Cataluña acumula más de 10.000 operaciones del Plan Pive, el 15 por ciento del total:

Cataluña acumula más de 10.000 operaciones del Plan Pive, el 15 por ciento del total 1
Agencia EFE13 may 2013
Cataluña acumula 10.172 operaciones de compra de vehículos en el marco del Plan Pive 2, lo que supone el 15 % del total de las 65.342 registradas en el conjunto del Estado hasta la primera semana de mayo, según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

El presidente de la entidad, Jaume Roura, ha previsto hoy en el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona que, de mantenerse el ritmo de operaciones, que ha cifrado en 'mil diarias', la dotación de 150 millones de euros con que cuenta el plan podría agotarse en septiembre.

En plan Pive 2, cuyo objetivo es la sustitución de vehículos, turismos y comerciales ligeros antiguos por modelos más eficientes energéticamente, llega después de que la primera edición agotara los 75 millones de presupuesto en menos de tres meses.

Roura ha calculado que los clientes pueden llegar a ahorrarse 'hasta 6.000 euros' en la compra de un vehículo, ya que al descuento que supone la aplicación del plan Pive se le suman las promociones de los concesionarios.

Siete de cada diez operaciones se han registrado en Barcelona, mientras que Tarragona representa el 12,9 %, Girona el 10,9 % y Lleida el 4,7 %.

El programa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo subvenciona la compra de vehículos con 2.000 euros -aportados a partes iguales por Industria y por el fabricante o importador-.

Esta subvención aumenta hasta los 3.000 euros (1.500 euros aportados por Industria) para las familias numerosas que adquieran un vehículo con más de 5 plazas.

En su primera edición, el Plan Pive agotó los 75 millones de presupuesto en menos de tres meses.

El éxito de la primera convocatoria motivó que el Ejecutivo español decidiera poner en marcha una segunda edición a principio de año con una mayor dotación, y algunas entidades del sector ya se han apresurado a reclamar una tercera para facilitar la recuperación del sector, que el año pasado registró 700.000 matriculaciones.