Chevrolet Cruze LT VCDi 163 cv: Aún más interesante

a fondo Chevrolet Cruze LT VCDi 163 cv 1
Diego Zotes21 oct 2011
El atractivo Chevrolet Cruze de cuatro puertas, que ha brindado un éxito sin parangón a la marca americana, optimiza la potencia de su motor diésel más potente hasta los 163 cv consiguiendo una relación precio/prestaciones insuperable.
A fondo
A favor:-Motor potente y de bajo consumo-Habitáculo aparente y muy capaz-Estética robusta y atractivaEn contra:-Faltan detalles interiores de equipamiento -Motor perezoso por debajo de 2.000 rpm-Algunos elementos de calidad mejorableDado el inmenso éxito que ha obtenido la última berlina compacta de Chevrolet, el Cruze, que se ha convertido en todo un fenómeno social, y coincidiendo con el reciente lanzamiento de la versión Hatchback de cinco puertas, nos ponemos al volante de la versión diésel más potente que busca ofrecer la mejor respuesta a los usuarios con familia que necesita prestaciones más elevadas, puesto que con sus nuevos 163 cv de potencia en diésel se pone a la altura de las mejores berlinas tanto en calidad de conducción como en consumos. Se convierte en el perfecto aliado para el que busca un rutero incansable, en un tamaño reducido y con una amplia capacidad para cinco pasajeros.
a favorA favor:Motor potente y de bajo consumoHabitáculo aparente y muy capazEstética robusta y atractivaen contraFaltan detalles interiores de equipamientoMotor perezoso por debajo de 2.000 rpmAlgunos elementos de calidad mejorable
Desde que hace aproximadamente dos años se presentase el Cruze a este lado del charco, puesto a punto además en y para nuestro continente, se ha convertido en el principal caballo de batalla para la marca americana, con un éxito realmente arrollador. Se trata de un atractivo y elegante cuatro puertas compacto de 3 volúmenes con una relación calidad/precio/equipamiento envidiable, sus mejores bazas."El nuevo Cruze con 163 cv diésel consigue ensombrecer a modelos de mayor renombre y bastante más caros"El nuevo Cruze con 163 cv diésel consigue ensombrecer a modelos de mayor renombre y bastante más caros
Para mejorar un producto tan competitivo, han incrementado la potencia del conocido 2.0 litros VCDi diésel más potente de la gama, desde los 150 cv hasta los 163 cv, consiguiendo ensombrecer a berlinas compactas de mayor renombre como todo un Volkswagen Jetta, un Ford Focus sedán o un Mazda 3 sedán, con mucha más potencia que cualquiera de ellos a igualdad de precio.
¡Más potencia para el diésel!
Acompañando a la llegada de la nueva versión de cinco puertas, la versión sedán del Cruze presenta un nuevo aliciente, una nueva vuelta de tuerca al propulsor diésel de cuatro cilindros y 2.0 litros de cilindrada para conseguir un consumo bastante ajustado de 5,6 litros a los 100 km en ciclo combinado con unas prestaciones destacables acordes a su nueva potencia de 163 cv a 3.800 rpm y a su nuevo par motor, con 360 Nm desde las primeras 1.750 revoluciones frente a los 320 del anterior propulsor. Está combinado con la misma caja de cambios de 6 velocidades de anterior generación, que se muestra rápida y de buen tacto, consiguiendo una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y una velocidad máxima de 205 km/h.

