Bugatti Veyron Super Sport: Un romperécords de 1.200 cv

a fondo Bugatti Veyron Super Sport 1
Enrique Marco05 jul 2010
Bugatti acaba de pulverizar todos los récords para que nadie dude de quien es el número 1. Ha nacido el Veyron 16.4 Super Sport, una bestia de 1.200 cv que puede alcanzar los 431 km/h.
Hace cinco años Bugatti, la marca más lujosa del Grupo Volkswagen, lanzó el deportivo en el que se fijan todos los fabricantes que desean aspirar a la cima. Con sus 1.001 cv, 400 km/h y un precio que supera el millón de euros, el Veyron 16.4 se ha convertido en la referencia de los superdeportivos, aunque bien es cierto que algunos preparadores (el 9ff GT9-R) o marcas minoritarias y especializadas (Koenigsegg con el CCXR o Pagani con el Zonda R) se han permitido el lujo de intentar sobrepasarle en alguno de sus registros.
Pero Bugatti acaba de pulverizar todos los récords para que nadie dude quien es el número 1. Ha nacido el Veyron 16.4 Super Sport, una bestia de 1.200 cv que puede alcanzar los 431 km/h. Se trata de una versión mejorada del modelo ya existente, y se podrá ver por primera vez en público a mediados de agosto en California, durante el Concurso de Elegancia de Pebble Beach. No se ha desvelado ni su precio ni su fecha exacta de comercialización, pero evidentemente superará holgadamente el millón de euros y tardará unos meses en entregarse a los primeros clientes. Por cierto, las cinco primeras unidades serán todas ellas como el modelo que se puede ver en las fotos (en color negro de fibra de carbono combinado con naranja), unidad con la cual este fin de semana se ha batido el récord en el circuito de pruebas de Ehra-Lessien, muy cerca de la sede central de Volkswagen (en Wolfsburg, Alemania).
A la pista alemana acudieron representantes del libro Guinnes y de la agencia de inspección técnica alemana TUV, además de, lógicamente, el dr. Wolfgang Schreiber, jefe técnico de Bugatti, quien aseguró que esperaba obtener un registro de unos 425 km/h. Con un día soleado y 25 grados de temperatura, a las 14 horas del pasado sábado día 2 de julio, el piloto de pruebas Pierre Henri Raphanel hizo una primera pasada en la que obtuvo nada menos que 427,93 km/h, un récord que hacía sonreír a los responsables de Bugatti. Sin embargo, en la siguiente pasada, en sentido opuesto, los medidores registraron 434,21 km/h ¡velocidad que superaba todas las expectativas! Finalmente los certificadores apuntaron 431 km/h como media de las dos pasadas, lo que supone un nuevo récord para un coche de producción.
El coche en sí no difiere mucho del Veyron que ya conocemos, aunque sí varían algunos aspectos aerodinámicos y alguno que otro técnico. Ahora encontramos tomas de aire más grandes con el objeto de refrigerar los cuatro turbos del motor de 16 cilindros, así como alerones y espoilers específicos. También el difusor trasero y las salidas de escape son diferentes. Técnicamente se mejora la puesta a punto y la caja de cambios, aunque lo que más llama la atención son los 199 cv extra, para llegar a los 1.200 cv de potencia máxima. La cifra de par es igualmente espectacular, pues se fija en 1.500 Nm. No se ha facilitado la de aceleración de 0 a 100 km/h, aunque ya no podrá bajar mucho de los 2,5 segundos que registra el Veyron original.
Como dato curioso podemos decir que Bugatti ha anunciado que limitará electrónicamente la velocidad máxima del Veyron 16.4 Super Sport a 415 km/h, ya que no se fían de que ningún compuesto de neumático pueda dar las máximas garantías de seguridad por encima de dicha velocidad. Sus motivos (de homologaciones) tendrán, pero la verdad es que no deja de ser una tontería, pues entre 415 y 431 km/h no creemos que haya mucha diferencia de márgenes seguridad, márgenes que en cualquier caso estarán ya muy al límite por diferentes y obvias razones.