Calendario Pirelli 2010: La belleza en forma de neumáticos

a fondo Calendario Pirelli 2010 1
Raúl Toledano20 nov 2009
La 37ª edición del Calendario Pirelli 2010 ha sido presentada a prensa de todo el mundo en un evento internacional que ha tenido lugar en Londres. La esperada cita con “The Cal”, objeto de culto por más de 40 años, ha merecido la pena
La 37ª edición del Calendario Pirelli 2010 ha sido presentada a prensa, invitados seleccionados y coleccionistas de todo el mundo en un evento internacional que ha tenido lugar en Londres. La esperada cita con The Cal, objeto de culto por más de 40 años, se ha celebrado en el Old Billingsgate, un sugerente edificio del siglo XIX situado en la rivera del Támesis, que albergó la lonja de pescado de la ciudad entre 1875 y 1982. Después de China, inmortalizada por Patrick DeMarchelier en la edición de 2008, y Botswana, retratada por Peter Beard en 2009, 2010 es el año de Brasil y del fotógrafo norteamericano Terry Richardson, un enfant terrible conocido por su obra provocativa y descarada.
En las 30 imágenes que resumen los meses de 2010, Terry Richardson representa la vuelta al más puro y pícaro Eros. A través de su lente, repasa las fantasías y provocaciones con una simplicidad capaz de esculpir y capturar el lado más brillante de la feminidad. Richardson retrata a una mujer con una naturalidad cautivadora, que juega con los estereotipos para desmontarlos y que ironiza con el único velo que la cubre. Esta vuelta a lo natural, devuelve el Calendario a sus imágenes de las décadas de los 60 y 70; un claro homenaje a aquellos orígenes, en los que participaron artistas de la talla de Robert Freeman (1964), Brian Duffy (1965) y Harry Peccinotti (1968 y 1969). Terry Richardson, al igual que sus ilustres predecesores, ha escogido un tipo de fotografía simple, sin retoques, en la que prevalece la naturalidad sobre la técnica, y que se transforma en la clave para eliminar los excesos superficiales tan de moda hoy en día, para revelar la esencia de la mujer.
El gallo, el sable, los caños de agua y los neumáticos viejos son elementos destacados que dan ritmo y armonía a la fábula de Richardson, con referencias al Pop Art, que ya inspiró algunas de las anteriores ediciones del Calendario, y que hacen emerger el Eros típico del fotógrafo norteamericano; un Eros que en el Cal 2010 se evoca de forma sutil, a través de alusiones que Richardson utiliza para fingir las convenciones, dando forma y un aspecto carnal a temas tabú. Este es un Calendario que Francesco Negri Arnoldi, antiguo profesor de arte de la Universidad de Salento en Lecce y de la Universidad Tor Vergata en Roma, considera Pop. Lo define como totalmente nuevo en su vuelta al pasado; absolutamente original en su consolidada tradición, y capaz de descubrir el encanto de una feminidad natural. Gracias a la vuelta al Pop Art, el lenguaje adoptado es esencial e iconográfico, comprensible por todos y contaminado únicamente por la vida diaria.
La edición 2010 es una clara declaración y Terry Richardson es su intérprete: retrata las figuras sin florituras, alejadas de los ambientes complejos y artificiales que marcan las tendencias de moda. El escenario no es artificioso, ni esquemático, en línea con la propia simplicidad del fotógrafo y centrado en lo esencial. Un gran fotógrafo, comenta Richardson, captura el momento esa es la razón por la que he realizado las fotos sin equipo extraordinario y sin ayudantes. Mi técnica se basa en la ausencia de técnica: la lente es mi ojo, mi carisma, mi habilidad para capturar momentos de verdad, sean los que sean, ángulos fotográficos, el uso del color, la luz, el escenario esos siempre han sido los aspectos fundamentales de mi obra. Once han sido las modelos seleccionadas para aparecer en el Calendario Pirelli 2010: Catherine McNeil, Abbey Lee Kershaw y Miranda Kerr de Australia, Eniko Mihalik de Hungría, Marloes Horst de Holanda, Lily Cole, Daisy Lowe y Rosie Huntingdon de reino Unido, Georgina Stojilijtoric de Serbia y dos brasileños, Gracie Carvalho y Ana Beatriz Barros.