Casi 2.500 conductores denunciados en una semana por alcohol y drogas:

Casi 2.500 conductores denunciados en una semana por alcohol y drogas 1
Agencia EFE16 jun 2014
Casi 2.500 conductores han sido denunciados en una semana por consumo de alcohol o drogas al volante, según el resultado de la última campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT), que recuerda que si se eliminara ese consumo se evitarían un millar de muertos al año en las carreteras.

Entre el 2 y el 8 de junio, cuando se llevó a cabo la campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 1.059 pruebas de detección de drogas a conductores que aunque habían dado negativo en la prueba de alcoholemia, presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia.

De esos 1.059 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 358 resultaron positivas (el 34 por ciento del total), por lo que se les ha abierto un expediente sancionador por vía administrativa, mientras que tres fueron puestos a disposición judicial.

Las drogas más consumidas, según ha constatado la DGT, son el cannabis y la cocaína.

Como anunció recientemente la directora general de Tráfico, María Seguí, las pruebas de saliva para la detección de drogas irán aumentando progresivamente hasta generalizarse como las de alcohol.

De este modo, en esta última campaña de vigilancia se han quintuplicado esos test de drogas y se ha pasado de los 188 practicados en diciembre del pasado año a las 1.059 pruebas de ahora.

Este incremento se debe al alto porcentaje de conductores que conducen con presencia de drogas y alcohol al volante, ya que, según el último estudio Druid 13, el 12 por ciento de los conductores elegidos al azar dieron positivo a esas sustancias por encima de los límites legales.

Si ese porcentaje fuera 0, en el próximo año habría, al menos, un millar de muertos menos, asegura Tráfico.

Mientras, en las pruebas de alcoholemia en esta campaña, y a diferencia de la última realizada en diciembre pasado, los conductores que dieron una tasa superior a la permitida han bajado ligeramente y han pasado del 1,2 por ciento al 1 por ciento de positivos.

De todos modos, de los 207.829 pruebas de alcoholemia, 2.078 dieron positivo: 1.870 en controles preventivos, 177 tras haber cometido una infracción, otros 75 por estar implicado en un accidente y 16 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de alcohol.

A 1.750 conductores de estos positivos se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 328 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Contra otros 17 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

Multa de mil euros y seis puntos de carné es la sanción por dar positivo a drogas, en tanto que superar las tasas de alcohol está multado con 500 euros, cantidad que se suplica si esa tasa superar el doble de la máxima permitida o si se es reincidente en un año.