Chrysler Sebring 2.7: Un paso por delante

Diego Zotes30 ene 2001
Inicio
PRESENTACION

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 1

Por Enrique Marco, Autocity
30 de enero del 2001
Uno de los primeros modelos que inicia su comercialización en el siglo XXI es el Chrysler Sebring. En principio aparece como sustituto del Stratus aunque en la práctica el nuevo modelo está un paso por delante tanto en tamaño como en calidad. La única versión disponible actualmente -posteriormente llegará el dos litros- recurre al motor 2.7l de seis cilindros en V que monta su hermano mayor, el 300 M. Su equipamiento es completísimo, y lo más interesante, su precio muy competitivo.

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 2

Situar el Sebring en nuestro mercado no resulta fácil pues lo que para los americanos es un coche medio, para Europa es un coche grande. Por poner un ejemplo, el Stratus (12 cm más corto) era competidor directo de los Lancia Lybra o Volkswagen Passat. Sin embargo, por motor, espacio y equipamiento, el nuevo Sebring lucha directamente con automóviles como el Nissan Máxima o el Alfa Romeo 166.
Agradecemos la cesión de la unidad probada al concesionario Automóviles Sagasta.
Diseño
DISEÑO

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 3

El diseño de la carrocería del nuevo Sebring está pensado para satisfacer al gusto europeo. Sus formas, más suaves y redondeadas que de costumbre, consiguen un efecto visual muy agradable, pareciendo menos voluminoso de lo que en realidad es. Sus 4,84 metros de longitud lo sitúan en el segmento de las grandes berlinas, mientras que el afilado frontal y contenida altura le aportan un "look" muy aerodinámico.
En el interior, la habitabilidad está muy lograda gracias a su diseño de "cabina adelantada" que ya disfrutaban el Stratus y el 300 M, quedando un gran espacio para los pasajeros. El diseño del salpicadero recuerda al de su hermano mayor, el 300 M, con un cuadro de relojes de estilo retro. La calidad está presente en todos los componentes que integran el habitáculo. Los asientos están tapizados en piel, así como el volante, que agrupa los mandos para el control de crucero, ordenador de abordo y equipo de música. Por cierto, este sistema de audio logra un sonido fantástico. Los únicos mandos que desentonan en el salpicadero son los de el equipo de aire acondicionado (no climatizador), tres ruletas demasiado convencionales para el ambiente general de lujo lo caracteriza.

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 4

Otros elementos que el Sebring incorpora de serie son los cuatro airbags delanteros, alarma con mando a distancia, ABS con EDB, regulación eléctrica del asiento del conductor y control de tracción entre otras cosas.
Conducción
CONDUCCION

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 5

Nada más girar la llave de contacto del Sebring se percibe el refinamiento de su mecánica. Entre otras cosas porque al ralentí el sonido que llega al habitáculo motor es prácticamente nulo. Con el mismo motor de seis cilindros en V que el 300 M obtenemos una respuesta poderosa y a la vez dulce. La caja de cambios automática Autostick también contribuye a ello pues el paso de una marcha a otra se produce suavemente. Eso sí, en el caso de necesitar potencia en un adelantamiento, al pisar a fondo el acelerador la gestión del cambio reduce automáticamente a la marcha adecuada, proporcionando una recuperación rápida. Con la palanca situada en la posición secuencial, el conductor podrá seleccionar la marcha que desee con leves toques a izquierda o derecha.
La configuración de "cabina adelantada" beneficia igualmente a la estabilidad, pues con una distancia entre ejes considerable (2,74 metros), el Sebring afronta las curvas con total seguridad, a lo que también ayuda el correcto tarado de los amortiguadores. El nuevo modelo de Chrysler es idóneo para recorrer cientos de kilómetros por autopistas sin fatiga. Ya puede ser la velocidad de crucero elevada que ni el confort ni seguridad se verán comprometidos en ningún momento. En carreteras secundarias, el Sebring se desenvuelve dignamente aunque este no es su terreno preferido. Desarrolla más de 200 CV pero su carácter tranquilo unido a una caja de cambios automática y a una larga batalla, hace que su comportamiento no sea precisamente deportivo. Por su parte, la ayuda electrónica favorece a la seguridad activa, con control el de tracción y un sistema de frenos con ABS y EDB (corrector electrónico de frenada) de serie que cumplen su misión perfectamente.

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 6

Competidores
COMPETIDORES

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 7

Ficha
FICHA

a fondo :: Chrysler Sebring 2.7 8