Cada ministro del Gobierno dispone de cinco coches:

cochesoficialesgobiernoe_c2ccb8de66a7efc565a0c39c3.jpg
Agencias / Redacción03 abr 2012
El Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayoritario en el Cuerpo, asegura que ministros y altos cargos tienen a su disposición hasta cinco coches oficiales cada uno. Este sistema pretende que estos responsables públicos siempre tengan un vehículo disponible por si otro hay que repararlo, limpiarlo o trasladarlo de ciudad.

El SUP hace esta denuncia en la edición de abril de su boletín 'Carné X Puntos', que firma la Comisión Ejecutiva Nacional de este sindicato policial. En este boletín existe una sección en la que esta organización policial juega con el concepto de retirada de puntos del carnet de conducir, algo que le sirve para elogiar o criticar la actuación de mandos policiales y políticos.

En este sentido, el SUP señala que "pierde seis puntos el jefe de gabinete del presidente del Gobierno, Jorge Moragas, y todos los que como él, en puestos similares en todos los ministerios, sean responsables del doble rasero corrupto que se aplica en la gestión de medios materiales, derrochando como jeques árabes con el dinero de todos mientras recortan y exigen sacrificios a los más débiles, a los que nada tienen".

Según este sindicado, Moragas "no esperó ni a tomar posesión del cargo para exigir escoltas y vehículos para cargos políticos y familias, haciendo lo contrario de lo que predica para los demás en cuanto a austeridad en el gasto público se refiere".

"¿Cuántos vehículos", se pregunta este sindicato, "tienen el presidente del Gobierno, los ministros, los secretarios de Estado, subsecretarios, directores generales, jefes de gabinete, etc., 'gratis total', con sus correspondientes chóferes y escoltas?".

El boletín añade que "no solo es que sobren el 95% de esos gastos superfluos y corruptos sino que, además, cada persona de éstas tiene entre tres y cinco coches idénticos asignados, para poder sustituirlos mientras los limpian, por averías, trasladar por carretera a localidades a las que viajan en avión los usuarios etc".

El SUP concluye que "no se están apretando el cinturón los primeros que deberían hacerlo". "Por eso, cuando se produce la noticia y el escándalo por los 82.600 euros que costará el busto de Bono, que sin duda es una vergüenza, decimos que se sigue derrochando el dinero de todos en beneficio de unos pocos, y que no es coherente lo que exigen a los demás con lo que hacen ellos", concluye esta organización policial.