Chevrolet espera cerrar 2012 con un aumento de ventas en España:

Chevrolet espera cerrar 2012 con un aumento de ventas en España 1
Agencia EFE29 jun 2012
Chevrolet espera cerrar el año 2012 con un ligero incremento de las ventas en España y mejorar su cuota de mercado, por lo que la marca de General Motors será una de las pocas excepciones que terminen con saldo positivo de ventas.

El presidente de Chevrolet España, José Manuel Lumbreras, que ha presentado en Colonia el tercer modelo de la gama Cruze, el familiar o 'station wagon', ha recordado en declaraciones a la Agencia Efe que Chevrolet cerró el pasado año con unas ventas en España de 17.480 unidades, cifra que supuso una cuota del 2,16 % del mercado, que fue del 3,23 % en particulares, un canal en el que la marca hace especial hincapié.

Chevrolet España está creciendo a un ritmo del 4 % este ejercicio, según Lumbreras, mientras el mercado acumula una considerable pérdida sobre el año pasado y especialmente el canal de compradores particulares, el de mayor relevancia para la marca, ya que su crecimiento entre este tipo de clientes es del 10 %.

El presidente de la filial española de Chevrolet espera cerrar el ejercicio con entre 17.500 y 18.000 unidades, aunque ha advertido de que la segunda mitad del año se presenta muy incierta.

La buena posición comercial de Chevrolet se debe a una política ajustada de precios y a los nuevos modelos de los últimos meses, dotados con motores diesel que proporcionan a la marca una posición competitiva en un mercado en el que este tipo de motores copa el 70 %.

Lumbreras ha confesado que trabaja con un escenario de ventas al cierre del ejercicio de 720.000 unidades, sin tener en cuenta las nuevas medidas del Gobierno sobre la subida del IVA o los efectos que tendrán sobre la renta disponible el incremento de la tarifa eléctrica o el IBI.

Respecto a la previsión que manejaba Chevrolet hace ocho meses, el mercado ha perdido 200.000 unidades, según el presidente de la compañía, que considera más necesarias medidas para reactivar la economía, que ayudas a la compra de automóviles nuevos porque cada vez hay menos renta disponible y, dice que el país está confundido.

Hace falta estabilidad y que las familias vean el horizonte transparente, en opinión del presidente de Chevrolet, para que se reactive el consumo aunque considera probable que baje aún más en los próximos meses.

El año 2013, ha adelantado, será similar al actual, también para Chevrolet, que tendrá nuevos modelos en concreto la berlina Malibú, que se situará en la cúspide de la gama y el todocamino compacto Track, que es el equivalente al Opel Mokka.

Modelos que ambas marcas presentarán en septiembre en el Salón del automóvil de París.

Sobre la situación de la red de concesionarios de Chevrolet en España, Lumbreras ha explicado a Efe que en este momento está formada por 100 concesiones, un 25 % menos de las que existían al comienzo de la crisis, aunque ésta pérdida se ha realizado de manera natural, ordenada y sin convulsiones, ha asegurado.