Chrysler PT Cruiser: Viva la diferencia

Diego Zotes01 sep 2000
Inicio
VIVA LA DIFERENCIA

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 1

Con el PT Cruiser, Chrysler se une a la moda ´retroª para evocar, no sin una buena dosis de nostalgia, los coches de los años 40 y 50, bajo un diseño de hoy y con todos los adelantos de la actual tecnología. El resultado es un coche de gran personalidad distinto a todos, que se sitúa en un nuevo nicho de mercado, distinguiéndose por su gran funcionalidad.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 2

Sin duda, el PT Cruiser representa un diseño absolutamente radical que gusta o no gusta, pero desde luego no deja indiferente. Su imagen es ´retrovanguardistaª, como la define Chrysler, porque la carrocería de prominentes y marcados guardabarros, los falsos estribos que se aprovechan inteligentemente para ubicar las molduras protectoras y el frontal de parrilla vertical en escudo, que se prolonga por debajo del parachoques, le dan un aire antiguo años cuarenta.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 3

Esta imagen también se refuerza por el interior, con un volante cuya maza y radios evoca a la de los de aquella época (pero con su airbag correspondiente), unos relojesde fondo blanco con agujas a juego con el color de la carrocería (como parte del salpicadero,tapa de guantera incluida) y la bola esférica de la palanca de cambio. Sólo la consola centralde origen Neon delata la modernidad de su diseño, con sus mismos mandos y teclas.
El guiño ´retroª es evidente, pero hay detalles modernos (llantas de gran diámetro con neumáticos de perfil muy bajo), faros ovalados de efecto ´joyaª, amplio portón trasero, etc) que delatan algo más que una voluntad de copia nostálgica del pasado. No hay que olvidar que el bastidor del PT Cruiser es el del Neon, que es un tracción delantera moderno y seguro, y sobre todo, que su carrocería ha buscado deliberadamente combinar un estilo propio e inconfundible junto a una clara funcionalidad.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 4

Habitabilidad
HABITABILIDAD

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 5

Con 4,29 m de largo y una batalla de 2,62 m, el PT Cruiser ofrece un volumen útil igual o mayor que el de muchos monovolúmenes compactos de nuevo cuño, con los que se equipara. Sus cinco plazas interiores son muy cómodas, con una anchura, una altura al techo y un espacio para piernas realmente sensacional. Los asientos delanteros están muy bien diseñados, con reposabrazos y respaldos anatómicos (nada de ´asientos retroª, afortunadamente) y la única crítica de ser algo cortos de banqueta, defecto menor dada la posición más vertical de los mismos, que favorece una postura más erguida. Detrás, la banqueta y el respaldo son más planos, con éste abatible por mitades asimétricas (65/35) de modo que cuando se abaten se forma un plano continuo con el del maletero si se coloca la bandeja de éste en la posición intermedia. Pero hay espacio para tres plazas, aunque la anchura a nivel de asiento podría ser mejor de no contar con los prominentes pasos de rueda.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 6


Tamaña habitabilidad no va en detrimento del maletero, que anuncia nada menos que 538 litros de capacidad (medidas SAE, que aún así en la práctica deben rondar los 500 reales) que suben a más de 1.800 si se desmonta el asiento trasero, y unos 1.600 si se pliega simplemente su respaldo. Además, el respaldo del asiento del acompañante delantero es también plegable, lo que permite transportar objetos largos de hasta 2,5 m de largo) o convertir éste en una mesita en caso de necesidad. El plano de carga ofrece 1,07 m de ancho (al nivel de los pasos de rueda) por más de metro y medio de fondo, y como guinda de remate, la bandeja trasera cubreequipajes (capaz de soportar un peso de 50 kg) se puede colocar a tres alturas distintas, descansar sobre el piso o adosarse al respaldo posterior, con una postura especial, con un pie de apoyo al borde del paragolpes, con el portón abierto, a modo de mesa de 0pic-nic supletoria.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 7



Los huecos útiles interiores están bien situados, con un cajón por debajo del asiento del acompañante, huecos en puertas y bolsas en los respaldos, aunque la guantera es algo pequeña. Otro detalle de funcionalidad son los asientos posteriores desmontables, no muy pesados (14 kg) y dotados hasta con asas y ruedas para facilitar su transporte. La rueda de repuesto, bajo el maletero, es una compacta de emergencia.
Equipamiento
EQUIPAMIENTO

