Carlos Baratas es el nuevo Director de Postventa de Porsche Ibérica:

Autocity30 nov 2011
Porsche Ibérica ha nombrado Director de Postventa a Carlos Baratas, en sustitución de Peter Vogel, quien da un salto importante en su carrera profesional al asumir la responsabilidad del desarrollo de la red de concesionarios Porsche en China, uno de los países con mayor potencial de crecimiento.

La Dirección de Postventa de Porsche Ibérica desde hace tres años acoge las áreas de recambios, garantías, formación, asesoramiento técnico y atención al cliente.

Carlos Baratas, casado y con una hija, lleva toda su vida laboral en el sector del automóvil y los últimos 20 años en Porsche, donde comenzó como Jefe de zona de postventa, para después pasar por diversos puestos, siempre en el ámbito de la venta y la postventa. En 2003 fue nombrado Director Gerente del Centro Porsche Barcelona y en este cargo ha logrado importantes éxitos, entre otros, conseguir el premio al mejor concesionario de la Red Porsche durante cuatro años consecutivos. Este galardón tiene una gran relevancia, al ser otorgado mediante encuestas de satisfacción a los clientes de la marca en la Península Ibérica, en la que se valoran cuatro puntos que la compañía considera primordiales: compra del vehículo, proceso de entrega del mismo, servicio técnico prestado en las visitas al taller y apariencia de las instalaciones.

A sus 43 años, Baratas llega a su nuevo cometido en un momento complicado para la industria del automóvil en España. A pesar de que el mercado de turismos y todoterreno no vive su mejor momento, Porsche mantiene una trayectoria ascendente en relación a los ejercicios anteriores. De hecho, esperan aumentar las ventas hasta un 25% más que en el mismo período del año anterior, gracias a productos estrella como la segunda generación del Cayenne, las versiones diésel e híbrida del lujoso Panemera y la llegada en breve del mejor 911 de la historia.

Para Carlos Baratas el reto más importante e inmediato que tiene en su agenda es “seguir trabajando para que los concesionarios consigan una buena rentabilidad, porque lo primero para lograr la excelencia que nuestra marca exige es tener un negocio saneado. Además, un óptimo servicio de postventa asegura la satisfacción de nuestros clientes, razón de ser de una marca tan apasionante como Porsche”.