Brabus SLS AMG: Fibra de Carbono para un peso pluma

a fondo Brabus SLS AMG 1
David Ordás24 sep 2010
El prestigioso preparador germano Brabus, especialista en Mercedes, no podía menos que ofrecernos su versión refinada del SLS AMG, con un programa de Tuning tan exclusivo como el propio modelo para el que ha sido concebido.
Fibra de Carbono para un peso pluma
Hace apenas unos meses, Hamman, otro preparador de gran prestigio y competidor directo de Brabus, lanzaba el Hamman SLS AMG del que nos hacíamos eco en autocity, anticipándose al sacar al mercado el primer kit de personalización para el nuevo deportivo de la marca de la estrella. Pero no han pasado ni dos meses, y la esperada respuesta de Brabus ya está en la calle, con un programa de tuning exclusivo con el que hacer aún más atractivo y dinámico el Mercedes SLS AMG alas de gaviota.

Gimnasio y dieta

Los chicos de Brabus han sometido al Mercedes SLS, no solo a unas efectivas sesiones de gimnasio, definiendo su musculatura con nuevas entradas de aire, alerón trasero y un llamativo difusor, sino a una verdadera cura de adelgazamiento, con el fin de hacer del Brabus SLS AMG, un modelo no solo más atractivo sino también más dinámico.

Para ello no se ha escatimado en materiales ni en tecnología, comenzando por los propios aditamentos aerodinámicos del kit de exterior, que han sido realizados íntegramente en fibra de carbono, y sometidos a test aerodinámicos en el túnel del viento para comprobar su eficacia. La nueva línea de escape, que acaba en 4 llamativas salidas de escape, ha sido fabricada integramente en titanio, con lo que no solo aporta 10cv extras, sino que pesa un 40% menos que la original, restándole 12 kg al peso del conjunto.

También se ha prestado especial atenció a las ruedas, montando unas llantas modelo ultra-light Brabus Monoblock F Platinum Edition, un 12% más ligeras que las originales, gracias a las que se consiguen rebajar unos kilos en un punto clave para el vehículo. El montaje escogido, con 20 pulgadas para el eje delantero y 21 pulgadas para el trasero y neumáticos de altas prestaciones en medida 275/30 ZR 20 y 295/25 ZR 21, garantiza junto con la nueva suspensión deportiva, un comportamiento impecable en cualquier situación.

Precisamente en la suspensión, Brabus ha montado el sistema de altura y dureza ajustable Brabus Ride Control, gracias al cual el conductor puede escoger entre varios ajustes de dureza y altura, pudiendo optar por rebajar la altura del vehículo hasta 40mm para un comportamiento casi de circuito, o por una suspensión más blanda que la original cuando se rueda en una carretera bacheada.

Un interior echo a medida del cliente, con un velocímetro tarado hasta 400 km/h nos advierte que el programa de tuning de motor Brabus para el V8 de 6.3 litros está ya en su última fase de desarrollo, y pronto a los 10cv que aporta el nuevo sistema de escape se le sumará una importante inyección de potencia.