a fondo Chevrolet Cruze LT VCDi 163 cv 2

Lo que sí hemos percibido, como en casi todos los motores diésel de cuatro cilindros y elevada potencia, es que por debajo de su régimen de par máximo se muestra bastante perezoso y es casi imposible moverlo, obligándonos a recurrir insistentemente al cambio o incluso a tirar ligeramente de embrague para buscar algo de reacción. Eso sí, en carretera abierta muestra un gran dinamismo que sorprende gratamente cuando apretamos el acelerador a fondo, logrando con suma facilidad y desde un bajo régimen de giro de motor circular a una velocidad de 120 km/h, siempre con una gran reserva extra de aceleración.
El comportamiento se percibe muy estable en todo momento gracias a una estructura de chasis monocasco muy rígida realizada en acero de alta resistencia, a una gran anchura de vías y a una suspensión con una buena puesta a punto, brindando una dualidad perfecta en la conducción, con gran agilidad y buenas maneras cuando se busca confort y suavidad. La configuración de la suspensión es McPherson en el eje delantero mientras que detrás emplea un eje semirígido con barra de torsión que rebaja el centro de gravedad y ahorra peso, lo que ayuda a la ligereza del conjunto y no invade el espacio del maletero. Al mejor guiado del coche ayuda una dirección asistida hidráulica que se endurece en su punto justo al circular rápido y facilita las maniobras en espacios cerrados, transmitiendo al conductor en todo momento sensibilidad de la dirección. Además, el volante tiene mucho margen de inclinación, con lo que resulta cómodo tanto cuando se va muy elevado en el asiento como cuando se coloca más cercano al suelo.La combinación de un diseño atractivo y recogido con un interior amplio y equipado es la pócima del éxito del Cruze
Atractiva berlina de éxito
Del Cruze destaca notablemente su atractivo diseño en una polivalente carrocería compacta de 4 puertas, permitiéndole ser el verdadero artífice del importante cambio de imagen que ha experimentado la marca en nuestro país. De hecho, desde su lanzamiento, ha supuesto un revulsivo en el segmento compacto, demostrando que un sedán de cuatro puertas de buen tamaño, con un equipamiento más que solvente, un motor diésel muy potente y un comportamiento intachable en carretera, no es incompatible con un económico precio que supera por poco los 20.000 euros, exactamente 21.275 euros.
El principal responsable de su éxito es una proporcionada carrocería de cuatro puertas con líneas marcadas muy dinámicas que recoge los rasgos distintivos de la marca americana, en la que el protagonista principal es el frontal con una impresionante parrilla partida con el logotipo de Chevrolet en el centro y ópticas muy rasgadas y vanguardistas que se adentran en las aletas, marcando la línea de cintura. Ésta termina en una zaga elevada, pesada y corta que sugiere aplomo y elegancia, que llama la atención con unas ópticas rojas trapezoidales de gran luminosidad. La tapa trasera da paso a una gran capacidad de maletero de 450 litros, tremendo para tratarse de una berlina compacta.
En el atractivo interior con notables detalles de calidad en sus acabados, cinco pasajeros irán a sus anchas en un espacio muy acogedor y aprovechable cargado de equipamiento. El mayor protagonista es el salpicadero simétrico en dos partes para los pasajeros delanteros, partido por una consola central prominente en tonos plateados con forma triangular al más puro estilo deportivo ya visto en su hermano mayor Corvette, dejando un habitáculo muy ergonómico principalmente para el conductor. El cuadro de mandos con grandes relojes enmarcados con lujosos biseles cromados y el volante de tipo deportivo de tres radios con mandos de audio y del control de velocidad mejoran su aspecto.

a fondo Chevrolet Cruze LT VCDi 163 cv 3

Cierto es por otra parte, que algunos detalles de acabado y equipamientos específicos nos parecen mejorables, como la unión de los guarnecidos del salpicadero con las puertas o la falta de asidero para cerrar el portón del maletero, así como un equipo de audio de escasa calidad o un climatizador un poco anárquico, aunque bien es cierto que la máxima calidad hay que pagarla y con el Cruze te ahorras un buen dinero frente a la mayoría de sus rivales.
Entre el equipamiento de serie más destacado de nuestro acabado alto LT figuran las llantas de aleación de 17 pulgadas de 5 radios, los faros antiniebla, el volante de piel, la regulación en altura de los asientos delanteros, los sensores de lluvia y traseros de aparcamiento, el climatizador, seis airbags, control de estabilidad y anclajes Isofix, entre otros muchos elementos. En opción se puede elegir techo solar eléctrico, sistema de navegación, tapicería de piel o pintura metalizada. Para optar por el cambio automático, tendremos que recurrir a la versión más alta de gama LTZ.