Chevrolet Captiva 2011: Imagen, versatilidad y potencia

a fondo Chevrolet Captiva 2011 1
Diego Zotes15 feb 2011
El nuevo Captiva se presenta mucho más atlético y robusto, con un interior cargado de equipamiento y gran variedad de propulsores gasolina y diésel de hasta 258 cv con tracción simple y total.
Contacto
En un momento en el que la marca americana Chevrolet en manos del inmenso grupo General Motors celebra su centenario tiene prevista una ofensiva de lanzamiento de productos en Europa muy ambiciosa para este 2011 y con vehículos ya 100% origen Chevrolet, llega a nuestro mercado el renovado SUV grande Captiva con grandes novedades para hacerse si cabe más competente que nunca. Presenta ahora una nueva imagen muy atractiva, fundamentalmente en el frontal que adopta claros rasgos de diseño que comparte con el resto de modelos de la marca, un interior más sofisticado que mejora la vida a bordo, así como una amplia gama de motores mucho más potentes y dinámicos que además son más respetuosos con el bolsillo y con el medioambiente. Este coche vendrá acompañado esta temporada de los nuevos Aveo diésel, Volt, Corvette, Camaro o Cruze 5 puertas.
El savoir fair de Chevrolet en materia de vehículos SUV, puesto que este segmento nació de su mano en 1936 con el clásico Suburban que siete décadas después se sigue fabricando para el mercado americano, se deja notar en Europa en la segunda generación del Captiva que manteniendo una filosofía similar a la de su antecesor ofrece un diseño más atractivo y poderoso, gran variedad de opciones de versatilidad interior, modos de tracción y motorizaciones y cantidad de modificaciones mecánicas para resultar más competitivo en marcha. Toda esta variedad para dar respuesta a todos los que necesitan afrontar diferentes trayectos cada día, tanto para cómodos desplazamientos por ciudad o carretera, como por caminos o por pistas repletas de nieve, eso sí, cargado de pasajeros gracias a su opción de siete plazas."Se muestra más musculoso y atlético, con la nueva parrilla doble de la familia, nuevos faros más agresivos y pasos de rueda más marcados"Se muestra más musculoso y atlético, con la nueva parrilla doble de la familia, nuevos faros más agresivos y pasos de rueda más marcados
Exterior robusto e interior distinguido
El diseño se presenta mucho más robusto y musculoso que en la anterior generación, gracias fundamentalmente a la nueva estética frontal de la doble parrilla partida realizada en nido de abeja color negro con el emblema de Chevrolet ubicado en la barra central de color carrocería, flanqueada por nuevos faros rasgados de forma más rectangular que le otorgan una mirada más dura y agresiva y cubierta por un nuevo capó esculpido más voluminoso. Los pasos de rueda se han redefinido mostrándose ahora más descarados, así como las salidas de aire laterales tienen una forma más angular para transmitir deportividad. Las llantas de serie son totalmente nuevas de 17 y 19 pulgadas, éstas últimas para el alto de gama. El lateral y la zaga son similares al de la anterior generación conservando sus hombros ascendentes, su gran habitáculo y portón, muestra de gran versatilidad. Las ópticas traseras transmiten mayor modernidad con las tulipas totalmente transparentes.
El interior presenta un salpicadero completamente rediseñado, con nuevos acabados y texturas para el disfrute de los pasajeros, como marcos cromados para las salidas de ventilación que transmiten mayor sensación de lujo. La iluminación interior en color azul hielo, como el resto de la gama Chevrolet, le concede un toque de mayor distinción y permite apreciar un habitáculo con aspecto de cabina dividida heredado del Corvette. El espacio interior continúa siendo soberbio hasta para 7 pasajeros en las opciones LT y LTZ, de cinco para el acabado LS, con un tremendo espacio de carga que va desde los 97 litros en las versiones de 7 asientos (477 litros con la tercera fila abatida o en la versión LS de cinco plazas) hasta los 1.577 litros cuando sólo están disponibles las plazas delanteras.
Desde el acabado LS de entrada a la gama ofrece 6 airbags, control de estabilidad ESC, bluetooth, freno de mano eléctrico, asistente de arranque en pendientes, aire acondicionado y llantas de 17 pulgadas. El LT añade 7 plazas de serie, suspensión trasera autonivelante, climatizador, control de velocidad, sensores de aparcamiento trasero, lluvia y luces, navegador y tapicería mixta tela y piel. Exclusivo de la versión LTZ son la tapicería enteramente en piel con regulación eléctrica para el conductor y calefacción en plazas delanteras, llantas de 19 pulgadas y equipo de audio con 8 altavoces y conectores de fuentes externas de audio auxiliares.Todos los motores son nuevos, destacando un 3.0 V6 de 258 cv con tracción total en gasolina y un 2.2 con 163 cv y 184 cv en diésel
Motores variados
Pero lo más importante de esta renovación son todos los motores nuevos que mueven al Captiva, de los que a nuestro país llegan en gasolina un 2.4 litros y un 3.0 litros V6, y en diésel un 2.2 litros con dos niveles de potencia asociados a diferente tipo de tracción. Todos ellos ganan una potencia en el entorno de algo más de 30 cv, además de disponer de un nuevo cambio automático secuencial de 6 relaciones para las versiones más potentes gasolina y diésel.
Los motores de gasolina incorporan un nuevo sistema de distribución variable de válvulas VVT que optimiza el rendimiento del combustible. El 2.4 litros entrega una potencia de 167 cv y va siempre asociado a una cambio manual de 6 velocidades y a la tracción delantera FWD, acelerando hasta los 100 km/h en 10,4 segundos y consumiendo 8,9 litros a los 100 km. El V6 de 3.0 litros incorpora por su parte inyección directa, cambio automatico de 6 relaciones y tracción total electrónica, ofreciendo 258 cv de potencia y 288 Nm de par motor. Por ello, acelera de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos y alcanza los 198 km/h, mientras sólo consume 10,7 litros a los 100 km.

