Chevrolet Cruze: Ahora sí, ¡Chevrolet es más!

a fondo :: Chevrolet Cruze 1
Diego Zotes30 mar 2009
Nos ha sorprendido gratamente el giro que ha experimentado Chevrolet, dotando al nuevo Cruze de un diseño muy deportivo, una calidad desconocida y unos propulsores gasolina y diésel de hasta 150 cv muy eficientes.
Algo está cambiando en la marca americana Chevrolet de General Motors, como demuestra claramente su nuevo compacto Cruze que nos ha sorprendido muy gratamente con una calidad hasta ahora desconocida, un diseño con espíritu deportivo que resulta realmente atractivo, unas calidades muy elevadas en comparación con lo que nos tenía acostumbrados y propulsores de gasolina y diésel muy eficientes que hacen las delicias de la conducción. Con todas estas grandes mejoras, ahora sí muy del gusto europeo en cuanto a diseño y puesta a punto del chasis, pretenden conquistar este exigente mercado con una relación calidad/precio/equipamiento ejemplar.
a favorImagen de gran calidadInterior original, coómodo y atractivoMotores potentesen contraAlgunos materiales del interiorRumorosidad mecánica a medio régimenEquipamiento escaso en acabado L
De hecho, este automóvil como aseguran desde las filas de Chevrolet en España, se va convertir en el precursor de una nueva era para la marca, adelantando el diseño y los estándares de calidad para futuros modelos. Este sedán compacto pretende convertirse desde este próximo mes de abril en una de las referencias del mercado con unas cualidades de diseño y calidad muy buenas y unos precios que van desde los 14.900 euros correspondiente a la versión básica de gasolina 1.6 litros 16 válvulas de 113 cv hasta los 20.550 euros correspondientes a la versión turbodiésel 2.0 VCDI de 150 cv, unas cifras de prestaciones muy en la línea de lo que ofrecen sus rivales más directos del segmento, donde se encuadran las versiones sedán del Ford Focus, el Toyota Corolla, el Renault Megane, Mazda 3 o el Opel Astra, o las berlinas compactas Volkswagen Jetta y Fiat Línea, entre algunos otros, aunque con un precio más atractivo.
Los precios definitivos quedan así:Gasolina:-Cruze 1.6 113 cv L: 14.900 euros-Cruze 1.6 113 cv LS: 16.300 euros-Cruze 1.6 113 cv LS+: 17.100 euros-Cruze 1.8 140 cv LT: 19.900 eurosPara adquirir el motor 1.8 litros de 140 cv con cambio automático de 6 velocidades habrá que desembolsar la cantidad de 1.100 euros.Diésel:-Cruze 2.0 VCDI 125 cv LS: 17.600 euros-Cruze 2.0 VCDI 125 cv LS+: 18.400 euros-Cruze 2.0 VCDI 150 cv LT: 20.550 euros
Deportividad de 4 puertas
La pieza clave del inmenso atractivo que transmite el nuevo Cruze es su sugerente diseño exterior envolvente, que para sustituir al antiguo Nubira ha apostado por una carrocería sedán de estilo coupé repleta de rasgos que potencian su deportividad cuidados al detalle, como la nueva doble parrilla partida negra y realizada en nido de abeja propia del nuevo estilo de la marca con la cruz dorada de Chevrolet en el centro en grandes dimensiones, flanqueada por unas ópticas rasgadas en forma de flecha que dibujan una expresión muy agresiva y potente y unos paragolpes muy prominentes que otorgan gran aplomo y envergadura a la carrocería. Los pasos de rueda ensanchados continúan este estilo pronunciado iniciado por los paragolpes que albergan las ruedas grandes de hasta 17 pulgadas en los extremos creando un gran equilibrio visual con el conjunto, todo ello combinado con una línea de cintura dinámica ascendente muy sugerente que se eleva hasta la zaga mostrando un gran aplomo. Desemboca en una trasera robusta y aplomada con un spoiler esculpido sobre el pequeño portón del maletero y coronado por unas ópticas de efecto joya con faros circulares con iluminación por led´s muy modernas y atractivas. En definitiva, la imagen de este nuevo Cruze ha evolucionado notablemente hacia la deportividad respecto a lo conocido de la marca y auguramos que va a tener un gran éxito en nuestro mercado, donde se ha demostrado que el principal motivo de compra de un automóvil es el diseño más innovador.

