China aclara que sólo frenará inversiones nuevas en motor, no las existentes:

China aclara que sólo frenará inversiones nuevas en motor, no las existentes 1
Agencia EFE03 ene 2012
La Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, el principal órgano de planificación económica de China, que la semana pasada declaró por primera vez que la automoción está fuera de los sectores en los que la inversión extranjera en el país es bienvenida, aclaró hoy que sólo se refería a nuevos proyectos.

Según recoge hoy la agencia oficial Xinhua, un funcionario no identificado de la Comisión aclaró que, obviamente, sus directivas, que entrarán en vigor el 30 de enero, no afectarán a las operaciones de las empresas de capital mixto ya existentes, mediante las que producen en el mercado chino los principales fabricantes mundiales.

La Comisión actualizó la semana pasada sus directivas de guía en materia económica, que no cambiaba desde 2007, y en las que marca a las distintas autoridades chinas en qué sectores se debe fomentar la inversión extranjera y en cuáles restringirse o incluso prohibirse.

En el caso del sector identificado como "fabricación de coches terminados", la indicación para los distintos gobiernos regionales y locales chinos sobre la política hacia la inversión extranjera que deben seguir al respecto pasó de "fomentada", como había estado hasta ahora, a simplemente "aprobada".

El mismo funcionario de la Comisión explicó que la directiva, anunciada hace unos días junto con el Ministerio de Comercio, se debe tanto a la sobreproducción que está alcanzando el sector en China como al excesivo número de fabricantes que ya hay en el país.

La medida "era un ajuste normal a la luz del desarrollo del sector automovilístico de China", insistió el funcionario, que pidió no ser identificado.

Aun así, parece poco probable que China vaya a aprobar a medio plazo la llegada de nuevos fabricantes extranjeros que aún no estén presentes en su mercado, como podría ser la española Seat (aunque siempre ha descartado, por ahora, la idea de producir en China), que empezará a vender en el país, hacia marzo, coches hechos en España.

China es el principal productor mundial de vehículos y, desde 2009, también el mayor mercado del planeta, con 18,26 millones de unidades fabricadas en 2010 y 18,06 millones de unidades vendidas en el mismo período.

Con todo, las ventas de coches, aunque continúan creciendo, se empezaron a ralentizar en China durante 2011 y se espera que la tendencia continúe en 2012, a pesar de que el país ha servido de mercado salvavidas para muchos de los grandes fabricantes del sector ante la caída de las ventas en todo el mundo por la crisis mundial.

Entre enero y noviembre de 2011 se vendieron en China 16,82 millones de vehículos, un 2,56 por ciento más interanual, mientras que en 2010 el aumento interanual que se marcó a final del año fue de un 32 por ciento.

Cerca del 70 por ciento del mercado está todavía en manos de los grandes fabricantes extranjeros, sobre todo General Motors y Volkswagen.