a fondo Chevrolet Captiva 2011 2

En diésel se ha aumentado la cilindrada y el par motor con el nuevo motor de cuatro cilindros de 2.2 litros de última generación, que presenta un sistema de inyección directa por common rail ayudado de un turbocompresor de geometría variable con intercooler. Para este motor se han desarrollado dos escalas de potencia, una destinada a la tracción simple con 163 cv, que acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos y alcanza los 189 km/h, y otra de 184 cv asociada a la tracción total, que puede ir con cambio manual o automático, acelera hasta los 100 km/h en 9,4 segundos y alcanza los 200 km/h. Para ambas versiones, la más potente en este caso con cambio manual, el consumo es de 6,4 litros a los 100 km.
La tracción total es automática a las cuatro ruedas cuando se necesita en superficies deslizantes mediante un embrague electrónico que puede repartir hasta el 50% a cada eje, puesto que en condiciones normales circula en tracción delantera para obtener los mejores consumos y cifras de emisiones.
Para las transmisiones manual y automática disponibles, se ha diseñado una primera marcha corta para suplir la falta de caja reductora y afrontar de forma solvente pendientes pronunciadas, mientras que las marchas finales tienen un escalonamiento más abierto para disminuir las revoluciones y así los consumos y las vibraciones. El nuevo cambio automático de 6 relaciones permite ser utilizado en modo totalmente automático o modo manual Driver Shift Control mediante la palanca del cambio, muy útil cuando se utiliza el sistema de control de descensos. Por otra parte, ofrece también de serie un asistente de arranque en pendientes para lograr la mejor tracción en terrenos deslizantes o al conducir fuera de asfalto.
El comportamiento en la práctica es mucho más estable que en la anterior generación, gracias a una importante revisión del chasis que se ha reforzado notablemente con mayor rigidez y de los trenes de rodadura con nuevos sistemas de suspensión con amortiguadores, muelles y estabilizadoras cambiados más resistentes. No inclina apenas en curva, sin cabeceos de ningún tipo, logrando un mayor agrado de conducción que se nota al volante en cualquier trazado. En terrenos deslizantes es fácil percibir la buena actuación del control electrónico de estabilidad ESC, el control de tracción TCS y el sistema de frenada asistida BAS, garantizando la mejor tracción y dirección. Ésta que se torna quizás demasiado suave en carretera, se muestra perfecta para ayudarnos a mantener la trayectoria en terrenos muy resbaladizos

a fondo Chevrolet Captiva 2011 3

Los precios
En cuanto a los precios, prácticamente no varían respecto a su antecesor a pesar de ofrecer un equipamiento mucho más alto y motores más potentes. Quedan como sigue:
-Captiva 2.4 G 167 cv FWD LS: 25.160 euros
-Captiva 2.2 D 163 cv FWD LT: 29.160 euros
-Captiva 2.2 D 184 cv AWD LT: 31.560 euros
-Captiva 2.2 D 184 cv AWD LTZ: 34.545 euros
-Captiva 2.2 D 184 cv AWD Auto LTZ: 36.045 euros
-Captiva 3.0 V6 G 258 cv AWD Auto LTZ: 36.545 euros