Cadillac SRX: Máxima exclusividad

Diego Zotes08 oct 2004
Cadillac irrumpe en el creciente mercado de los SUV de lujo, dominado por los BMW X5 y Porsche Cayenne entre otros, y lo hace con el SRX, un modelo de la máxima exclusividad, tanto por el prestigio de la marca como por sus dimensiones y estética. Si a esto le añadimos un precio que no está al alcance de cualquiera, y que el objetivo de ventas para un país como España es de sólo 90 unidades en 2005, podemos asegurar que con el Cadillac SRX quien busque distinguirse estará más que satisfecho.
Inicio
MAXIMA EXCLUSIVIDAD

a fondo Cadillac SRX 1

Cadillac irrumpe en el creciente mercado de los SUV de lujo, dominado por los BMW X5 y Porsche Cayenne entre otros, y lo hace con el SRX, un modelo de la máxima exclusividad, tanto por el prestigio de la marca como por sus dimensiones y estética. Si a esto le añadimos un precio que no está al alcance de cualquiera, y que el objetivo de ventas para un país como España es de sólo 90 unidades en 2005, podemos asegurar que con el Cadillac SRX quien busque distinguirse estará más que satisfecho.
  El SRX está ya en los concesionarios con dos potentes motores de gasolina: un V6 de 3,6 litros y 260 cv (a la venta en noviembre) y un V8 de 4,6 litros y 320 cv (ya disponible). Sus precios parten de los 46.950 euros del V6 Elegance y tienen su techo en los 64.450 euros del Sport Luxury. A estas versiones todavía se les puede añadir de forma opcional el navegador (3.500 euros), y un techo panorámico de nada menos que medio metro de longitud (3.000 euros). No obstante, comparado con las versiones más aproximadas de todos sus rivales (Lexus RX 300, BMW X5, Mercedes ML, Volvo XC 90, VW Touareg y Porsche Cayenne) el Cadillac SRX resulta ligeramente más económico que todos ellos. El principal hándicap del nuevo todoterreno de lujo de Cadillac para los mercados europeos será el de carecer de motor turbodiesel, ya que las mecánicas de gasoil representan el 85% de las ventas del segmento.
Pero vayamos a lo mejor de Cadillac, su exclusividad. La reconocida marca americana perteneciente a General Motors ha experimentado un incremento de ventas en Estados Unidos durante al pasado ejercicio superior al de sus rivales naturales de Lexus, BMW y Mercedes. Además, según los últimos datos estadísticos de fiables encuestas, en grado de satisfacción al cliente Cadillac se ha colocado en segundo lugar del ránking, sólo superada por Lexus. Por otra parte, en los mercados Europeos la lujosa marca de GM posee unos ambiciosos planes de desarrollo, y centrará sus esfuerzos tanto en el atractivo de su gama como en implantar una seleccionada red de puntos de venta y asistencia.
Las dimensiones del Cadillac SRX destacan especialmente, pues es el más largo y con mayor distancia entre ejes de todos sus rivales: 2,96 metros de batalla y 4,95 metros de longitud. El espacio interior es enorme, e incluso puede llevar una tercera fila de asientos para acomodar en total a siete personas, o configurar un volumen de carga de 1.968 litros. Ahora bien, el peso también pasa factura, pues son nada menos que 1.960 kilos el V6 y 2.015 kilos el V8.
Centrándonos en el coche, por estética el nuevo SRX no pasa desapercibido. Podrá gustar o no gustar, pero desde luego no es un coche “del montón”. Su frontal le identifica con los nuevos modelos de la marca, como la berlina CTS, y en menor medida con el deportivo XLR. En todos ellos los predominan los trazos rectos. En el interior se respira un aire de lujo y calidad por los cuatro costados, como corresponde a una marca del nivel de Cadillac.
Mecánicamente el Cadillac SRX destaca por un sistema de suspensiones muy evolucionado de tipo magnético y electrónico, combinadas como no con los sistemas de tracción y estabilidad de última generación. Los motores son un alarde de suavidad y refinamiento, y pueden mover las dos toneladas de peso con gran rapidez, sobre todo el V8, con el cual el SRX puede alcanzar los 228 km/h; mientras que su caja de cambios es automática con función manual de cinco velocidades.
Enrique Marco, Autocity
8 de Octubre de 2004