viper SRT-10 4

Con unas líneas derivadas del prototipo Dodge Viper GTS/R mostrado por primera vez en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica de 2000, el Viper SRT-10 2003 exhibe un diseño totalmente nuevo dentro de su concepción roadster. La baja altura del capó, las prominentes aletas y las profundas nervaduras laterales provienen de la versión original, pero con sus nuevos trazos trasladan al Viper al Siglo XXI. La optimizada aerodinámica y la mejor accesibilidad refuerzan los aspectos funcionales.
Las viscerales líneas del Viper demuestran la pasión depositada en él por los diseñadores de Dodge. La nueva capota presenta un nuevo perfil y es muy fácil de accionar. Recordemos, que el Viper fue inicialmente presentado con carrocería abierta y con un arco antivuelco de plena anchura que aportaba la libertad de conducción al aire libre a la gama Dodge. El segundo capítulo de la historia del Viper se escribió en 1996, cuando fue presentado el GTS Coupé, añadiendo un clásico estilo gran turismo, en línea con las prodigiosas prestaciones del coche. La nueva capota de doble pliegue y un solo anclaje central convierte al Viper en auténtico convertible, volviendo a los tiempos en los que los coches deportivos aportaban grandes prestaciones y representaban una libertad indomable. El Chrysler Viper SRT-10 está disponible en rojo, negro y plata metalizado.

a fondo :: Chrysler Viper SRT-10 5