Cadillac XLR-V: El dragster americano

Diego Zotes29 mar 2005
Cadillac presenta para el próximo año un roadster de altísimas prestaciones capaz de rivalizar con los deportivos más afamados del mundo. Se trata del XLR-V, una profunda evolución del actual XLR que ya conocemos y el cual seguirá estando disponible en nuestro mercado.
Inicio
EL DRAGSTER AMERICANO

a fondo Cadillac XLR-V 1

Cadillac presenta para el próximo año un roadster de altísimas prestaciones capaz de rivalizar con los deportivos más afamados del mundo. Se trata del XLR-V, una profunda evolución del actual XLR que ya conocemos y el cual seguirá estando disponible en nuestro mercado.
  La marca perteneciente a General Motors, que se está expandiendo de forma importante en Europa, presentó el Cadillac XLR-V en el Salón de Nueva York, y llegará a España a principios de 2006. Se ha planteado luchar con “purasangres consagrados” de la talla del Mercedes Benz SL 55 AMG, Jaguar XKR o Lexus SC, y para ello se “arma” con un motor Northstar V8 sobrealimentado de 4,4 litros de cilindrada, 440 cv de potencia y 576 Nm a sólo 3.600 rpm. De este modo, el más radical de los Cadillac bajará de los cinco segundos en la marca de aceleración de 0 a 100 km/h, algo que está al alcance de muy pocos.
Este biplaza descapotable de techo duro conserva la carrocería del XLR, pero la “serie V” se diferencia por algunos detalles técnicos y estéticos, como en parrilla y faros (adaptables en las curvas), unos nuevos neumáticos (de 19 pulgadas en ambos ejes) e interiores en ébano y aluminio entre otras cosas.
También es nuevo en este XLR-V el cambio de marchas Hydra-Matic, ahora de seis velocidades. La efectividad de esta caja ha de ser elevada, debido al bajo tiempo en aceleración que anuncia; lo que unido a su propulsión trasera, el reparto de pesos 50:50 y las mejoras efectuadas en el sistema de suspensión Magnetic Ride Control, auguran una conducción excitante y placentera.
De esta “versión V” todavía no se conoce el precio, que evidentemente no será bajo; pero una buena noticia que nos acaba de anunciar Cadillac es que –debido a la flaqueza del dólar frente al euro- ha decidido trasladar este beneficio a los clientes europeros. Así las cosas, el deportivo XLR, un impresionante roadster V8 de 4,6 litros y 326 cv que como hemos dicho antes seguirá a la venta conviviendo con el XLR-V, baja significativamente su precio nada menos que 7.965 euros: de 99.915 a 91.950 euros.
Enrique Marco, Autocity.
29 de Marzo de 2005