Carlos Goshn prevé que el mercado europeo del automóvil crezca también en 2015:

Carlos Goshn prevé que el mercado europeo del automóvil crezca también en 2015 1
Agencia EFE25 oct 2014
El presidente de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), Carlos Goshn, también presidente de la Alianza Renault-Nissan, afirmó hoy en China que espera que el mercado europeo siga creciendo en 2015 tras recuperarse en 2014, aunque a un ritmo menor.

Goshn, que no aceptó preguntas sobre Renault ni Nissan y habló sólo en calidad de responsable de la ACEA, hizo estas declaraciones en un breve encuentro con la prensa dentro de la 12ª edición del Foro Anual de la Industria del Automóvil en China, organizado por la Escuela Internacional de Negocios China-Europa (CEIBS) de Shanghái.

'Por ahora, el mercado europeo ha crecido un 6 por ciento, y eso son muy buenas noticias, porque esta es la primera vez que el mercado europeo está creciendo desde el colapso del sistema financiero', afirmó Goshn.

Las ventas de vehículos en Europa, según las cifras de la propia ACEA, crecieron un 5,8 por ciento interanual en los primeros nueve meses de 2014, con 9,9 millones de unidades matriculadas entre enero y septiembre.

Entre las marcas europeas, de hecho, Renault, que dirige Goshn, es la que más ha aumentado en ese período (un 10,6 por ciento, con 650.000 unidades), aunque el directivo franco-brasileño sólo habló del progreso en general del mercado europeo, y se mostró cauteloso con este ritmo de crecimiento, que cree que será menor en 2015.

Este casi 6 por ciento interanual en los tres primeros trimestres del año supone 'más bien una recuperación: no es un crecimiento en sí mismo, sólo es una recuperación, e incluso con ese 6 por ciento de crecimiento este año, seguimos estando por debajo de lo que era el sector en 2007', precisó.

En efecto, el año pasado, en este mismo foro, el entonces secretario general de la ACEA, el checo Ivan Hodac, aseguró a Efe que los fabricantes europeos ya habían asumido que no volverían a ver los niveles de ventas que registraron en 2007, el último año completo antes del estallido de la crisis un año después.

Aunque la recuperación que se ha empezado a registrar este año invita a cierto optimismo, Goshn se mostró prudente.

'Esperamos que en 2015 esta recuperación continuará, aunque yo no veo otro aumento del 6 por ciento, creo que el crecimiento será probablemente más moderado que un 6 por ciento, en línea con el crecimiento del PIB (europeo)', indicó.

'Aun así, somos razonablemente optimistas y pensamos que 2015 va a ser un año de crecimiento', insistió.

El número uno de Renault y Nissan también se pronunció sobre las posibilidades de éxito que pueden llegar a tener los coches fabricados en China en el mercado europeo.

Aún son muy escasas los fabricantes chinos (como Qoros, que obtuvo excelentes resultados en las pruebas de choque EuroNCAP) con tecnología a la altura de las estrictas exigencias de seguridad y de emisiones del mercado europeo, pero Goshn confesó que es 'cuestión de tiempo' que las marcas chinas compitan en la UE.

'En el sector del automóvil hay un montón de cambios: hay recién llegados, nuevas marcas, nuevos productos, nuevos conceptos, todo está cambiando todo el tiempo', comentó.

'Creo que las marcas chinas en Europa, no sólo en Europa, pero particularmente en Europa, tienen una oportunidad de competir en tanto que encajen con las necesidades del consumidor europeo', indicó.

Desde luego, aseguró, 'no creo que nadie en el sector esté considerando que aquí no va a pasar nada'.

'Estamos pendientes del desarrollo de sus productos, y del desarrollo de la estrategia de los fabricantes chinos en Europa, y lo consideramos parte de la manera en que se hacen los negocios: en cualquier momento puedes tener rivales que vengan de otros mercados y empiecen a competir por el mercado europeo', dijo.

Esto, añadió, ocurrirá tarde o temprano, 'de la misma manera en que nosotros, los fabricantes europeos, competimos por el mercado chino', aunque reiteró que desde el viejo continente se desea que haya 'una competencia realmente abierta y mundial'.

De esta manera, concluyó, la posibilidad de que acabe apareciendo una o varias marcas chinas capaces de competir en Europa y en todo el mundo 'no lo contemplamos con sorpresa, creemos que es algo que va a pasar, y sólo es cuestión de cómo de rápido será y cómo de exitoso será'.