Chrysler Sebring: Coche para todo, pero diferente

Diego Zotes15 oct 2002
Aunque no acaba de llegar la ansiada versión diesel que sin duda daría un espaldarazo importante a las ventas, lo cierto es que dentro del mercado de gasolina el Sebring cuenta con una serie de características que lo sitúan como un modelo único.
Inicio
COCHE PARA TODO, PERO DIFERENTE

a fondo :: Chrysler Sebring 1

Este año el Chrysler Sebring se presenta prácticamente sin novedades, pero con la intención de incrementar las cifras de ventas que ha logrado durante los últimos ejercicios. Quizá apoyado en una campaña de apoyo publicitario escaso, la intención de Chrysler es potenciar un buen producto mediante otros medios de darlo a conocer.

a fondo :: Chrysler Sebring 2

Aunque no acaba de llegar la ansiada versión diesel que sin duda daría un espaldarazo importante a las ventas, lo cierto es que dentro del mercado de gasolina el Sebring cuenta con una serie de características que lo sitúan como un modelo único por su mezcla de categoría y precio.
De entrada, la gama Chrysler se beneficia de descuentos suculentos. La berlina en todas sus versiones tiene una rebaja de 2.000 euros mientras que el Cabrio reduce su precio al salir del concesionario en 1.000 €. Así las cosas, el Sebring Sedan LE 2.0, modelo inicial de la gama, reduce su precio de 22.387.10 € a 20.387.10 €, mientras que el Cabrio Limited 2.7, tope de la gama por precio, queda en 38.486.16 €.
Carlos Lera, Autocity.
15 Octubre de 2002.
Detalles
DETALLES

a fondo :: Chrysler Sebring 3

Con una imagen por equipamiento y estética cercana a los mejores representantes europeos y un precio por el contrario más cercano a las berlinas medias más sencillas, el Sebring juega la baza de un buen equilibrio para quien necesite un automóvil representativo pero a la vez una cómoda berlina para viajar con la familia.
El equipamiento en todas las versiones cuenta con todos los elementos de demanda habitual, como el aire acondicionado, equipo de sonido, ABS, airbag frontales y laterales, cierre centralizado con mando a distancia y elevalunas eléctricos de serie. La versión LX añade algunos extras como el ordenador de viaje y los faros antiniebla más algunos elementos puramente de "clase", como los asientos de cuero con regulación eléctrica, el control de velocidad o las llantas de aleación.El Sebring Cabrio tiene una personalidad indudablemente independiente, compartiendo con la berlina únicamente algunos detalles de bastidor y diseño básicos. Las dos versiones disponibles lo son en función del motor, y en realidad ofrecen el mismo nivel de equipamiento, encontrándose las diferencias en detalles de acabado entre el LX 2.0 y el Limited 2.7.
Por todo lo expuesto, la gama Sebring afronta esta temporada con unas buenas armas comerciales aunque bajo el desconocimiento general del público y con el "handicap" que supone la ausencia de una motorización diesel y la posibilidad de contar con más opciones que el techo eléctrico o mayor versatilidad a la hora de elegir el tipo de caja de cambios. En cualquier caso se trata de una buena opción que ofrece elementos de elegancia y categoría superior a precio de berlina generalista.Con una imagen por equipamiento y estética cercana a los mejores representantes europeos y un precio por el contrario más cercano a las berlinas medias más sencillas, el Sebring juega la baza de un buen equilibrio para quien necesite un automóvil representativo pero a la vez una cómoda berlina para viajar con la familia.
El equipamiento en todas las versiones cuenta con todos los elementos de demanda habitual, como el aire acondicionado, equipo de sonido, ABS, airbag frontales y laterales, cierre centralizado con mando a distancia y elevalunas eléctricos de serie. La versión LX añade algunos extras como el ordenador de viaje y los faros antiniebla más algunos elementos puramente de "clase", como los asientos de cuero con regulación eléctrica, el control de velocidad o las llantas de aleación.El Sebring Cabrio tiene una personalidad indudablemente independiente, compartiendo con la berlina únicamente algunos detalles de bastidor y diseño básicos. Las dos versiones disponibles lo son en función del motor, y en realidad ofrecen el mismo nivel de equipamiento, encontrándose las diferencias en detalles de acabado entre el LX 2.0 y el Limited 2.7.Por todo lo expuesto, la gama Sebring afronta esta temporada con unas buenas armas comerciales aunque bajo el desconocimiento general del público y con el "handicap" que supone la ausencia de una motorización diesel y la posibilidad de contar con más opciones que el techo eléctrico o mayor versatilidad a la hora de elegir el tipo de caja de cambios. En cualquier caso se trata de una buena opción que ofrece elementos de elegancia y categoría superior a precio de berlina generalista.
Motor y Comportamiento
Motores y Comportamiento

a fondo :: Chrysler Sebring 4