Can-Am Commander 2011: Diversión y eficacia en campo

a fondo :: Can-Am Commander 2011 1
Diego Zotes11 oct 2010
El Can- Am Commander de BRP es la solución perfecta para conducir por campo sin grandes todoterrenos. Con un tamaño algo mayor a un quad, dos cómodas plazas y tracción total disfrutaremos al máximo en los terrenos más escabrosos.
En los últimos años se está demandando notablemente un nuevo tipo de vehículo que se ubica por sus cualidades y estilo de conducción a medio camino entre los coches y los quads, con unas perfectas aptitudes para la conducción en pista y todoterreno, y suponen la respuesta perfecta para los que no quieren un vehículo demasiado grande para moverse por campo o incluso por su finca privada. Como respuesta a esta demanda del mercado, el fabricante canadiense BRP (Bombardier Recreational Products) especialista en la fabricación de vehículos destinados al ocio (véase en su gama de productos de quads, motos de agua, motos de nieve, embarcaciones o motores para karts), sorprende con la creación y la presentación de un nuevo vehículo Side-by-Side (SSV), el Commander, que aúna magistralmente un dinamismo soberbio para su conducción Off-Road de recreo de máxima diversión al volante con una gran capacidad de carga y polivalencia de transporte para el trabajo más duro.
Dentro del segmento de los SSV, Side by Side Vehicle, también conocidos como UTV (Utility Task Vehicle) o SSS (Sport Side by Side), se pueden dividir en tres grupos, los UTV más enfocados al duro trabajo en el campo, con mejores dotes de carga y transporte, aunque habitualmente con capacidades dinámicas muy limitadas, los más deportivos SSS, con unas prestaciones realmente deportivas y cualidades más limitadas para la carga y el transporte, y los intermedios SSV, que dan respuesta a ambas necesidades.
Los ingenieros de BRP, tras un intenso trabajo de análisis, ofrecen con su Commander lo mejor de los dos mundos, grandes capacidades de carga y unas prestaciones a la altura de los más rápidos y divertidos del segmento. Con estas características se coloca en la cúspide en ambas facetas entre cantidad de modelos deportivos y de trabajo de la marcas Polaris, Yamaha, Artic-Cat, Honda o Kawasaki.
Con pinturas de guerra...
Exteriormente, se percibe como un pequeño todoterreno muy agresivo y ligero, con carrocería de tipo pick-up con un habitáculo formado por protecciones tubulares de 5 centímetros de diámetro, con dos plazas destinadas al transporte de pasajeros y un enfoque muy práctico y polivalente, que ofrece el mejor rendimiento, capacidad de manejo y confort para los pasajeros. Llama la atención un gran caja trasera de carga en dos niveles con 372 litros de capacidad. El diseño es inconfundiblemente Can-Am, muy parecido al de cualquiera de sus hermanos de gama, con rasgos muy agresivos de faros rasgados, carrocería muy elevada y amplios pasos de rueda. En la versión XT lleva de serie cabestrante de arrastre delantero que se puede pasar fácilmente a la zona trasera.

a fondo :: Can-Am Commander 2011 2

El interior destaca por unos asientos de gran sujeción, sobre todo en el acabado XT, extraíbles para ser utilizados al aire libre y el del conductor regulable longitudinalmente. Un prominente salpicadero espartano esconde el rabioso motor, con todos los mandos útiles bien ubicados para realizar la conducción que mejor se adapte a nuestras necesidades. Como en un coche y para facilitarnos la conducción más sencilla y rápida, nos encontramos un volante regulable en altura con el cuadro de mandos integrado y dos pedales de aluminio de acelerador y freno, puesto que el cambio es automático. La información del cuadro es suficiente en la versión Standard y mucho más amplia en la versión XT.
Los propulsores que darán vida al nuevo Can-Am Commander son un potente motor bicilíndrico en V Rotax 800 EFI, que entrega 71 cv, y el completamente nuevo bicilíndrico en V Rotax 1000 EFI, que entrega 88 cv de potencia, con los que el Commander se convierte en el SSV más potente en cualquiera de sus dos versiones y con mejores cifras de consumo de combustible del mercado. Está combinado con un cambio automático por variador continuo con sistema de freno motor.

a fondo :: Can-Am Commander 2011 3

Existen varios modos de conducción combinables entre sí, gracias a dos sistemas de transmisión 4x2 y 4x4, con marchas largas o con reductora, y al sistema de control de aceleración inteligente ITC, con dos modos de conducción normal o deportiva seleccionables mediante un botón en el salpicadero, que le dota de menor o mayor capacidad de aceleración y entrega de potencia.
Las capacidades Off-Road del nuevo Commander son fantásticas gracias a unos elementos dinámicos muy específicos, como una suspensión delantera de doble trapecio y una trasera Trailing Torsional Independent TTI de barra torsional con amortiguadores independientes verticales anclados por delante, lo que evita el desplazamiento lateral de las ruedas traseras, un diferencial de bloqueo automático Visco-Loc delantero que envía la fuerza a la rueda con tracción cuando la otra desliza, ruedas de 27 pulgadas con tacos Carlisle Black Rock y llantas de 12 pulgadas en la versión básica, de 13 pulgadas de aluminio en las versiones XT y X. Tres discos de freno de alta calidad se encargarán de detener al Commander con mucha solvencia y buen tacto, sin ningún movimiento extraño, ni abusando de ellos sobre suelo deslizante. Lo que más nos ha llamada la atención es lo directa y estable que se muestra la dirección, a pesar de estar algo dura puesto que no es asistida, lo que le dota de un comportamiento súmemente deportivo.
Las tres versiones que se venderán definitivamente para el Commander son el Standard, con elementos de serie como una doble caja de carga con compartimentos separados, volante de tres radios, cuadro de mandos sencillo con mucha información, carrocería en color amarillo, llantas de acero de 12 pulgadas, asideros para el pasajero, cinturones de seguridad, red de protección de pasajeros, compatimentos bajo los asientos, control de aceleración ITC con dos modos, normal y sport. El acabado XT añade defensas de la carrocería, cabestrante de arastre de serie de hasta 1.814 kilos, guardabarros, llantas de 14 pulgadas en aluminio con neumáticos de perfil más bajo, volante deportivo de metal y piel, un cuadro de mandos muy completo con cantidad de datos digitales y analógicos. Una última versión X sólo con el motor de 1.000 cc añade algún detalle más deportivo, como una carrocería en dos colores con las llantas de aleación a juego con anillo de bloqueo de neumático, amortiguadores de gas Fox deportivos y barra estabilizadora, doble color de los asientos semejante a la del exterior y deslizadoras laterales. Además, hay infinidad de accesorios disponibles para cualquiera de los acabados, como un parabrisas integral o a media altrura, recubrimient,os de techo, protectores de todo tipo, funda, defensas traseras, etc.
Con estos acabados la gama queda así: Commander 800, Commander 800 XT, Commander 1000, Commander 1000 XT y Commander 1000 X. Para el mes de enero comenzarán a llegar a España las primeras unidades, que tendrán que ser de la versión Commander 1000 XT, puesto que es la única hasta la fecha que tiene homologación europea. Su precio será de 20.499 euros con todo incluido, que se quedarán aproximadamente en unos 18.499 euros para la versión básica Standard.