Bridgestone acepta subir salarios en 2016 pero rebajando los pluses un 30 por ciento:

Bridgestone acepta subir salarios en 2016 pero rebajando los pluses un 30 por ciento 1
Agencia EFE06 may 2013
La dirección de la multinacional Bridgestone ha presentado al comité intercentros una nueva propuesta para la negociación del convenio colectivo que mejora las anteriores ofertas, en la que aceptaría una subida salarial de 1 por ciento de 2016 a 2018 si se rebajan los pluses alrededor del 30 por ciento.

Esta oferta se concreta en una congelación salarial hasta 2018 si se acepta una rebaja de los pluses del 20 por ciento -la anterior propuesta era del 35 por ciento- o congelación los tres primeros años y una subida del 1 por ciento de 2016 a 2018 si los trabajadores aceptan una rebaja en los pluses del 30 por ciento -antes proponía el 50 por ciento-.

Fuentes sindicales han explicado a Efe que el fabricante de neumáticos pretende pactar un convenio para sus cuatro plantas españolas -Burgos, Basauri y Usánsolo (Vizcaya), y Puente San Miguel (Reocín)- de seis años de duración (de 2013 a 2018), y quiere que esté firmado antes del próximo 8 de julio, ya que en caso contrario aplicará el del sector de químicas.

Además, la multinacional ha propuesto en la última reunión con el comité intercentros del pasado 2 de mayo mantener la jornada actual y hacer desaparecer la flexibilidad individual, aunque no la colectiva que quedaría a expensas de las necesidades de producción en cada una de las plantas.

Bridgestone propone mantener la jornada actual y establecer una flexibilidad colectiva de entre 15 y 25 días anuales, con algunas variaciones en las condiciones económicas en cuanto a las retribuciones.

Los conceptos y cuantías que el trabajador cobraría esos días están condicionados a que se acepte una mayor o menor flexibilidad, pero podrían ir desde no abonar nada los primeros 13 días de ese periodo y el resto un 50 por ciento del salario, hasta pagar los primeros siete días los pluses y el resto el mismo 50 por ciento de la nómina.

Respecto a otros conceptos, la empresa rechaza pagar los pluses en las horas extras y aplicar un recargo del 75 por ciento y mantiene su intención de eliminar la antigüedad, modificar el sistema de primas y rebajar el plan de pensiones.

Pese a considerar que la nueva propuesta supone un avance en la negociación, los sindicatos de la planta de Bridgestone en Puente San Miguel han asegurado que las condiciones de la oferta distan de ser las reclamadas por los trabajadores.