Brabus Rocket 800: Un cohete en el salón de Frankfurt

a fondo Brabus Rocket 800 1
David Ordás15 sep 2011
El sedan más rápido del mundo ve la luz en Frankfurt, de la mano del preparador germano Brabus, que ha transformado el nuevo Mercedes CLS en un auténtico misil capaz de superar los 370 km/h.
Un cohete en Frankfurt
El Salón de Frankfurt es el lugar elegido por muchas de los grandes fabricantes para mostrar al mundo los nuevos modelos para el año próximo, los concept que marcarán sus próximos diseños, o las tecnologías que utilizaran en sus modelos más innovadores. Pero también es el salón en el que algunos de los más importantes preparadores sorprenden a los visitantes, y al mundo entero, con sus últimas creaciones. Es el caso de Brabus, que no ha querido dejar de pasar la ocasión de mostrar el que con más de 370 km/h de velocidad punta, se convierte en el sedan más rápido del mundo: el Brabus Rocket 800.
No es la primera vez que Brabus lanza al mercado el sedan más rápido del mundo. Antes ya lo hizo y así os lo contamos desde autocity, con el Brabus SV12 R Biturbo 800, o con el exclusivo Brabus E V12 One of ten, del que solo se fabricaron 10 unidades para todo el mundo. Ahora le toca el turno al nuevo Mercedes CLS, que con el sobrenombre Rocket, promete sensaciones de infarto gracias a los 800 CV que esconde bajo el capó.
Esta sorprendente cantidad de par esta disponible desde las 2.100 revoluciones, lo que garantiza una respuesta contundente desde muy bajas vueltas, y al igual que en el resto de modelos de Brabus que montan el SV12 R Biturbo, el par ha tenido que ser limitado electrónicamente a 1.100Nm. Por primera vez, este motor se combinará con la nueva caja de cambios automática de 7 velocidades con levas para escoger las marchas sin soltar las manos del volante. Un diferencial de deslizamiento limitado garantizará que la potencia entregada exclusivamente a las ruedas traseras, no se transforme únicamente en neumáticos quemados.

a fondo Brabus Rocket 800 2

Las prestaciones que declara el Brabus Rocket 800 son tan contundentes como sus valores de potencia y par. Aunque lo que le convierte en la berlina más rápida del mundo es su velocidad máxima, superior a los 370 km/h, lo que de verdad nos asusta es su capacidad de aceleración, que es capaz de ponerlo a 100 km/h desde parado en solo 3,7 segundos, y llegar a 200 km/h en solo 9,8 segundos. Los 300 km/h se alcanzan a los 23,8, confirmando que el sobrenombre de Rocket es más que merecido por este auténtico cohete con ruedas.
La exclusividad de tener en el garaje del sedán más rápido del mundo tiene un precio. Estamos hablando de 429,000 Euros, cifra que puede elevarse mucho más si el cliente solicita alguna personalización especial, como las de tapicería o interior, que hagan de su Rocket 800 un automóvil aún más exclusivo.