Calendario Pirelli 2009: Como cada año, a toda revolución

a fondo Calendario Pirelli 2009 1
Autocity20 nov 2008
Pirelli como cada año, edita el calendario que les hizo editorialmente famosos hace cuarenta años, con la edición 2009.
Han pasado muchos años desde que, allá por 1964, un fotógrafo llamado Robert Freeman pusiera la primera pieza para montar el motor de lo que es hoy el Calendario Pirelli.
Una característica principal del Calendario Pirelli es que siempre ha sabido sacar el mejor partido a cada fotógrafia, retratando a las modelos más bellas de cada época por fotógrafos de gran reputación en exóticos paisajes, como es el caso de Paula Martine en el calendario del año 1970, una joven de 16 años llamada Naomi Campbell en 1987 o la exhuberante Cindy Crawford en 1994.
Hubo una etapa (1974-1984) en la que no se publico el Calendario pero, a partir de 1984, cogió fuerza y pisó fuerte para, en 1987, dar un paso importante y, de la mano de Terence Donovan, crear el primer calendario dedicado a modelos de color, con Naomi Campbell como una de sus musas.
La más reciente historia del Calendario Pirelli nos deja como protagonistas a Inés Sastre en 1997, y Penélope Cruz en el calendario de 2007 realizado por Inez Van Lamsweerde y Vinoodh Matadin. Sophia Loren, a sus 72 años, fue otra de las mujeres que aparecieron en la edición de 2007 acompañando a nuestra Pe, a la cual se sumaron también Naomi Watts, Hillary Swank y Lou Doillon.
El Calendario Pirelli no deja de sorprendernos, y cada año apuesta por cotas más altas de arranque visual, sensualidad y calidad artística. Para esta edición 2009, la marca de neumáticos se ha ido hasta tierras africanas para que el célebre fotógrafo Peter Beard inmortalice a siete modelos de fama internacional, entre ellas valkyrias como Isabeli Fontana, Malgosia Bela, Emanuela de Paula o Maria Carla Boscano, y que saquen su lado más fiero y guerrero adentrándose en la senda salvaje a través de una colección de fotos en la que muestran sus armas de mujer con la fauna local. Monos y elefantes han sido algunos de los animalitos elegidos, y con ellos el resultado ha sido espectacular tal y como podeis comprobar en la galeria que hemos preparado para ello. La luminosidad, las tomas, quizás el misterio que engloba el resultado final, parecen trasladarnos directamente allí.
La explotación de los recursos del continente africano, y un homenaje a la naturaleza como entidad metafísica en perpetuo movimiento y fuente de infinita creatividad, han sido los motores de este proyecto.
Después de treinta y seis años de publicación ocupando las paredes de museos como el Albert Museum, estamos convencidos en Autocity que la acogida de este año será de nuevo intensa, y desde aquí os invitamos a comprobarlo.