Chevrolet España confía en que el nuevo Trax ocupe el 20 % de sus ventas:

Chevrolet España confía en que el nuevo Trax ocupe el 20 % de sus ventas 1
Agencia EFE10 abr 2013
La filial española de Chevrolet confía en que el nuevo modelo Trax, un todocamino de pequeño tamaño, ocupe más del 20 % de sus ventas en el mercado español, en el que la marca americana espera repetir este año las 15.000 unidades del año pasado.

El objetivo de ventas para el nuevo Trax, que estará en el mercado español a partir de 16.200 euros sin descuentos a lo largo del mes de mayo, es de entre 3.000 y 3.500 unidades en un año completo, de forma que así se repetiría el éxito del modelo Captiva, un modelo superior que será renovado este mismo año.

El nuevo Trax está siendo presentado en Croacia a los medios de comunicación de los 40 mercados en los que será comercializado, entre ellos el canadiense y el mexicano, aunque no el estadounidense porque la demanda para este tipo de coches es de mayor tamaño.

El Trax, desarrollado entre los centros de ingeniería de Chevrolet en Estados Unidos, Europa y Corea, está fabricado en las plantas de Corea del Sur, del igual forma que el europeo Opel Mokka, que comparte la mayoría de los componentes con el pequeño de Chevrolet, aunque con diseños diferentes y precios a favor del americano.

El nuevo todocamino de Chevrolet llega 78 años después de que la marca inventara el SUV con el primer Suburba, un modelo que hoy se mantiene en el mercado, fácilmente reconocible por ser uno de los vehículos de mayor utilización por los servicios oficiales estadounidenses.

El Trax llega a un segmento que es el único de crecimiento en un mercado automovilístico afectado por una fuerte crisis de ventas, de forma que las ventas de este tipo de vehículos en Europa ha pasado de las 130,214 unidades de 2008 a las cerca de 264.000 unidades en 2012.

Los compradores del nuevo Trax tienen un perfil marcadamente urbano con un estilo de vida activo, atraídos por también por un diseño diferente como el de este Chevrolet, que hereda los rasgos básicos de la marca en este tipo de vehículos, que proporcionan una gran potencia visual.

El nuevo modelo, catalogado en la categoría B de turismos, tiene una longitud de 4,2 metros, un ancho de 1,7 metros y una altura de 1,6.

La versatilidad del interior del coche, con la posibilidad de plegado del respaldo del copiloto, hace que se puedan cargar bultos de hasta 2,30 metros y el volumen de carga alcen los 1.370 litros de capacidad. El coche ofrece hasta ocho configuraciones de asientos.

El Trax incorpora como una de sus grandes novedades la tecnología MyLink, que permite la integración de hasta cinco teléfonos inteligentes (smartphone), de forma que se tiene acceso desde el coche a las agendas telefónicas, listas de reproducción personales, galerías de fotos (mediante USB o iPhone) y vídeos (mediante USB o entrada auxiliar) y otros medios almacenados.

Los usuarios de MyLink pueden aprovechar una selección de aplicaciones específicas para smartphone como la de navegación BringGo o TubeIn, que da acceso a más de 70.000 emisoras de radio.

El pequeño SUV de Chevrolet llega al mercado con tres motores, transmisiones manual y automática y un sistema de tracción a las cuatro ruedas bajo demanda.

La gama de motores consiste en un turbo de gasolina 1.4 (140 CV), un gasolina 1.6 (115 CV) y un turbodiésel 1.7 (130 CV), combinados con tres líneas de acabo y equipamiento (LS, LS+ y LT).

El sistema de tracción integral bajo demanda está disponible en las versiones equipadas con el motor de gasolina turbo 1.4 o el turbodiésel 1.7.

El precio de partida está en los 16.200 euros de la versión 16 de gasolina y tracción delantera en acabado LS y el límite se sitúa en los 22.800 euros de la variante diesel 1.7 AWD.

A estos precios hay que descontar 1.210 euros a la versión diesel 1.7 manual de tracción delantera, y 1.260 euros al resto de los integrantes de la gama. EFE