China pide a Volkswagen que confirme la efectividad de la revisión de los vehículos:

China pide a Volkswagen que confirme efectividad de revisión de vehículos 1
Agencia EFE02 nov 2014
Las autoridades chinas han pedido a la compañía FAW Wolkswagen, sociedad conjunta entre la automotriz germana y la china FAW, que presenten 'documentos' que verifiquen la efectividad de la llamada a revisión de los vehículos vendidos en China en los que se detectaron defectos en su eje trasero este año.

A mediados de octubre, la compañía anunció la llamada a revisión de 581.090 vehículos de la marca vendidos en China, en concreto, 563.605 del popular modelo Sagitar fabricados entre mayo de 2011 y el mismo mes de 2014, y 17.485 automóviles New Beetle, fabricados entre el 24 de abril de 2012 y el 17 de julio del pasado año.

En un comunicado recogido hoy por los medios chinos, las autoridades de inspección de calidad y cuarentena chinas instan a FAW Wolkswagen a aportar 'materiales' que constaten la efectividad que tendrá esta revisión -cuyo inicio, en principio, está previsto para el 2 de febrero-, después de que se hayan producido protestas de propietarios de vehículos afectados en principales ciudades, como Shanghái o Shenzhen (sur).

Cuando se detectó el fallo, además de anunciar la llamada a revisión de sus vehículos, la firma automovilística ofreció a los consumidores afectados la colocación gratuita de una pieza suplementaria en uno de los brazos de suspensión del eje trasero para garantizar el funcionamiento seguro de los coches.

Sin embargo, esta propuesta no fue bien recibida entre el público chino, que esperaba 'una solución más exhaustiva como el reemplazamiento de toda la suspensión trasera', recoge el comunicado.

Ante esta situación, las autoridades de inspección de calidad y cuarentena chinas han instado a su centro de gestión a centrar más esfuerzos en este caso y han anunciado que expertos de la industria así como de organismos de inspección a nivel estatal evaluarán la revisión realizada por Volkswagen y realizarán también sus pruebas.

El organismo ha pedido también a los propietarios de los automóviles afectados a ponerse en contacto con los distribuidores de la compañía en China para que examinen sus vehículos en caso de que detecten deformaciones o rupturas, y que también registren sus casos por internet en la página del centro de gestión de este caso.

Las autoridades chinas lanzaron en agosto una investigación sobre el posible fallo técnico, tras la cual se decidió la mencionada revisión.

El Sagitar es uno de los modelos sedán más populares en China. Según datos oficiales, en los primeros nueve meses de 2014, se vendieron un total de 235.000 vehículos de este modelo en el país, lo que le posiciona como el cuarto sedán más vendido en el gigante asiático.