Chevrolet Camaro ZL1: Más musculatura, más vértigo

a fondo Chevrolet Camaro ZL1 1
Raúl Toledano10 feb 2011
Estos días en el Salón de Chicago se puede ver esta preparación de Chevrolet, sobre la base del Camaro, que sufre arreglos en el conjunto del chasis y la centralita motor para desarrollar una potencia de 550 cv
Novedad
Una versión potenciada del portentoso superdeportivo norteamericano Chevrolet Camaro ve la luz estos días en el Salón del Automóvil de Chicago. Allí, la marca englobada en el consorcio General Motors introduce esta variante ZL1, sinónimo de deportividad hipervitaminada gracias a su clásico propulsor V8, que en esta ocasión desarrolla 550 cv e impacta a los ojos por ofrecer unas terminaciones específicas en su carrocería y habitáculo, además de una serie de arreglos aerodinámicos y de chasis que otorgan un rendimiento casi inigualable en la industria. Será a primeros de 2012 cuando se vean las primeras unidades, en principio únicamente por suelo norteamericano, y su gran rival a batir será, en palabras de los propios dirigentes de General Motors, el Mustang Shelby GT500.
"Unas grandiosas llantas de 20" y un nuevo difusor de cuatro salidas de escape, entre las novedades estéticas del ZL1"Este muscle car de 2+2 plazas se diferencia del resto de la gama Camaro por sus enormes llantas de aleación de 20 pulgadas sobre unos neumáticos Goodyear SuperCar F2 realizados para la ocasión, un pequeño spoiler inferior delantero de color negro, esculpido en fibra de carbono, y el clásico capo abultado y picudo que incorpora unas rendijas en fibra de carbono, prolongación de la mítica franja longitudinal negra que atraviesa todo el coche. Con la insignia ZL1 en el lateral que identifican a esta versión, la zaga está dominada por un nuevo difusor con cuatro tubos de escape enormes y cromados, y un recortado alerón sobre el portón.Unas grandiosas llantas de 20 y un nuevo difusor de cuatro salidas de escape, entre las novedades estéticas del ZL1
Por dentro, las nuevas terminaciones habilitan un espacio más moderno y comercial. Con los colores rojo y azul de la instrumentalización, este Camaro ofrece unos asientos deportivos terminados en cuero y gamuza, de color negro y la firma ZL1 en el reposacabezas. El volante, con la base achatada y mandos de función de audio con bluetooth, las placas plateadas ZL1 de las puertas, seis posiciones para el asiento del conductor, un panel de instrumentos exclusivo, PDIM inalámbrica y USB, un sistema de audio Boston Acoustics, asistente de estacionamiento trasero y un cámara trasera completan el equipamiento especial de la unidad.
Los arreglos mecánicos del ZL1 afectan especialmente a un chasis revisado de los pies a la cabeza. La amortiguación es una adaptativa de tipo magnético, que viene apoyada por barras estabilizadoras traseras reposicionadas. Además, el conductor podrá seleccionar dos modos de funcionamiento de dicha amortiguación: Tour o Sport. De detener tanta potencia se encargarán unos frenos Brembo con discos de 37 cm y pinzas de seis pistones. La preparación de este Camaro continúa con un sistema que altera el sonido expedido por los escapes, dependiendo de las revoluciones. Y se cierra el círculo con un diferencial autoblocante ajustado tanta para una conducción más agresiva por circuito como para una circulación más ágil y amena por carretera.

a fondo Chevrolet Camaro ZL1 2

Chevrolet acude a un V8 clásico para sacar la máxima potencia disponible para un Camaro con la ayuda de la compresión con intercooler. El bloque de aluminio entrega una cota de potencia de 550 cv cuando rueda a 6.100 rpm aproximadamente. A menos revoluciones, alrededor de las 3.800 rpm, entrega a la transmisión nada más y nada menos que 754 Nm. La caja de cambios que traslada esta fuerza a las ruedas es una TR6060 manual de seis relaciones.