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 8

Disponible ya en España, en tres versiones distintas de acabado (Classic, Touring y Limited), el PT Cruiser ofrece un excelente nivel de equipamiento de serie ya desde la versión básica Classic, con doble airbag delantero más los laterales (integrados en los asientos delanteros), cinturones con pretensor (y con 3 puntos de anclaje para todos), cinco apoyacabezas (regulables todos, los delanteros hasta en 4 posiciones), seguro infantil de puertas, inmovilizador, llantas de 15 pulgadas, retrovisores exteriores por mando eléctrico (también para su plegado), cuatro alzacristales eléctricos, cierre centralizado con telemando, apoyabrazos delantero central, volante regulable en altura y hasta ajuste eléctrico de altura en asiento del conductor. Además monta radiocassette con 6 altavoces, guantera con llave, posavasos, spots de lectura, red de sujeción de carga, bandeja multinivel y también aire acondicionado. Todo ello por 3.274.000 pesetas, un precio muy competitivo para este primer nivel, con la única opción del ABS (con control de tracción) y la pintura metalizada.
El nivel Touring añade a lo ya dicho un equipo hifi más sofisticado, con lector CD, llantas de aleación de 6x16 con neumáticos 205/55 VR 16, ´cruise controlª, faros antiniebla, volante forrado en piel y una miniconsola superior con brújula, indicador de temperatura exterior y luces de lectura, disponiendo de las mismas opciones que el Classic.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 9






Finalmente el nivel Limited añade a lo anterior las llantas de aleación cromadas, el ABS (con 4 discos y control de tracción), asiento del conductor con ajuste lumbar, alfombras específicas de lujo y de remate, tapicería en piel con inserciones de ante. Y como única opción, aparte de la pintura metalizada, ofrece el techo solar eléctrico (con función ventilación, auto apertura y de celosía deslizante).

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 10

A un precio de 3.587.000 pesetas el Touring y 3.847.000 el Limited, el PT Cruiser se presenta en estos niveles como un turismo realmente principesco, con todo el confort y el equipamiento de un compacto de lujo, la funcionalidad de un monovolumen, y una estética absolutamente personal y distinta a todo lo actual.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 11

Motor
MOTOR

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 12

En cuanto a la mecánica, por ahora el PT Cruiser sólo dispone de un motor, el 2.0 biárbol (DOHC) de 16 válvulas ya conocido en los Neon y Stratus, que con 140 CV a 5.700 rpm se muestra suficiente y muy bri-llante a alto régimen, capaz de permitir una ágil respuesta dinámica al PT Cruiser, especialmente en la zona alta del cuentavueltas, ya que su par máximo 19,1 mkg llega a un régimen de 4.150 rpm. Con un cambio manual de 5 marchas, preciso y directo, al que apenas se le puede reprochar un salto algo excesivo entre segunda y tercera, el PT Cruiser se defiende muy bien en carretera, aunque a coche cargado requiere manejar el cambio con decisión, ya que la 5ª algo larga acusa los casi 1.400 kg de peso en las cuestas y repechos. Además, hay un cambio automático de 4 relaciones disponible en opción, con gestión electrónica inteligente, por unas 200.000 pesetas más (230.000 en el caso del PT Cruiser Limited).
Bien insonorizado, agradable y ágil, el PT Cruiser contará más adelante con una mecánica 1.6 (también biárbol de 16 válvulas) derivada de la inicialmente desarrollada por Chrysler en colaboración con BMW en Brasil, que con sus 115 CV ofrecerá un muy digno escalón de acceso con una mejor economía de consumo, aunque este 2.0 no se muestra excesivamente sediento (sólo 7 litros/100 km en el promedio extraurbano). Aunque los que antepongan la economía por encima de todo contarán también con una versión turbodiesel de inyección directa, la 2.2 CDR, variante Chrysler del 2.2 CDI de Mercedes, que con sus 110 CV y un elevado par será seguramente la versión más demandada. Claro que ésta no llegará hasta el 2001, cuando el PT Cruiser se monte también en el viejo continente, en la planta austríaca de Graz de donde salen en la actualidad los Voyager para nuestro mercado, en lugar de venir de la planta mexicana de Toluca, su actual procedencia industrial.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 13

Comportamiento
COMPORTAMIENTO

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 14

En comportamiento, el PT Cruiser no tiene nada que envidiar a los turismos medios de su categoría, fácil y predecible de conducir, al tiempo que ágil y seguro. Aquí no hay concesiones ´retroª, sino un comportamiento plenamente actual, gracias a una suspensión muy bien tarada, con su tren delantero Mac Pherson y el trasero por eje de torsión con brazos tipo de Watts, con barras estabilizadoras y amortiguadores de gas en ambos, cuyo comportamiento se traduce en confort para los pasajeros, sin excesivo balanceo en curvas, con un rodar aplomado y preciso, sin rebotes.

a fondo :: Chrysler PT Cruiser 15

Una dirección bastante rápida (3 vueltas de tope a tope), cuya asistencia requiere cierta adaptación para evitarse sorpresas, y unos frenos con discos y tambores de gran tamaño (ventilados de 278 mm delante y tambores de 220 mm detrás) que pasan a ser 4 discos de montar ABS (con discos macizos traseros de 269 mm) le aseguran una maniobrabilidad excepcional, totalmente a la europea. Porque aunque su estilo rememore el de los clásicos americanos de los 50, su comportamiento se ha basado en el de los mejores modelos europeos de hoy, con un tacto de suspensión, dirección y frenos muy lejano a la excesiva blandura del otro lado del Atlántico, y unos trenes rodantes (con neumáticos de 196/65 R 15 y 205/55 R 16) totalmente adaptados a los criterios de conducción del viejo Continente.