a fondo :: Chevrolet Cruze 2

El interior refleja igualmente este salto evolutivo en diseño y calidad reflejando por doquier la exclusividad de cabina dividida empleada en el deportivo Corvette, con un salpicadero panorámico con dos áreas simétricas bien diferenciadas para conductor y pasajero, y una peculiaridad poco vista hasta ahora, la combinación del plástico resistente con unas molduras de tela o piel, dependiendo del acabado y el material de los asientos y los paneles de puertas, que consiguen una imagen muy llamativa y juvenil y un tacto muy suave y agradable. El ambiente es refinado, deportivo y a la vez confortable, con una terminación y unos ajustes excelentes. La consola central en forma de columna totalmente integrada es un elemento predominante en el habitáculo con un diseño fluido realmente atractivo en forma de Y con cantidad de detalles cromados, al estilo del Corvette, con una pantalla central de navegación o de información en el centro, el sistema de audio debajo y los aireadores de la climatización en posición vertical a ambos lados y circulares en los extremos. En la parte inferior encontramos los mandos del sistema de climatización, aire acondicionado o climatizador, sobre una columna que va hasta el túnel central y alberga al final la palanca elevada del cambio manual o automático, acercándola al conductor. El cuadro de mandos muestra tres elegantes relojes con preciosos biseles cromados que albergan el velocímetro, el cuentarrevoluciones y entre ellos, dos pequeños testigos del carburante disponible y de la temperatura del agua, que se iluminan mediante led´s azules tras un volante de tres radios muy deportivo común con el del Opel Insignia, con un detalle metálico en la zona inferior que incorpora mandos para el manejo del sistema de audio y adicionalmente del control de velocidad en el acabado LT.
En el habitáculo, a pesar de dibujar exteriormente una carrocería deportiva con un techo en forma de arco, no perjudica la habitabilidad delante ni detrás, donde cinco pasajeros adultos pueden desplazarse muy cómodamente sin ningún tipo de apreturas. Sorprende la orientación deportiva y la gran sujeción lateral de los asientos, realizados en tela o piel opcional de gran calidad dependiendo del nivel de acabado, rellenos con espumas de gran consistencia. Además, para facilitar aún más los transportes largos y ofrecer la mayor practicidad, el maletero deja hasta 450 litros de capacidad.
Entre el equipamiento de serie desde la versión más básica L destaca el control de estabilidad ESC, el de tracción TCS, todos los airbags, llantas de 16 pulgadas, asiento de conductor regulable en altura y radio CD con lector de MP3, mientras el aire acondicionado es opcional. La versión LS ya incluye inserciones símil titanio, reposabrazos central delantero, sistema de climatización manual Climatronic, regulación en altura y profundidad del volante y ordenador de a bordo, mientras que la versión LS+ añade llantas de aleación de 16 pulgadas, volante y pomo en cuero, faros antiniebla delanteros, sensor de aparcamiento trasero y mandos de audio en el volante. La versión más alta de gama LT ofrece llantas de alecaión de 17 pulgadas, línea cromada exterior en las ventanillas, climatizador automático, cargador frontal de 6 CD´s y conector auxiliar bajo el reposabrazos central, sensor de luces y lluvia, control de velocidad, retrovisor interior fotocromático, sistema de navegación opcional y un innovador sistema de mantenimiento gratuito durante 3 años o 100.000 kilómetros.
Los motores iniciales que mueven al Cruze son dos nuevos de gasolina y un diésel, todos ellos de cuatro cilindros desarrollados por el grupo General Motors. Entre los primeros encontramos un ágil 1.6 litros con 16 válvulas que desarrolla 113 cv a 6.400 rpm y un par motor de 153 Nm a 4.200 rpm, permitiéndole acelerar de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos con un consumo de 6,7 litros a los 100 km, mientras que la potencia y la deportividad viene de la mano de un 1.8 litros con 16 válvulas que entrega 141 cv a 6.200 rpm y un par motor de 176 Nm a 3.800 rpm, sólo disponible con equipamiento alto de gama LT, que le permite alcanzar los 100 km desde parado en sólo 10 segundos y consumir 6,8 litros a los 100 km. El cambio elegido para transmitir la fuerza de ambos motores es uno manual de 5 velocidades, mientras que el 1.8 puede elegirse con un innovador cambio automático de 6 velocidades con modo manual.

a fondo :: Chevrolet Cruze 3

El motor turbodiésel es el conocido 2.0 litros VCDI con 16 válvulas y filtro de partículas sin mantenimiento que desarrolla una excelente potencia de 150 cv a 4.000 rpm consiguiendo unos ridículos consumos de 5,6 litros a los 100 km, permitiéndole una autonomía de más de 1.000 kms. Gracias a un evolucionado sistema de inyección directa por conducto común de alta presión y a un turbocompresor de geometría variable VGT rinde un par motor de 320 Nm desde las 2.000 rpm que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 10 segundos. Se combina con un cambio manual de 6 velocidades con un escalonamiento algo largo para priorizar unos consumos bajos.
Más adelante se incluirá en la gama una versión diésel con el mismo 2.0 VCDI que entregará 125 cv de potencia y ajustará su precio hasta los 17.600 euros para el acabado LS y 18.400 euros para el LS+.
Respecto a su predecesor Nubira, el Cruze tiene una carrocería hasta un 140% más rígida, convirtiéndose en uno de los mejores del segmento compacto, que consigue además de incrementar la seguridad pasiva, mejorar el comportamiento dinámico y evitar ruidos y vibraciones. Cerca del 65% de las piezas que componen la carrocería está formada por aceros de alta resistencia que incrementan la resistencia del conjunto minimizando los daños en caso de accidente.
Al tacto, el Cruze se muestra muy ágil y dinámico gracias a una suspensión, dirección y sistema de frenos revisados y preparados para los gustos europeos, con un compromiso muy bueno entre confort y dinamismo. Las vías delanteras y traseras han crecido notablemente respecto a su predecesor en unos 6 y 7 centímetros delante y detrás, como también ha aumentado la batalla en 8, 5 centímetros hasta los 2.685 mm, otorgándole un comportamiento mucho más estable en todo tipo de conducción y trazado. La configuración de la suspensión es de tipo McPherson delante y de barra de torsión detrás, logrando un buen compromiso entre entereza al afrontar fuertes apoyos en curva y comodidad y progresividad al filtrar irregularidades.